Las problemáticas ambientales y su recepción en recientes fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación

Autor:Stinco, Juan
Páginas:237-258
 
EXTRACTO GRATUITO
REDEA. DERECHOS EN ACCIÓN | Año 2 Nº 4 | Invierno 2017
pág. 237
JURISPRUDENCIA |
Las problemáticas ambientales y su recepción en recientes
fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación
Por Stinco Juan
1. Introducción
Desde la creación de la Secretaría de Juicios Ambientales en el ámbito
de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, se ha percibido una crecien-
te actividad jurisprudencial en la materia. A partir de la incorporación de
especialistas y de la jerarquización de la función, extremo esperado -dado
la precedente elevada consideración de estos tópicos por nuestro máximo
Tribunal- resulta interesante describir la evolución actual de la jurispruden-
cia ambiental.
Con tal propósito, pasaremos breve revista a los fallos que considera-
mos más relevantes dictados por la Corte Suprema durante los años 2015 y
20161, nalizando con algunos comentarios a modo de conclusiones. Con
tal propósito, hemos seguido un orden de asociación temática, y en esta
oportunidad decidimos agruparlos por su preponderante importancia en
materia procesal o en los aspectos sustanciales por la aplicación central de
algún principio especíco de la materia.
A) Precedentes que ajustan los rigorismos procesales a la materia
ambiental
1. La excepción de defecto legal respecto de las demandas ambientales
debe tener una interpretación adecuada que no impida la tutela del bien
colectivo.
En la causa CSJ 1569/2004 (40-M)/CS1, autos “Mendoza, Beatriz Silvia
y otros e/ Estado Nacional y otros s/ daños y perjuicios - daños deriva-
dos de la contaminación ambiental del Rio Matanza Riachuelo”2, en lo que
constituyó un avance procesal del expediente principal vinculado con el
saneamiento de la Cuenca Matanza-Riachuelo, en fecha 19/2/2015 nues-
tro máximo Tribunal dictó auto donde tuvo por contestadas las demanda y
analizó la excepción de defecto legal opuesta por las demandadas.
Nuestro máximo Tribunal rechazó dicha excepción armando que
corresponde rechazar la excepción de defecto legal si la for-
ma en que la actora ha planteado su reclamo -a pesar de lo
escueto de la narración de los hechos ocurridos y de la gené-
1 El relevamiento de caso fue realizado directamente de la página web ocial del máximo
tribunal. https://sj.csjn.gov.ar/sj/
2 Disponible en http://sjconsulta.csjn.gov.ar/sjconsulta/documentos/verUnicoDocumen-
toLink.html?idAnalisis=719027
REDEA. DERECHOS EN ACCIÓN | Año 2 Nº 4 | Invierno 2017
pág. 238 | JURISPRUDENCIA
rica imputación de responsabilidad efectuada-, no le impidió
de manera alguna a los codemandados el ejercicio amplio de
su defensa, tal como de modo maniesto se desprende de las
contestaciones respectivas. Ello es así, pues no hay estado de
indefensión si la cosa demandada ha sido denunciada con
precisión con lo que no surgen dudas respecto del alcance de
la pretensión de la actora y de las posibilidades de los deman-
dados de plantear las defensas que estimen pertinentes…
Que, por el contrario, la eventual admisión en el caso de la
defensa de defecto legal importaría alterar esencialmente
el espíritu de la demanda que se sustenta en las normas del
artículo 41 de la Constitución Nacional y en la Ley 25.675
General del Ambiente. Y no hay dudas de que la presente
causa tiene por objeto la defensa del bien de incidencia co-
lectiva congurado por el ambiente. En este caso, los actores
reclaman como legitimados extraordinarios para la tutela de
un bien colectivo, el que por naturaleza jurídica, es de uso co-
mún, indivisible, ya que primero corresponde la prevención,
luego la recomposición y -en ausencia de toda posibilidad,
dará lugar al resarcimiento (Fallos: 329:2316).
.
Asimismo reiteró el criterio procesal que debe primar en las causas am-
bientales. En efecto, expresó la Corte que
(…) en este orden de ideas, como lo estableció el Tribunal
en el recordado precedente de Fallos: 329: 3493, en asuntos
concernientes a la tutela del daño ambiental las reglas pro-
cesales deben ser particularmente interpretadas con un cri-
terio amplio que ponga el acento en el carácter meramente
instrumental de medio a n, revalorizando las atribuciones
del Tribunal al contar con poderes que exceden la tradicio-
nal versión del “juez espectador”… De ello se der iva que la
aplicación mecánica o literal del Código de rito para impu-
tar defecto legal a una demanda cuya pretensión responde a
presupuestos sustanciales diversos de aquellos que se tuvie-
ron en mira al dictar la normativa procedimental, peca de
excesivo rigorismo formal, que se opone en forma maniesta
al artículo 41 de la Constitución Nacional y a la ley 25.675
General del Ambiente.
2. La intervención de terceros en los procesos ambientales
Nuestro máximo Tribunal determinó que, en los procesos colectivos y
en materia ambiental, existen límites a intervenciones de terceros.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA