El problema de la discrepancia médica (Nota a fallo)

Autor:Benjamín H. Schoua
Páginas:341-347
 
EXTRACTO GRATUITO
341
JURISPRUDENCIA
PROCEDIMIENTO: Discrepancia entre
los dictámenes médicos de la empresa
y del trabajador. Acción meramente
declarativa
· Para dirimir la controversia planteada
entre el dictamen médico de la empresa y el
del profesional que asiste al trabajador en
cuanto al estado de salud de éste y si se en-
cuentra o no en condiciones de prestar tareas,
dada la falta de previsión legal al derogar la
ley 21.297 el art. 227 originario de la L.C.T. y
no haberse arribado a un acuerdo, la cuestión
debe encauzarse por la vía de la acción del
art. 322 del cód. procesal, como medio para
hacer cesar el estado de incertidumbre que
puede derivar en un perjuicio para alguna de
las partes del contrato.
2. — En caso de discrepancia sobre la ca-
pacidad del trabajador para reintegrarse a su
puesto de trabajo la empleadora debe agotar
los medios a su alcance a fin de mantener la
continuidad del vínculo antes de adoptar la
extrema decisión del despido.
3. — Para resolver la discrepancia médica
entre los profesionales de la empresa y los del
trabajador es admisible una actuación juris-
diccional preventiva que dilucide el aspecto
puntual con anterioridad a que el dependien-
te o el empleador avancen con las distintas
etapas del conflicto, a través de la acción del
art. 322, cód. procesal (D el dictamen del Pro-
curador General del Trabajo).
4. — Cuando la incertidumbre en la esfera
de las partes no proviene exactamente de las
decisiones de éstas sino de la conceptualización
médica de profesionales que discrepan en el
diagnóstico, el derecho procesal cuenta con una
vía típica para la elucidación de estas contro-
versias que ha sido descripta con precisión por
el art. 322 de dicho texto legal (Del dictamen
del Procurador General del Trabajo).
5. — No hay ninguna injerencia jurisdic-
cional en las facultades del empleador si es
éste el que recurre a los estrados judiciales
reconociendo la incertidumbre y el que, even-
tualmente, deberá fijar posición en ejercicio
El problema de la discrepancia médica
Por Benjamín H. Schoua*
Son frecuentes los casos en los que, ante u n
aviso de enfermedad, efectuado por el trabaja-
dor, el control médico realizado por el empleador
no reconoce ese estado, o entiende que ha finali-
zado, razón por la que le otorga el alta médica.
Si el médico del trabajador sostiene que éste
sigue enfermo, surge una discrepancia médica.
La ley de contrato de trabajo (texto original),
establecía en su art. 227 un procedimiento para
superar ese conflicto. El empleador debía hacer
un pedido de médico oficial a l Ministerio de
Trabajo, como autoridad de aplicación.
Ese procedimiento fue derogado por la re -
forma introducida por la ley 21.297, sin que se
lo reemplazara por algún otro mecanismo, no
obstante que en el mensaje de elevación se ex-
presara “suprimir la justific ación de inasisten-
cias con tan solo el certificado ex tendido por el
médico del empleado, suprimir el impracticable
contralor por médicos oficiales, para remitir la
dilucidación del caso controvertido a la decisión
jud ic ia l”.
La sanción de la indicada norma creó un
vacío legal. La doctrina, en forma pacífica, así
la consideró (Confr., garcía martínez, r., Enfer-
* El autor aclara que interv ino como abogado de
parte en el juicio del caso, p ero que entiende que se
trata de un problema generalizado que e s práctica-
mente inevitable en una práctica pr ofesional y que el
comentario no se propone polemiza r con la sentencia
comentada.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA