Profeta en su tierra: la Iglesia argentina, interpelada por el mensaje del Papa

 
EXTRACTO GRATUITO

Impactado por el mensaje y los gestos del http://canchallena.lanacion.com.ar/1665185-dilma-rousseff-invitara-al-papa-francisco-al-mundial-de-brasil-2014-en-el-fondo-hincha-por-n

un empresario del conurbano hizo una importante donación a Cáritas, que mantuvo en discreta reserva. Unos 120 jóvenes y adultos de la parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé, habituada a recibir ayuda para las familias carecientes de la villa 21, de Barracas, realizaron una misión en la Villa Chacarita, una comunidad mucho más pobre en Paraguay, donde se celebraron 700 bautismos. La movilización juvenil a Luján casi duplicó la cantidad de peregrinos. En noviembre, en adhesión al cierre del Año de la Fe, se hicieron confirmaciones masivas y recibieron el sacramento 11.600 niños, jóvenes y adultos en la arquidiócesis de Buenos Aires.

Son datos aislados que reflejan el entusiasmo que la figura del Papa ha generado en su tierra natal y que muestra una revitalización del clima en las parroquias argentinas.

Sin embargo, no hay datos oficiales que confirmen una tendencia creciente y sostenida de la participación de los fieles en las parroquias. Se palpa el entusiasmo y la alegría. Pero aún hay mucho por avanzar y por recorrer, afirman puertas adentro varios sacerdotes.

"Los gestos y la cercanía de con el mundo de la pobreza generan en la Iglesia un mayor compromiso. La acentuación de la opción preferencial por los pobres creó una sensibilización mayor en el país y eso multiplica la responsabilidad de los obispos y sacerdotes", explicó a LA NACION el obispo de San Isidro y presidente de Cáritas, monseñor Oscar Ojea.

Para Ojea, que acompañó durante tres años a Jorge Bergoglio como obispo auxiliar de Buenos Aires, la Iglesia "recién ahora está tomando conciencia del desafío en el que nos ha puesto Francisco; ha profundizado la apertura de tal manera que muchos fieles vienen e interpelan al sacerdote y nos exigen estar a la altura del Papa". En otras palabras, si antes muchos iban a misa sólo para escuchar al sacerdote, hoy se atreven a hacer observaciones e indicarle expresamente: "Esto es lo que haría el papa Francisco".

"El Papa ha hablado mucho y directamente a los obispos y a los sacerdotes. La gente tiene muy en claro hacia dónde debe ir la Iglesia y los fieles nos lo hacen saber", admitió el obispo de San Isidro, que en su diócesis encabezó el gesto inédito de pedir públicamente disculpas por un lamentable caso de abusos de un sacerdote.

Para el padre...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA