Procuran frenar el narcomenudeo en la región metropolitana

 
EXTRACTO GRATUITO

Más allá de los operativos en la frontera norte y los golpes dados a la red de transporte de drogas, una de las preocupaciones principales de los vecinos de la región metropolitana es el aumento de los puestos minoristas de venta de drogas.

Un reciente informe del Observatorio de la Deuda Social, que depende de la Universidad Católica Argentina (UCA), reveló que la percepción social sobre la comercialización de estupefacientes en los barrios aumentó 40 por ciento en los últimos seis años. Por mucho tiempo se tomó a los llamados quioscos de drogas como eslabones menores de la cadena narco y, al no ser considerados relevantes en las investigaciones, todos los poderes del Estado miraron hacia otro lado mientras se convertían en búnkeres. Con el peligro narco más visible se puso atención también en esos puestos de venta de droga que están a la vista de los vecinos.

El juez federal Marcelo Martínez de Giogi recibió ayer otra causa por narcomenudeo, al ser atrapadas por agentes de la Prefectura varias personas que se dedicaban a la venta de cocaína en la villa Zavaleta. Ese asentamiento de unas 65 hectáreas se ubica entre los barrios de Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya. Viven allí unas 50.000 personas.

Tres de los sospechosos arrestados por el personal de la Dirección de Protección Ciudadana de la Prefectura llevaban unos 80 envoltorios con cocaína, mientras que otro sospechoso fue detenido con marihuana y dosis de paco listas para su comercialización, según informó ayer la fuerza de seguridad federal que actuó en los procedimientos.

Otros dos hombres fueron apresados en la villa Zavaleta por posesión de varias armas de puño y se encontró en la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA