Programa de ocio

Teatro:La cultura posmoderna nos tiene habituados a las variaciones de los clásicos. Versiones, traducciones e intertextos son moneda corriente a la hora de poner en escena obras de Sófocles, Molière o Shakespeare. La propuesta de Shakespeare en la terraza, sin embargo, lleva al extremo estas prácticas. El espíritu del bardo inglés es despedazado y vuelto a armar a través de distintos formatos que, lejos de quitarle fuerza, ponen de relieve la potencia de su poética y su pensamiento. El "ser o no ser" recitado por seis actores en conjunto, el encadenamiento de sus monólogos como si fueran un texto único y el uso de una rueda de la fortuna que hace que cada representación sea única, son algunos de los recursos que utiliza en su puesta Agustín León Pruzzo. Todo con el marco de las cúpulas del centro histórico que funcionan como un escenario ideal.Cine:La nueva película de Paul Schrader -guionista deLiteratura:El universo distópico en el que se mueven los personajes de Pisano -ganador del premio Medifé-Filba 2020- recuerda al de Plop, la celebrada novela de Rafael Pinedo. En ambos casos se trata de un mundo futurista que, paradójicamente, propone un regreso a un primitivismo salvaje en una tierra desolada. Pero si la novela de Pinedo dependía de una historia que iba creciendo en personajes y situaciones, la búsqueda de Pisano va hacia el lado contrario al trabajar con fragmentos, con retazos de mundo. Así, los capítulos son cortos y elípticos, la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba