El problema del hambre

Autor:Joao Pedro Stedile; D. Tomas Balduino
RESUMEN

En 1960 había 80 millones de seres humanos que pasaban hambre en todo el mundo. En aquella época, Josué de Castro, que ahora cumpliría 100 años, marcaba posición con sus tesis acerca de que el hambre era consecuencia de las relaciones sociales, no resultado de problemas climáticos o de la fertilidad del suelo. (...)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Joao Pedro Stedile: Economista e integrante de la coordinación nacional del MST y de la Vía Campesina.

D. Tomas Balduino: Obispo emérito de la Diócesis de Goiás y consejero permanente de la CPT (Comisión de la Pastoral de Tierra), órgano vinculado con la CNBB (Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil). ALAI-AmLatina alainet.org San Pablo

Soberanía alimentaria y agricultura

En 1960 había 80 millones de seres humanos que pasaban hambre en todo el mundo. En aquella época, Josué de Castro, que ahora cumpliría 100 años, marcaba posición con sus tesis acerca de que el hambre era consecuencia de las relaciones sociales, no resultado de problemas climáticos o de la fertilidad del suelo. El capital, con sus empresas transnacionales y su gobierno imperial de Estados Unidos, buscó dar una respuesta al problema: creó la llamada Revolución Verde. Esta constituyó una gran campaña de propaganda para justificar ante la sociedad que bastaba “modernizar” la agricultura, con el uso intensivo de máquinas, fertilizantes químicos y venenos. De esta forma, la producción aumentaría y la humanidad acabaría con el hambre.

Pasaron 50 años, la productividad física por hectárea aumentó mucho y la producción total se cuadruplicó a nivel mundial. Pero las empresas transnacionales se hicieron cargo de la agricultura con sus máquinas y fertilizantes químicos. Ganaron mucho dinero, acumularon bastante capital, y así hubo una concentración y centralización de las empresas. Actualmente, no más de 30 conglomerados transnacionales controlan toda la producción y el comercio agrícola mundial.

¿Cuáles fueron los resultados sociales?

Los seres humanos que pasan hambre aumentaron de 80 a 800 millones. Sólo en los últimos dos años, a causa de la sustitución de la producción de alimentos por agrocombustibles, de acuerdo con la FAO (Organización de Naciones Unidas para Agricultura y la Alimentación), aumentó en 80 millones más el número de hambrientos. Es decir, ahora son 880 millones. Nunca la propiedad de la tierra estuvo tan concentrada y hubo tantos migrantes campesinos saliendo del interior hacia las metrópolis y migrando de los países pobres a Europa y Estados Unidos. Hay 8 millones de trabajadores agrícolas mexicanos en Estados Unidos. Setenta países del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA