Sentencia de TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE PARANÁ- SECRETARIA, 30 de Julio de 2018, expediente FPA 001311/2016/TO01

Fecha de Resolución30 de Julio de 2018
EmisorTRIBUNAL ORAL FEDERAL DE PARANÁ- SECRETARIA

Poder Judicial de la Nación TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE PARANÁ

SENTENCIA N° 47/18 En la ciudad de Paraná, provincia de Entre Ríos, a los treinta días del mes de julio del año dos mil dieciocho, se reúne en la Sala de Audiencias del Tribunal Oral Federal en lo Criminal de Paraná, la Sra. Vocal titular, Dra. N.M.B., asistida por la Sra. Secretaria del Tribunal, Dra. B.M.Z., a los fines de suscribir los fundamentos de la sentencia dictada en juicio unipersonal (cfme. art. 9 inciso “d”, Ley 27.307 y art. 32, ap. II, inciso 4º, CPPN, reformado por la ley 27.307), en la Causa FPA N° 1.311/2016/TO1 caratulada “FERNÁNDEZ, C.A.;E., J.L.;G., M.G.;L., S.M. y FRANCO, A.E. s/Infracción Ley 23.737”, cuyo veredicto fue adelantado el pasado jueves 5 de julio del cte. año 2018 (fs.1563 y vto).

La presente causa se sigue a: 1) J.L.E., argentino, apodado “El Viejo” o “El Viejito”, nacido en la ciudad de Monte Grande, partido de E.E., provincia de Buenos Aires, el día 15 de octubre de 1969, de 48 años de edad, de estado civil casado con N.G.D., tiene tres hijos (una hija menor de edad de 16 años), con estudios primarios incompletos, de ocupación comerciante (compra-venta de autos y de caballos), hijo de W.E., jubilado, y de H.S.O., pensionada, con último domicilio en calle Nº 58 entre J.J.V. y Y.R., Casa Nº 12, de la ciudad de Concordia, provincia de Entre Ríos y actualmente alojado en la Unidad Penal Nº 9 de Gualeguaychú; y a 2) E.A.F., argentino, apodado “El Macu”, nacido en la ciudad de Concordia, provincia de Entre Ríos, el día 24 de julio de 1997, de 20 años de edad, de estado civil soltero, no tiene hijos, con estudios primarios completos, de ocupación hachero y changarín, hijo de P.R.F., vendedor, y de T.B.G., empleada doméstica, con domicilio en calle P.N. 1075, de la ciudad de Concordia, provincia de Entre Ríos.

Los procesados manifestaron que no han padecido ni padecen enfermedad alguna que les impida entender lo que sucede en la audiencia de debate.

En la audiencia plenaria intervino como representante del Ministerio Público Fecha de firma: 30/07/2018 Fiscal, el Sr. Fiscal General, Dr. J.I.C., mientras que en la Firmado por: N.M.B., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: B.M.Z., SECRETARIO DE CAMARA #30053277#211886715#20180730105643772 defensa técnica de los dos procesados actuaron los letrados particulares, D..

J.J.B. y F.A..

I). La imputación De conformidad al requerimiento fiscal de elevación a juicio obrante a fs.

1323/1332 vto. e incorporado por lectura al debate en la oportunidad del art. 374 del CPPN, se le imputa a J.L.E. la autoría del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización (art. 5, inciso “c”, Ley 23.737) y a E.A. FRANCO la autoría del delito de tenencia simple de estupefacientes (art. 14, primer párrafo, Ley 23.737).

La causa dio comienzo con la investigación iniciada el 09/03/2016 por la Delegación de Toxicología, Jefatura Departamental Concordia de la Policía de Entre Ríos, ante la sospecha de comercialización de estupefacientes por parte de un tal “A.” desde su domicilio particular, sito en Bº San Jorge, calle Los Cardenales -vereda norte- entre calle Las Perdices y Nº 58 de la ciudad de Concordia, provincia de Entre Ríos. El nombrado fue luego individualizado como C.A.F., verificándose que la actividad la realizaba con ciudadanos de distintos estratos sociales que arribaban a su domicilio en diferentes momentos del día y que luego de contactarse con su morador por una ventana y realizar el típico pase de manos, se retiraban rápidamente, manipulando “algo”.

Durante el curso de la pesquisa, se determinó que también el mentado F. tendría una vinculación con quien se llamaría J.L.E., alias “C.”, domiciliado a escasos metros de la finca vigilada, esto es en calle Nº 58 y J.J. Valle de Concordia. A su vez, el nombrado E. estaba siendo investigado por GNA por igual actividad ilícita, en dos actuaciones: FPA Nº

4326/2016 y FPA Nº 5910/2016, iniciadas –respectivamente- en mayo/2018 por una denuncia telefónica anónima y en junio/2016 en virtud de una denuncia de identidad reservada; causas que luego se acumularon a la presente.

Como resultado de las tareas investigativas, se realizaron diferentes allanamientos en fecha 19 de agosto de 2016. En el caso que nos ocupa y en lo que aquí nos interesa, aproximadamente a las 21:30 hs. de ese día tuvo lugar el allanamiento de la finca sita en Calle Nº 58 Fecha de firma: 30/07/2018 y J.J. Valle, Concordia, Entre Ríos qu Firmado por: N.M.B., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: B.M.Z., SECRETARIO DE CAMARA #30053277#211886715#20180730105643772 Poder Judicial de la Nación TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE PARANÁ

se indicaba habitada por J.L.E. y su grupo familiar. Previo al ingreso a la finca, se advirtió la presencia de un sujeto en la vereda, quien había ido a comprar estupefacientes al lugar. También se observó al morador mientras realizaba la venta a través de una ventana, quien al advertir la presencia policial se dio a la fuga por el fondo de la casa.

Al ingresar, en el comedor -sobre una mesa- se encontraron $ 1.700,ºº en billetes de distintas denominaciones, 58 envoltorios de cocaína desparramados sobre la mesa y dos bolsas de nylon con 99 y 100 envoltorios respectivamente, de las que se extrajeron al azar muestras que arrojaron resultado positivo para cocaína. Se encontraron también: 2 bolsas de nylon transparente vacías; 2 recortes circulares del mismo material; en un balde violeta con tapa negra (utilizado para la basura) se encontró un total de 11 envoltorios atados en sus extremos con piola amarilla, resultando ser cocaína; toda la sustancia registró un peso total de 94,5 gramos.

En la requisa de quien se encontraba en la vereda, el que fuera identificado como E.A.F., se le hallaron 7 envoltorios de nylon, similares a los encontrados en la vivienda, sustancia que -conforme el reactivo de campo-

resultó positivo para cocaína y pesó 2,1 gramos.

II). La discusión final En la etapa de discusión final (art. 393, CPPN), las partes dejaron planteados sus alegatos críticos sobre la prueba producida y formuladas sus respectivas pretensiones.

II.1). Alegato acusatorio El Sr. Fiscal General –Dr. J.I.C.- comenzó su alegato acusatorio afirmando que, a su criterio, durante el transcurso del debate se había acreditado de modo suficiente el hecho descripto en la pieza requirente que abrió

el plenario. Recordó que los hechos investigados tienen relación con el estado de sospecha judicializado. Recordó que, en los primeros meses de 2016, la policía de Entre Ríos –Delegacía de Toxicología de Concordia- investigaba la presunta comercialización de estupefacientes en el barrio S.J.. La investigación comenzó con relación a “A.” –que luego se identificó como C.A.F. de firma: 30/07/2018 F.- y, en el decurso de la investigación, surgieron otros sospechados, Firmado por: N.M.B., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: B.M.Z., SECRETARIO DE CAMARA #30053277#211886715#20180730105643772 entre ellos E. quien habitaba a pocos metros del lugar y, presuntamente, comercializaba droga al menudeo en el domicilio sito en J.J. Valle y calle 58, que los funcionarios calificaron como una especie de ‘bunker’. Allí, por una ventanita, se realizaban las transacciones. Dijo que también se sospechaba de la vinculación entre F. y E. porque los clientes iban de un domicilio a otro y porque se expendía el mismo estupefaciente (cocaína) y con igual acondicionamiento.

Señaló que, a la par, otra fuerza distinta –GNA- tenía por sospechado a E. por supuesta comercialización en dicho ‘bunker’ en virtud de una denuncia anónima, asentada en el libro de Guardia de la fuerza, que sindicaba como vendedor a E., describiéndolo con un tatuaje en sus manos.

Afirmó que también la PER informó de una publicación de Facebook –“Vagancia de Concordia”- en que se denunciaba que “Chowin” (apodo de E.) comercializaba droga en un inmueble ubicado a una casa de distancia del lugar en que vivía. Recordó también la existencia de otra denuncia de identidad reservada en su contra, de junio/2016, ratificada y ampliada en sede judicial el 08/09/2016. En esta ampliación se daba cuenta –dijo- que el sospechado usaba a ‘soldaditos’ en su tarea, lo que fue corroborado por el funcionario A. al declarar en el debate.

El titular del MPF refirió que el sospechado comercio ilícito se corroboró el 19/08/2016 cuando, al practicarse el allanamiento del domicilio ordenado judicialmente, se verificó un concreto acto de comercio, en tanto el imputado F. reconoció que había ido a comprar droga y los cebollines que se le secuestraron tenían las mismas características que los hallados luego en la vivienda.

Recordó que, al interior de la finca, fueron encontraron un total de 268 cebollines de cocaína, sobre una mesa cerca de la ventanita, junto a dinero de distinta denominación, bolsas de nylon y recortes, claramente indicativos de la actividad ilícita que allí se estaba desarrollando.

Pero, además –enfatizó- en el interior de la vivienda se encontró

estacionado un automotor, sin motor, a nombre del hermano del imputado, quien tenía autorización para conducirlo y según Fecha de firma: 30/07/2018 se probó con los testimonios del Firmado por: N.M.B., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: B.M.Z., SECRETARIO DE CAMARA #30053277#211886715#20180730105643772 Poder Judicial de la Nación TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE PARANÁ

hermano y de la esposa de E., éste efectivamente lo conducía. Ello es demostrativo –dijo- de que el imputado tenía acceso a dicho inmueble.

Sostuvo que el estado de sospecha de la PER se encuentra robustecido por el resultado del allanamiento y que la prueba debe ser analizada en forma conglobante y no fraccionada, como lo recordó la CFCP –señaló- al confirmar el fallo “Caire” de este Tribunal el pasado 29/06/2018.

A continuación, el representante del MPF se detuvo a analizar en forma pormenorizada la prueba documental incorporada por lectura y las testimoniales recepcionadas...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba