El sueño de la canción propia

 
EXTRACTO GRATUITO

"Un cactus suaviza mis yemas con su piel, tienen cien años solo florece una vez... en tu nombre. En tu nombre (...) Cuando te busco no hay sitio en donde no estés y los medános seran témpanos, en el vértigo de la eternidad, y los pájaros serán árboles, en lo idéntico de la soledad... en tu nombre, en tu nombre", canta Abel Pintos con los ojos cerrados como si estuviera transportándose nuevamente a la ciudad sagrada de los quilmes, allí donde grabó su último álbum y DVD documental Sueño dorado (2012). Ese disco que vendió cerca de cien mil copias y la versión de "Cactus" de Gustavo Cerati, que ahora vuelve a sonar en el ensayo antes de la serie de shows en Luna Park, lo está llevando muy lejos."Siento que con este disco toda mi música terminó de tomar cuerpo, que me definió como artista. Yo vengo haciendo una búsqueda ecléctica que con este disco terminó de cerrarse conceptualmente. Sueño dorado redondeó perfectamente ese balance por mi recorrido en la canción popular; y «Cactus» identificó todo lo que nos sucedía musical y emocionalmente en ese lugar místico, rodeados de cardones en las ruinas de Quilmes", cuenta Abel Pintos y parece que regresara a todo lo que se produjo en esa intensa jornada en los Valles Calchaquíes.La intensidad emocional del registro en vivo, las nuevas versiones de sus temas con programaciones electrónicas y sonido electroacústico, la energía ancestral de las ruinas y ese sol apareciendo en el tema leitmotiv del álbum crearon algo distinto en la historia de Abel Pintos. Entonces, el fenómeno del cantante se disparó en las radios, en la televisión, en los rankings -fue el disco nacional más vendido de 2012-, en una serie de cinco teatros Ópera agotados el año pasado, y terminó por explotar en la temporada veraniega de los festivales folklóricos, donde se posicionó como uno de los artistas de mayor convocatoria, lugar que en otros momentos habían ocupado Soledad, Los Nocheros o El Chaqueño Palavecino."El crecimiento de la convocatoria es notable y eso yo lo viví en cada festival -confirma el músico, que ya tiene localidades agotadas para las primeras cuatro funciones en el Luna Park-. Considero que cuando pasan estas cosas en la música popular es porque aparece una propuesta nueva o algo distinto. Cuando apareció Soledad era novedad, lo mismo pasó con Los Nocheros y lo mismo con El Chaqueño Palavecino, que si bien es un músico tradicionalista hacía muchos años que no se veía algo de ese estilo. Pero en mi caso sinceramente lo que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA