La programación del Complejo Teatral de Buenos Aires, en busca del tiempo perdido

 
EXTRACTO GRATUITO

Si bien el Complejo Teatral de Buenos Aires es el organismo público que concentra la mayor cantidad de salas teatrales del país -el San Martín (cerrado por obras), el Alvear (cerrado desde mayo de 2014), el Sarmiento, el Regio y el Teatro de la Ribera-, para la presentación de la programación de 2017 Ángel Mahler, ministro de Cultura de la ciudad, y Jorge Telerman, director general y artístico del CTBA, optaron por realizar el anuncio en las salas y carpas itinerantes que el complejo instaló en pleno bosque de Palermo para el ciclo El San Martín en los Barrios.

Frente a una platea en la que estaban varios de los artistas que habitarán las salas (como Muriel Santa Ana, Leonor Manso, Antonio Grimau, Guillermo Fernández, Maricel Álvarez y Eleonora Wexler), Telerman presentó los títulos que poblarán las diversas salas del complejo. Como era de imaginar, la gran noche será alguna de marzo que todavía no fue definida, cuando se produzca la esperada y postergada reapertura del Teatro San Martín, la indiscutida nave insignia del complejo. Esa noche se estrenará El desierto entra en la ciudad, texto de Roberto Arlt que será dirigido por Pompeyo Audivert, con Daniel Fanego, Roberto Carnaghi y Juan Palomino entre su elenco.

Según imagina el ex jefe de gobierno de la ciudad y ex referente de cultura de Daniel Scioli, será el primer mojón de una serie de actividades destinadas a que "el CTBA vuelva a ser una fábrica de producción de sentido".

El estreno de este texto no tan conocido del autor de El juguete rabioso será parte de un eje temático que se extenderá por otras salas del San Martín. De hecho, para esa época del año, el Grupo de Titiriteros estrenará La isla desierta; el trío compuesto por Abel Gilbert, Gabo Ferro y Walter Jakob hará El astrólogo (un cuadro), basado en Los siete locos; mientras que la sala Leopoldo Lugones, que debería estar reabierta también en marzo, hará eje en el universo fílmico de Arlt.

A fin de año, Telerman imagina otro eje: "Será sobre la idea de las revoluciones, con el estreno local de una obra de Mariano Pensotti [Arde brillante en los bosques de la noche, inspirada en la revolución rusa y sus resonancias] que se complementará con charlas, ciclos de música y actividades extraescénicas que iremos definiendo. La temporada del año próximo será sensiblemente más corta que la de 2018 porque el San Martín se reabrirá en marzo y luego, en octubre, viene el FIBA."

En un aparte con algunos medios luego de la presentación, y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA