Prisión domiciliaria para López

 
EXTRACTO GRATUITO

El Tribunal Supremo de Justicia venezolano concedió la prisión domiciliaria al dirigente opositor Leopoldo López.

La decisión, luego de casi cuatro años de detención de López en una cárcel militar, es una muestra de que la dictadura de Nicolás Maduro siente tanto la presión internacional como los más de cien días de protestas de su pueblo, con 90 civiles asesinados por las fuerzas policiales y parapoliciales del régimen, más de mil heridos y cerca de 400 detenidos, muchos de ellos jóvenes estudiantes.

Es admirable la lucha de un pueblo en resistencia frente a una dictadura corrupta, en un país sumido en la miseria y en la peor crisis humanitaria de su historia. Como bien lo definió recientemente el presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela, monseñor Diego Padrón, mediante la legalización de una asamblea constituyente comunal se intenta "instalar una dictadura militar, socialista, marxista y comunista".

López, preso político y de conciencia, al igual que más de cuatrocientos opositores, como Daniel Ceballos, Antonio Ledezma, Gilbert Caro, Yon Goicoechea, por citar tan sólo a algunos dirigentes políticos, no debería haber estado nunca en prisión, si no fuera por la existencia de un gobierno dictatorial que, con la conocida impronta cubana, se opone a cualquier sistema republicano y democrático que respete las libertades.

Vale recordar la anulación del Referendo Revocatorio Constitucional; las postergaciones que evitan las elecciones regionales de gobernadores y ediles; la proscripción de muchos opositores; el avasallamiento de la Asamblea Nacional, cuyos miembros fueron salvajemente agredidos en el propio foro legislativo el pasado miércoles. Todo esto se vio coronado con la convocatoria a una asamblea constituyente comunal y popular, similar a los llamados "soviets" de 1918 o al sistema imperante en Cuba.

El propio López, a pocas horas del traslado a su domicilio, expresó en un comunicado: "Si mantener mi convicción de lucha por la libertad significa correr el riesgo de volver a una celda en Ramo Verde, estoy dispuesto a asumirlo. Hoy estoy preso en mi casa, pero también está así el pueblo de Venezuela", dando una muestra más de su dignidad y coraje cívico.

Asimismo, llamó al pueblo a permanecer en las calles y a participar en el plebiscito del próximo domingo, convocado por la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA