Sentencia de TRIBUNAL ORAL EN LO CRIMINAL Y CORRECCIONAL NRO. 15 DE LA CAPITAL FEDERAL, 6 de Noviembre de 2019, expediente CCC 055271/2018/TO01

Fecha de Resolución: 6 de Noviembre de 2019
Emisor:TRIBUNAL ORAL EN LO CRIMINAL Y CORRECCIONAL NRO. 15 DE LA CAPITAL FEDERAL

Poder Judicial de la Nación TRIBUNAL ORAL EN LO CRIMINAL Y CORRECCIONAL NRO. 15 DE LA CAPITAL FEDERAL CCC 55271/2018/TO1 Buenos Aires, 06 de noviembre de 2019.

Corresponde dictar la sentencia en la causa nº 55271/2018 (reg.

int. 6291) respecto de M.A.R.P.D.3.,

nacido el día 10 de marzo de 1986 en esta ciudad, hijo de P. y de Catalina

Golia, domiciliado el Pompeya 4478, I.C., PBA, requerida a juicio

por el delito de amenazas agravadas (art. 149bis CP)

Intervinieron en esta etapa el representante del Ministerio Público Fiscal

(MPF), I.M., y el defensor oficial S.S..

  1. Requerimiento de juicio: en las hojas 80/82 se requirió la

    realización de un juicio indicando que se lo acusaba por

    …el suceso ocurrido el día 10 de marzo de 2018, cuando le envió

    mensajes a su ex pareja L.A.M., desde el abonado

    nro. 1163676576 hacia el 1165775571, mensajes de intimidantes

    refiriéndole “basura”, “si no pones, prendes fuego la casa”, “ya voy para

    allá

    , “no es mío no es de nadie”, “y publica dale lo que te estoy

    poniendo

    , “publica xq voy y la prendo fuego”, “lo vas a hacer o no”, “lo

    vas a hacer si o no

    , “contéstame eso”, “hija de mil puta”; ello, mientras

    ella se encontraba en la cancha de fútbol “C.S., en el barrio

    Parque Chas de esta ciudad.

    Tales frases fueron proferidas luego de que la damnificada hizo una

    publicación en su cuenta de “Facebook”, en la que le pedía perdón a su

    hijo, por la elección de pareja que había hecho, refiriéndose al imputado,

    y lo que éste pretendía con su accionar era que realizare una publicación

    en contrario, que elimine o bien que no las vuelva a hacer

    .

    Los hechos imputados fueron calificados como constitutivos del

    delito de amenazas coactivas (art. 149bis CP)

  2. Aplicación del art. 431 bis CPPN: el MPF, por un lado, y la

    persona imputada, junto con su defensa, por el otro, firmaron un acuerdo a

    través del cual solicitaron la aplicación de la renuncia al juicio prevista en el art.

    431bis CPPN.

    En consecuencia, el MPF solicitó se impusiera a P. la

    condena única de dos años y ocho meses de prisión, en suspenso, y costas por

    el hecho que aquí se lo acusa y por los que determinara el juzgado correccional

    n° 3 del departamento judicial de La Matanza en el marco del proceso n°

    1588/2018.

    Además, requirió que la condicionalidad de la pena se sujete a

    que P. cumpla con las siguientes condiciones: a) fijar residencia, b) realizar

    el curso de "Asistencia a varones que han ejercido violencia" dictado por el

    GCBA, c) abstenerse de mantener contacto con L.A.M. en

    cualquiera de sus formas, salvo en lo atinente a la coordinación de las visitas

    respecto de su hijo en común, C.M.P., sin perjuicio de lo que

    resuelva en su caso, quien esté a cargo del juzgado civil que tenga intervención

    en el asunto, y d) realizar un tratamiento psicológico orientado a “manejar

    situaciones de violencia como las que originaran este expediente”, previo

    examen por parte del Cuerpo Médico Forense a fin de determinar su necesidad

    y conveniencia.

  3. Hecho acreditado: del análisis de la prueba incorporada según

    lo establecido en el art. 431 bis.5 CPPN, y tal como luego se valorará, tengo por

    acreditado que el día 10 de marzo de 2018 P. le envió mensajes por vía

    telefónica a su ex pareja L.A.M., desde el abonado n°

    1163676576 hacia el n° 1165775571. En esos mensajes le decía “basura”, “si

    no pones, prendes fuego la casa”, “ya voy para allá”, “no es mío no es de nadie”,

    Fecha de firma: 06/11/2019 Firmado por: A.N.M., JUEZ DE CÁMARA Firmado(ante mi) por: MERCEDES SAÁ, SECRETARIA DE CÁMARA #34037239#249073952#20191106131114590 “y publica dale lo que te estoy poniendo”, “publica xq voy y la prendo fuego”, “lo

    vas a hacer o no”, “lo vas a hacer si o no”, “contéstame eso”, “hija de mil puta”.

    Ello ocurrió luego de que M. hiciera una publicación en su cuenta de

    Facebook

    donde le pedía perdón a su hijo por la elección de pareja que había

    hecho, refiriéndose a P.. En tal sentido, lo que éste pretendía era que

    M. realizare una publicación en contrario, que la eliminara, o al menos, que

    no siguiera subiendo otras de ese tenor 4. Pruebas que demuestran lo indicado:

    Durante la investigación preliminar se incorporaron elementos de

    prueba que me permiten fundar lo afirmado. En primer término, se cuenta con la

    declaración de M. (hoja 2) donde denunció episodios vivenciados con

    P., y en particular dijo que el día 10 de marzo de 2018 P. le envió

    desde el abonado n° 1163676576 hacia el 1165775571, los mensajes de

    intimidantes que fueron consignados en la imputación, y que aportara con

    capturas de pantalla (hojas 11/13). Señaló además que eso se debía a que

    pretendía que modificara publicaciones que había hecho en Facebook sobre que

    se arrepentía de la elección de pareja.

    A su vez, en las hojas 8/9 la denunciante ratificó su declaración

    anterior y agregó que los mensajes los había recibido cuando se encontraba

    junto a su hijo C. en un partido de fútbol que se desarrollaba en una cancha

    ubicada en el barrio porteño de Parque Chas. También, indicó que dichas frases

    le causaron temor.

    En las hojas 14/15 se halla la declaración de Iván Gabriel Di

    Palma, hijo de la denunciante, quien dio cuenta de la relación conflictiva entre el

    denunciado y M., producto principalmente de la separación.

    Asimismo, dio cuenta de episodios de violencia verbal entre

    ambas personas anteriores al suceso que aquí se denunciara. También dijo que

    era frecuente que P. llamara a su madre por teléfono y la amenazara,

    aunque indicó no haber sido testigo de tales intimidaciones.

  4. Hipótesis alternativa:

    P. hizo uso de su derecho a formular un descargo, por lo que

    corresponde analizar la hipótesis alternativa planteada (hojas 56). Allí expuso

    que con L.A.M. atravesaron, hasta la separación etapas

    conflictivas, en las que se suscitaban discusiones casi cotidianas, por temas

    cotidianos. Agregó que las discusiones ocurrían en persona, telefónicamente y

    por redes sociales y generalmente eran sobre temas atinentes a la crianza del

    hijo que poseen en común y también por cuestiones económicas. Finalmente,

    manifestó que, tomadas fuera de contexto poseen otra connotación, pero que

    era usual que en la pareja dialogaran en esos términos.

  5. Reglas de valoración probatoria. Situaciones de violencia de

    género 6.1. En cuanto a las situaciones de violencia de género y la

    valoración judicial de la prueba en dichos contextos tuve oportunidad de

    expedirme en un caso cuya sentencia se dictó el 8 de marzo de 2012 (“S.,

    causa n° 3543 del registro de este TOC 15), y luego en otros casos de ese

    tribunal y del TOCC 26 (entre ellos, “F.S., sentencia del 15 de

    septiembre de 2016, causa n° 5028 del registro del TOCC 15; “Azcona”,

    sentencia del 21 de noviembre de 2016, causa n° 4726 del registro del TOCC

    15; “F., sentencia del 11 de octubre de 2017, causa n° 4810 del registro

    del TOCC 26; entre otras).

    Fecha de firma: 06/11/2019 Firmado por: A.N.M., JUEZ DE CÁMARA Firmado(ante mi) por: MERCEDES SAÁ, SECRETARIA DE CÁMARA #34037239#249073952#20191106131114590 Poder Judicial de la Nación TRIBUNAL ORAL EN LO CRIMINAL Y CORRECCIONAL NRO. 15 DE LA CAPITAL FEDERAL CCC 55271/2018/TO1 En aquella oportunidad afirmé algunas cuestiones en relación a la

    valoración probatoria, en términos generales, y luego respecto de los casos

    donde se consideran aspectos de violencia de género. Esas consideraciones, en

    la medida en que sean aplicables a este caso las habré de reiterar

    seguidamente.

    En relación a las reglas de valoración probatoria se ha señalado,

    ya con reiteración, que el sistema de la prueba legal o tasada implicaba la

    interpretación de la inducción judicial como una deducción enmascarada. Así

    sostuvo F. en sentido crítico que “…las pruebas legales positivas o

    pruebas legales en sentido estricto son aquellos datos probatorios que permiten

    deducir impugnablemente la conclusión fáctica gracias a su conjunción con

    premisas legalmente presumidas como verdaderas que por lo general conectan

    el tipo de hecho experimentado como prueba y el tipo de hecho considerado

    probado. Estas premisas son, evidentemente, normas jurídicas”, añadiendo

    luego que “…gracias a este artificio, la inducción judicial se transforma en una

    deducción cuya premisa particular es la prueba legal, cuya premisa universal es

    la norma que confiere a aquélla valor probatorio pleno y cuya conclusión deriva

    de las premisas por modus ponens…. El salto lógico que siempre separa a dos

    aserciones particulares es en realidad colmado por vía de autoridad mediante la

    presuposición como norma de la generalización de la hilación inversa, como

    veremos, a la enunciada por las máximas de experiencia utilizadas como

    premisas de la inducción entre los dos tipos de acontecimientos enunciados por

    ellas.” (F., L.; “Derecho y Razón. Teoría del garantismo penal”, ed

    T., Madrid, 1995, p 134).

    Por el contrario, el sistema de la sana crítica racional importa abandonar

    las exigencias de una prueba legal o tasada, pero no perderse en el sistema de

    la íntima convicción con el consiguiente problema de arbitrariedad que ello

    conlleva. F. aborda esta cuestión y lo nomina como el “último y más difícil

    de nuestros problemas”, a saber: “el del grado de probabilidad que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba