Procuración del Tesoro de la Nación - 238/10

Fecha de la disposición:19 de Enero de 2011
 
EXTRACTO GRATUITO

Miércoles 19 de enero de 2011 Segunda Sección BOLETIN OFICIAL N'º 32.073 14

3.2. SUCESIONES NUEVAS JUZGADOS NACIONALES EN LO CIVIL Publicación extractada (Acordada N'º' 41/74 C.S.J.N.) Se cita por tres días a partir de la fecha de primera publicación a herederos y acreedores de los causantes que más abajo se nombran para que dentro de los treinta días comparezcan a estar a derecho conforme con el Art. 699, inc. 2'º, del Código Procesal en lo Civil y Comercial.

Juzg. Sec. Secretario Fecha Edicto Asunto Recibo 2 UNICA SERGIO DARIO BETCHAKDJIAN 10/09/2010 JORGE AZIZI HANNA 4865/11 e. 19/01/2011 N'º' 1765 v. 21/01/2011

  1. Información y Cultura 5.2. PROCURACION DEL TESORO - DICTAMENES % 14 % SERVICIO EXTERIOR DE LA NACION. Destino. Impugnación. Improcedencia. Orden de servicio. Efectos. EMPLEADOS PUBLICOS. Orden de servicio. Actuaciones sumariales. Efectos.

    ACTO ADMINISTRATIVO. Requisitos esenciales. Dictamen jurídico previo. Omisión. Saneamiento. Causa. Motivación. PROCURACION DELTESORO DE LA NACION. Competencia. Dictamen. Cuestiones de oportunidad, mérito y conveniencia.

    Corresponde rechazar el recurso jerárquico interpuesto por el Secretario de Embajada y Cónsul de Tercera Clase D, contra la resolución que dispuso trasladarlo de la embajada de la República ante el Reino de Tailandia al Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, toda vez que la referida resolución, constituye un acto regular, ajustado al ordenamiento jurídico aplicable. En el caso del funcionario recurrente, de conformidad con la normativa aplicable, artículos 54 y 56 de la Ley N'° 20.957, como principio, estaría destinado un mínimo de cuatro años en la Embajada del Reino de Tailandia, pero ese período se vio limitado por resolución del ministerio del área correspondiente, es decir, por el funcionario con competencia (delegada) para hacerlo. La falta de motivación del acto impugnado que alega el recurrente en su recurso, no alcanza mérito para desvirtuar su legitimidad, pues si bien en el considerando de la resolución atacada no se han expresado de manera concreta los motivos que constituyen su causa, de los antecedentes que obran en el expediente, se vislumbra la existencia de causa suficiente para el dictado de la orden de traslado cuestionada.

    La resolución impugnada, cuya forma reviste el carácter de orden de servicio en los términos del artículo 54 de la Ley N'° 20.957, constituye una declaración de voluntad de un órgano estatal, en ejercicio de función administrativa, productora de efectos jurídicos directos y particulares para el respectivo agente.

    La existencia de actuaciones sumariales no puede justificar secreto o confidencialidad alguna que impida al agente tomar conocimiento de los antecedentes de una orden de servicio respecto de la cual es su destinatario (conf. Fallos 306:370).

    La orden de traslado constituye un acto administrativo cuya emisión, en cuanto afecta o puede afectar la esfera de los derechos de su destinatario, exige, como principio, la emisión previa de un dictamen proveniente de los servicios jurídicos permanentes de asesoramiento jurídico, en los términos del artículo 7'°, inciso d), de la Ley N'° 19.549.

    La prescindencia del dictamen jurídico previo no puede encontrar justificación en la doctrina de la Procuración del Tesoro de la Nación citada en el párrafo séptimo del Considerando del proyecto de decreto (conf. Dict. 158:54).

    La falta de dictamen jurídico previo, pierde virtualidad frente a la existencia de un dictamen jurídico posterior, emitido en oportunidad de tratarse el recurso jerárquico interpuesto por el interesado, siempre y cuando no se observan vicios en el resto de los elementos del acto administrativo atacado (conf. Fallos 301:955 y Dict. 197:162).

    La Ley Nacional de Procedimientos Administrativos N'° 19.549 se enrola en una concepción objetivista, que considera causa del acto administrativo a los antecedentes o circunstancias de hecho o de derecho que en cada caso justificaron su dictado. Si bien como regla, el Considerando de todo acto administrativo debe referirse a los motivos que llevaron a su dictado, se ha entendido, en determinados supuestos, cumplida la exigencia de motivación con los antecedentes de la causa.

    En determinadas circunstancias, se ha aceptado la motivación no contextual o in aliunde, es decir, aquella que aparece separada del acto que motiva (conf. Dict. 199:43; 209:248; 236:91; 264:83).

    Debe considerarse que existe motivación suficiente si obran informes y antecedentes con fuerza de convicción, dado que a las actuaciones administrativas se las debe considerar en su totalidad y no aisladamente, porque son parte integrante de un procedimiento y, como etapas de él, son interdependientes y conexas entre sí y el acto administrativo puede integrarse con los informes que lo preceden (conf. Dict. 156:467; 199:43; 209:248; 236:91; 242:467).

    La motivación in aliunde o contextual responde al principio de la unidad del expediente y se puede encontrar en los informes y antecedentes con fuerza de convicción que obren en las actuaciones administrativas (conf. Dict. 199:427; 209:248: 236:91).

    La exigencia de la motivación no implica sustentar un ritualismo excesivo, y tal exigencia no puede desvincularse de la amplitud de las facultades ejercidas por la Administración (conf.

    Fallos 311:1206).

    No corresponde a la Procuración del Tesoro de la Nación precisar si la prueba es o no conducente, toda vez que se trata de una cuestión, en principio, ajena a la competencia de este Organismo Asesor y propia de la autoridad llamada a resolver.

    Una vez delimitados los aspectos estrictamente jurídicos de una cuestión, escapa a la Procuración del Tesoro de la Nación tener que expedirse acerca de la oportunidad o conveniencia de la decisión adoptada o que se pretende adoptar.

    Dict. N'° 238/10, 6 de octubre de 2010. Expte. N'° 43.809/08. Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto. (Dictámenes 275:31).

    Expte. N'º 43.809/08

    MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES, COMERCIO INTERNACIONAL Y CULTO BUENOS AIRES, 06 de octubre de 2010.

    SEÑOR SUBSECRETARIO TECNICO DE LA SECRETARIA LEGAL Y TECNICA DE LA PRESIDENCIA DE LA NACION:

    Se consulta a esta Procuración del Tesoro de la Nación con relación al proyecto de decreto por el cual se rechaza el recurso jerárquico interpuesto por el Secretario de Embajada y Cónsul deTercera Clase D, contra la Resolución del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto (MRECIyC) N'º 1742, del 15 de septiembre de 2008, que dispuso trasladarlo …de la Embajada de la República ante el REINO DE TAILANDIA al MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES, COMERCIO INTERNACIONAL Y CULTO… (fs. 5).

    – I – HECHOS Y ANTECEDENTES 1. El señor Secretario de Embajada y Cónsul de Tercera Clase D, fue trasladado por razones de servicio, del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto a la Embajada de la República en el Reino de Tailandia, por Resolución MRECIyC N'º 2273 del 31 de octubre de 2006 (v. fs. 83/84).

  2. A fojas 82 obra copia certificada del Memorandum N'º 130, del 4 de septiembre de 2008, a través del cual la Dirección General de Recursos Humanos y Planeamiento Organizacional dejó constancia de que, …atento a razones de servicio, la solicitud realizada por el funcionario y de acuerdo a lo dispuesto por la Superioridad, se hace necesario disponer el traslado de la Embajada de la República en el REINO DE TAILANDIA al MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES, COMERCIO INTERNACIONAL Y CULTO, del Sr. Secretario de Embajada y Cónsul de Tercera Clase D. (M.I.

    20.004.122).

  3. Concordantemente, por Resolución MRECIyC N'º 1742 del 15 de septiembre de 2008, se ordenó dicho traslado (v. fs. 5).

  4. El Secretario quedó notificado de esa decisión el día 15 de septiembre de 2008, según se desprende del correo electrónico del propio interesado cuya copia obra a fojas 64, concordante con los informes de fojas 6, 63 y 137.

  5. El interesado —mediante telegrama del 1 de octubre de 2008— interpuso recurso de reconsideración y jerárquico en subsidio contra la referida resolución y solicitó vista de las actuaciones (v. fs. 1).

  6. La Dirección General de Asuntos Jurídicos del ministerio de origen expresó que debía considerarse a esa presentación como un recurso jerárquico en virtud de haberse efectuado a los doce días de producida la notificación de la resolución...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA