Propuestas delirantes

Quien actúa como jefe de un grupo de activistas callejeros conocido bajo el ambiguo nombre de Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep) ha hecho, como se sabe, un llamamiento a que el próximo gobierno encare una reforma agraria. Comenzaría por la expropiación de 50.000 parcelas y tendría por objetivo contra el cual atentar los establecimientos de más de 5000 hectáreas, según el proyecto que propuso elevar a las autoridades que asuman el 10 de diciembre.Juan Grabois se ha hecho un lugar en los medios de comunicación a fuerza de pronunciar declaraciones escandalosas y de invocar influencias institucionales que dejan mal paradas a las instituciones en cuyo nombre sugiere a menudo que habla. Detrás de su prédica radicalizada se han alineado desde la titular de la organización Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, hasta el dirigente del Movimiento Evita Emilio Pérsico, en tanto que el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, se abstuvo de comentar públicamente la propuesta de Grabois, aunque habría dejado trascender que esos dichos corren por cuenta de quien los virtió.Sería una pérdida de tiempo detenernos en exceso de las demasías de quien personifica el papel del revoltoso en el viejo teatro de la vida. Ya bastante perturbación ocasionaron sus acólitos con su ruidosa irrupción en varios paseos comerciales de la ciudad de Buenos Aires. Sus demandas a grito pelado no hicieron más que perturbar a gente de trabajo y a otras personas que se hallaban en esos lugares en tren de compras o de recreación. Al compás del estribillo "¡Vamos a volver!", los militantes de la Ctep reclamaron de viva voz la reforma de la ley de emergencia alimentaria, que se tratará en las próximas horas en el Congreso, e intentaron ingresar a algunos locales, lo cual llevó a varios comerciantes a bajar las persianas.En cuanto a la cuestión de una supuesta reforma agraria, se ha dicho bien que Grabois llega tarde, muy tarde. Desde la aplicación, en el siglo XIX, del Código Civil de Vélez Sarsfield, que ignoró las leyes de origen tribal del mayorazgo, las propiedades sujetas a juicios sucesorios se distribuyen según el número de herederos forzosos o de destinatarios de legados dispuestos por difuntos. A través de los años y del paso de innúmeras generaciones, los bienes rurales no solo han cambiado muchas veces de manos, sino que también se han fraccionado de tal...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR