Más problemas para Bachelet

Las calles de las principales ciudades de Chile volvieron a presenciar las protestas ?una vez más, ruidosas y masivas? de decenas de miles de docentes y estudiantes secundarios y universitarios que expresaron a viva voz su profunda disconformidad con la reforma educativa en marcha. Tanto en Valparaíso como en Concepción, esas protestas se descontrolaron y derivaron en desmanes que, lamentablemente, provocaron dos muertes en la primera de esas ciudades, durante un incidente colateral que está siendo investigado por un fiscal especial.

De esta manera, la cuestión educativa, que aún no ha sido definitivamente resuelta por las autoridades y que originara grandes protestas callejeras en todo Chile desde 2011, ha vuelto a ponerse sobre el tapete.

Para la debilitada presidenta Michelle Bachelet, esto suma un nuevo problema, cuando su actual gestión ?castigada por escándalos de corrupción cercanos a ella? obtiene hoy apenas el 30% de aprobación y cuando su falta de claridad en la conducción ha generado desconfianza en los operadores y ha obligado a la primera mandataria a tener que cambiar no sólo al equipo político, sino también al responsable de la conducción económica, en lo que parece un inocultable giro hacia el centro.

Ocurre que las protestas evidencian la necesidad de tener que seguir trabajando, pero ahora desde la debilidad y con un público que ha regresado a la impaciencia sobre un tema particularmente sensible como es el de la educación superior. Respecto de éste, su gobierno ha logrado hacer aprobar algunas reformas en enero último, sobre la selección...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba