Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4, 11 de Marzo de 2022, expediente FMZ 031015965/2013/TO01/CFC001

Fecha de Resolución11 de Marzo de 2022
EmisorCAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4

Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4

FMZ 31015965/2013/TO1/CFC1

REGISTRO N° 212/22

En la ciudad de Buenos Aires, a los 11 días del mes de marzo de 2022, la S.I. de la Cámara Federal de Casación Penal integrada por el doctor M.H.B. como P. y los doctores J.C. y G.M.H., asistidos por el secretario actuante, se reúne a los efectos de resolver el recurso de casación interpuesto en la presente causa FMZ 31015965/2013/TO1/CFC1, caratulada “R.C., M.F. s/ recurso de casación”;

de la que RESULTA:

  1. El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°

    2 de M., provincia homónima, por veredicto de fecha 21 de mayo de 2021 y fundamentos dados a conocer el 2 de junio de ese año, resolvió -en cuanto aquí

    interesa-:

    I).- CONDENAR a MARCELO FABIAN RIDELL

    COPPI, DNI Nº 18.381.362 a la pena de CINCO (5) AÑOS

    DE PRISIÓN por encontrarlo autor penalmente responsable del delito previsto por el art 145 Bis,

    agravado por el art 145 Ter inc. 4 del C.P, en la modalidad de explotación de la prostitución ajena, por tres hechos en perjuicio de G.H, L.S.J, E.M.R.S, con más costas y accesorias legales. (Arts. 12, 40, 41, 45

    CP y arts. 530 y 531 CPPN)

    .

  2. Contra ese pronunciamiento, la defensa técnica del acusado R.C. interpuso recurso de casación; el cual fue concedido por el tribunal a quo el 16 de junio de 2021 y mantenido en esta instancia casatoria.

  3. El recurrente encauzó su presentación recursiva en el segundo supuesto previsto en el art.

    456 del C.P.P.N.

    En primer lugar, resaltó la inobservancia de la legislación sustantiva relacionada con el plazo razonable, derecho al que consideró vulnerado por la duración del proceso penal en cuestión.

    Fecha de firma: 11/03/2022

    Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: C.J.C., JUEZ DE CAMARA DE CASACION 1

    Firmado por: M.F.O., PROSECRETARIO DE CAMARA

    En concreto, tras detallar los puntos temporales y los plazos que demandó cada etapa de esta causa, entendió que “desde el inicio de la investigación a la fecha, han trascurrido más de 8

    años y 5 meses, sin que se cuente con sentencia firme,

    permaneciendo el Sr. R. sometido a proceso y bajo la incertidumbre de las resultas de la sentencia final, pendiendo ante su persona una pena de prisión de 5 años”.

    Por ello, estimó que la demora en el dictado de un pronunciamiento firme se debió a la conducta de las autoridades encargadas de llevar adelante la causa y que, en consecuencia, dicha deficiencia no puede ser puesta en cabeza de su defendido.

    Finalmente, tras citar el precedente “M.”

    de la C.S.J.N., manifestó que en el caso se produjo una violación al derecho a ser juzgado en un plazo razonable, lo que debía derivar en la absolución de su asistido.

    En segundo lugar, entendió que la sentencia condenatoria carece de los fundamentos mínimos como para poder ser considerada un acto jurisdiccional válido. En propias palabras, el recurrente afirmó que “la sentencia resistida adolece de un grave, notorio y manifiesto defecto o vicio de fundamentación, en relación a la errónea valoración e interpretación de la prueba, que la torna arbitraria pues tiene en cuenta sólo elementos de cargo, no realiza una labor de lógica, llegando a un resultado sin un desarrollo justificado y razonado de las pruebas incorporadas a la causa”.

    Al respecto, entendió que se valoró

    preeminentemente el testimonio de una de las víctimas –G.- cuando las otras dos víctimas relataron, a su criterio, una situación “disímil”.

    Por otro lado, consideró que los resultados de las conversaciones telefónicas de R.C. con un NN, en las que el primero acordaba la posibilidad de que un cliente tuviese un encuentro sexual con una Fecha de firma: 11/03/2022

    Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: C.J.C., JUEZ DE CAMARA DE CASACION2

    Firmado por: M.F.O., PROSECRETARIO DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4

    FMZ 31015965/2013/TO1/CFC1

    de las víctimas, fueron valorados erróneamente. Sobre el punto, consideró que “con este informe se lo intenta posicionar como controlador del funcionamiento del negocio, cuando en realidad evidencia que sólo consultaba (sin imponer) la disponibilidad de P.,

    para confirmar un turno. De lo que se colige que R. no llevaba agendas, ni otorgaba por sí mismo turnos, ni obligaba a la presencialidad, ni fijaba horarios, ni intervenía en las tarifas; sin dejar de subrayar que es la única conversación y mensaje hallado en relación a la actividad desarrollada en el inmueble, comunicación que además se produjo con una persona que no fue citada como testigo al debate”.

    En igual sentido, estimó que “quienes fueron consideradas víctimas por el acusador público durante este juicio, eran personas mayores, capaces, no atravesaban una situación de pobreza extrema, ni habían sido forzadas a escapar o huir de su hogar…sino por el contrario –según sus propios testimonios-

    habían elegido sin encontrarse sometidas a ningún tipo de coacción o fraude, ejercer la prostitución”. Por ello, aseveró que no se logró probar que su asistido haya violentado la libertad de las víctimas.

    Por otro lado, consideró que las pruebas no permitieron afirmar la configuración del verbo típico “acoger”, por el cual resultara condenado su defendido. En propias palabras, dijo que “no se constató el acogimiento típico, en el sentido de que las supuestas víctimas no fueron captadas previamente por nadie y conducidas al lugar, no escapaban de una situación de cautiverio, de privación de libertad en procura de refugio, situación que pudiera haber sido aprovechada por el imputado, quien tampoco indagó en relación a su situación económica o antecedentes laborales o familiares, por lo que mal puede aprovecharse de una situación que desconoce, sino que acudieron al lugar por su cuenta y se manejaban con total libertad, tal lo aseverado en sus testimonios”.

    Fecha de firma: 11/03/2022

    Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: C.J.C., JUEZ DE CAMARA DE CASACION 3

    Firmado por: M.F.O., PROSECRETARIO DE CAMARA

    Al respecto, destacó que el domicilio allanado se encontraba en pleno centro de la ciudad de M., lo que a su criterio impide entender que era imposible o dificultosa la escapatoria para las víctimas. Afirmó, además, que las víctimas llegaron por sus propios medios y no se les retuvieron sus documentos de identidad.

    Por último, consideró que la calificación legal acertada debió haber sido aquella vinculada con el art. 17 de la ley 12.331 (administración prostibularia), que por un concurso aparente por especialidad desplaza al delito de facilitación/explotación de la prostitución ajena (art. 125 bis del C.P.). Para más, el recurrente esbozó que “sostener, administrar o regentear un prostíbulo es siempre facilitar la prostitución; pero facilitar la prostitución no implica siempre sostener,

    administrar o regentear una casa de tolerancia y mucho menos acoger en con fines de explotación que tipifica el art. 145 bis. Éstos son modos especiales de facilitarla”.

    En consecuencia, el impugnante solicitó que se hiciera lugar al recurso, se casase la resolución impugnada y se dictase una nueva sentencia ajustada a derecho, sin reenvío.

    Hizo reserva del caso federal.

  4. En la oportunidad establecida en los arts. 465, cuarto párrafo, y 466 del C.P.P.N., las partes no hicieron presentaciones.

  5. Superada la etapa prevista en los arts.

    465, último párrafo y 468 del C.P.P.N., oportunidad en la que la defensa técnica ante esta instancia de R.C. presentó breves notas donde enfatizó en la vulneración del derecho de su defendido a obtener una resolución jurisdiccional del proceso en su contra en un plazo razonable, quedaron las actuaciones en estado de ser resueltas.

    Efectuado el sorteo de estilo para que los señores jueces emitan su voto, resultó el siguiente Fecha de firma: 11/03/2022

    Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: C.J.C., JUEZ DE CAMARA DE CASACION4

    Firmado por: M.F.O., PROSECRETARIO DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4

    FMZ 31015965/2013/TO1/CFC1

    orden sucesivo de votación: doctores Gustavo M.

    Hornos, J.C. y M.H.B..

    El señor juez doctor G.M.H. dijo:

  6. El recurso de casación interpuesto por la defensa de R.C. resulta formalmente procedente en tanto se dirige contra una sentencia de las enumeradas en el art. 457 del C.P.P.N., y ha sido interpuesto por quien se encuentra legitimado para hacerlo (art. 459 del C.P.P.N.), con fundada invocación de los motivos previstos por el art. 456,

    inc. 2°, del código de rito.

  7. Previo a evaluar los agravios invocados por la parte recurrente, corresponde rememorar la plataforma fáctica sobre la cual trató el juicio oral y su ulterior sentencia condenatoria.

    El tribunal de origen entendió que “la presente causa tiene su origen en la denuncia formulada por el Dr. J.M.G., en su carácter de asesor letrado de la Dirección de Protección de Derechos Humanos de la Provincia de M..

    En la misma da cuenta, que para fecha 21 de enero de 2.013 y en el marco de la implementación de la línea 0800-TRATA, se recibió un llamado telefónico de un NN informando que: ‘… en Calle S.L. Nº

    587 de Ciudad, cuando se toca el timbre, atiende un señor calvo a quien uno le puede solicitar estar con una chica…’. ‘… que tiene conocimiento que en aquel lugar trabajan menores de 15 a 18 años…’. ‘…Que tuvo la oportunidad de hablar con una de ellas, la cual le refirió ser oriunda de S.J., que le habían sacado los documentos y se encontraba incomunicada…’.

    Describe ‘…que las tres menores sanjuaninas vinieron a M. por un aviso de promotoras y el trabajo que les asignaron terminó siendo una actividad sexual…’.

    ...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR