Procesan a dos jefes policiales por enriquecimiento

 
EXTRACTO GRATUITO

Hasta diciembre pasado, el comisario retirado de la Policía Federal Argentina (PFA) Claudio Lucione trabaja como asesor del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño. Antes había sido gerente de Seguridad de Boca Juniors, contratado bajo la gestión de Daniel Angelici.

Su colega, el comisario inspector Osvaldo Tapia, era el jefe operativos de las comisarías de la zona sur de la ciudad. Pero, también en diciembre pasado, fue desplazado por el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Martín Ocampo.

Ambos acaban de recibir un nuevo revés judicial. La Cámara del Crimen confirmó el procesamiento por enriquecimiento ilícito, que prevé una pena de entre dos y seis años de prisión, que había dictado en las vísperas de la pasada Navidad el juez de instrucción porteño Hernán López. La causa se encamina al juicio oral y público.

El fallo unánime de la Sala VII, integrada por Mariano Scotto, Mauro Divito y Jorge Rimondi, se conoce en una semana clave, además, para José Potocar. En las próximas horas el juez Ricardo Farías debe decidir la situación del ex jefe de la fuerza, que está detenido y acusado de liderar una asociación ilícita que extorsionaba a comerciantes y empresarios de Núñez y Saavedra.

"Lucione ha tenido un notable incremento de su patrimonio en los últimos años y que no ha podido justificar, aún considerándose el valor que el propio imputado asigna a los bienes inmuebles", sostuvieron en su resolución los jueces Scotto, Divito y Rimondi. Respecto de Tapia, afirmaron: "El plexo probatorio reunido permite concluir en que el imputado no ha podido justificar el incremento de su patrimonio".

Presuntas extorsiones

El juez López tiene a su cargo una causa, iniciada en 2013 por la presunta exigencia de pagos a comerciantes del barrio de Balvanera a cambio de protección policial. En ese momento se comenzó a investigar a la por entonces cúpula de la comisaría 7a., donde se desempeñaron Lucione y Tapia.

En agosto de 2008, el comisario Lucione compró una casa en Cariló, en Pinamar, por la que, según sus declaraciones juradas, pagó $ 219.000. Su colega Tapia, en 2010, adquirió, después de recibir una herencia, una embarcación, un departamento de 55 metros cuadrados y un automóvil Peugeot 207 0 km.

"Puntualmente, en lo que respecta a Lucione y Tapia se encuentra...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA