Problemas en el abastecimiento de combustibles

 
EXTRACTO GRATUITO

La Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (Cammesa), responsable de la logística de compra y distribución del combustible para las centrales que generan electricidad, suspendió sorpresivamente a navieras argentinas del contrato. En tanto, la estatizada YPF -que participa como un operador más- contrata buques extranjeros para la distribución de fueloil y gasoil a las usinas portuarias.Cammesa suspendió a cinco de los 16 buques de bandera nacional, charteados por los traders globales Glencore y Vitol para distribuir el combustible importado. Cada buque cuesta unos US$ 25.000 por día.Si bien Cammesa aseguró que prorrogaría los contratos automáticamente, a fines de julio operó el vencimiento y no lo renovó. Pero sólo dejó afuera a armadores nacionales. Fuentes del mercado aseguraron que en las próximas semanas ascenderían a 11 los barcos nacionales desafectados.En tanto, los gremios de la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra) decidieron negar los servicios esenciales para todos los buques tanque bajo el contrato de Cammesa (remolque, amarre y transporte de prácticos a zona común) como protesta."Cammesa dejó afuera a barcos argentinos, pero continúa operando con buques extranjeros, que hacen cabotaje con tripulantes extranjeros y dejan afuera a trabajadores argentinos", dijo a LA NACION Juan Carlos Pucci, secretario de Asuntos Marítimos de la Fempinra.Ante una consulta de LA NACION, Cammesa se reservó el derecho de realizar declaraciones.Este conflicto podría derivar en el desabastecimiento de combustibles en las usinas portuarias de Bahía Blanca...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA