Procesado por violar y estrangular a una chica

 
EXTRACTO GRATUITO

Un albañil será juzgado desde hoy por el asesinato de Keila Luján Reinoso, una chica de 13 años que en diciembre de 2013 fue encontrada violada y estrangulada en una alcantarilla de la ciudad catamarqueña de Tinogasta.

Manuel Antonio Hernández, riojano, de 42 años, está acusado de abuso sexual con acceso carnal seguido de femicidio, por el que podría ser condenado a prisión perpetua.

Según fuentes judiciales, este albañil era allegado a la familia de Keila y está acusado de haber interceptado a la víctima la mañana del 14 de diciembre de 2013, cuando la chica salió de su casa -donde vivía con sus padres y dos hermanos- para hacer unas compras en una carnicería en la localidad cordillerana de Fiambalá, a unos 320 kilómetros de San Fernando del Valle de Catamarca.

Se presume que el homicida llevó a Keila hasta el paraje El Shincal, donde la violó y asesinó, y finalmente descartó su cuerpo en una alcantarilla de Tinogasta.

Preocupada porque no regresaba, Marylin Reinoso fue a buscar a su hija Keila al comercio al que la había enviado, pero allí le dijeron que la chica nunca había llegado.

La mujer primero pensó que su hija podría haberse fugado a raíz de una discusión que habían mantenido la noche anterior, por lo que se dirigió a la comisaría local para denunciar la desaparición.

A partir de esa denuncia, el personal policial se entrevistó con varios vecinos del barrio y realizó una serie de rastrillajes en busca de la adolescente, de los que llegó a participar el propio Hernández.

De hecho, el albañil fue detenido un día...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA