Sin protección para nuestra fauna

 
EXTRACTO GRATUITO

El 28 de enero pasado, personal del Parque Nacional Los Glaciares encontró, junto al camino que une El Chaltén con el Lago de Desierto, en la provincia de Santa Cruz, un ejemplar de huemul hembra moribundo, presumiblemente atropellado. El animal, que murió antes de poder ser atendido, fue trasladado a El Chaltén, donde se comprobó que había recibido un impacto de bala en el maxilar inferior. Conclusión, la hembra fue víctima de la caza furtiva, en un paraje situado en la Reserva Provincial Lago del Desierto, contigua al Parque Nacional Los Glaciares.El episodio reviste gravedad, por cuanto el huemul, el ciervo nativo presente sólo en la Argentina y en Chile, es uno de los mamíferos cuya conservación despierta singular preocupación. Se trata probablemente de la especie que goza de la mayor protección legal en materia de conservación en nuestro país, categorizada como la especie de ciervo más amenazada de extinción de América del Sur por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN). Ha sido declarada monumento natural nacional por ley (máxima protección legal que se le otorga a la fauna a nivel nacional), y monumento provincial por las cuatro provincias donde aún existen poblaciones (Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz). Esta situación crítica condujo a la elaboración de un Plan Nacional de Conservación y Recuperación del Huemul, aprobado por nuestra máxima autoridad ambiental, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, por la Administración de Parques Nacionales y por las respectivas direcciones de Fauna de las provincias ya mencionadas.Los cancilleres de la Argentina y de Chile han firmado recientemente un memorándum para la conservación binacional de la especie y es inminente el dictado de un decreto del PEN, específicamente referido a esta especie. El huemul forma pequeñas poblaciones en hábitats reducidos y fragmentados, consecuencia de la intervención...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA