Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 1, 20 de Abril de 2018 (caso Principal en Tribunal Oral TO01 - IMPUTADO: SILVA AGUILERA, JORGE CARLINO Y OTROS s/INFRACCION LEY 23.737 (ART.5 INC.C), FALSIFICACION DE DOCUMENTO - PROPIEDAD AUTOMOTOR y ATENTADO CONTRA LA AUTORIDAD SOLICITANTE: BOGADO, JOSE JAVIER Y OTRO)

Fecha de Resolución:20 de Abril de 2018
Emisor:CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 1
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

CFCP - SALA I FRE 32000344/2013/TO1/CFC5 Cámara Federal de Casación Penal Registro Nro.

la Ciudad de Buenos Aires, a los días del mes de abril del año dos mil dieciocho, se reúnen los integrantes de la Sala Primera de la Cámara Federal de Casación Penal, doctores E.R.R., L.E.C. y A.M.F., con el Secretario de Cámara Dr. W.M., para dictar sentencia en la causa n̊

32000344/2013/TO1/CFC5, caratulada: “S.A., J.C. y otros s/recurso de casación”, con la intervención del representante del Ministerio Público ante esta Cámara, doctor J.A. De Luca. Ejerce las defensas de J.C.S.A. y de R.S.V. el doctor R.E.C. y asiste en el mismo rol a C.R.D.S., el doctor C.R.L. y a N.R.C., la Defensora Pública Oficial Coadyuvante la doctora M.F.L..

Efectuado el sorteo para que los señores jueces emitan su voto, resultó que debía observarse el orden siguiente: C., R. y F..

VISTOS

Y CONSIDERANDO:

La señora Juez doctora L.E.C. dijo:

PRIMERO

Llegan las presentes actuaciones a conocimiento de esta Cámara a raíz de los recursos de casación deducidos por las defensas contra la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Formosa, provincia homónima que, en lo que aquí interesa, no hizo lugar a los planteos de nulidad incoados por las defensas y condenó a C.R. 1 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 D.S. a la pena de trece (13) años de prisión por ser autor de los delitos de homicidio doblemente calificado, en grado de tentativa y transporte de estupefacientes, agravado por la pluralidad de intervinientes en forma organizada (arts. 12, 19, 29 inc.

3), 42, 44 2do. párrafo, 45, 55, 80 incs. 7mo y 8vo del CP y 5 inc. c) y 11 inc. c) de la ley 23.737); y a J.C.S.A. a la pena de nueve (9) años de prisión, a R.S.V. a la pena de ocho (8) años de prisión y a N.R.C. a la pena de seis (6) años de prisión por ser partícipes necesarios del delito de transporte de estupefacientes, agravado por la pluralidad de intervinientes en forma organizada (arts. 5 inc. c) y 11 inc. c) de la ley 23.737 y arts. 12, 19, 29 inc. 3), 42, 44 2do párrafo y 45 del CP).

Concedidos los remedios intentados a fs. 2192/94, los recurrentes mantuvieron las impugnaciones, y en la oportunidad prevista en el artículo 466 del C.P.P.N. los defensores doctores C. y Lee ampliaron fundamentos a fs. 2215/18 y 2210/4 respectivamente, mientras que el F. General a fs. 2208/9 requirió se rechacen los recursos.

Finalmente, habiéndose superado la etapa prevista en el artículo 468 del Código Procesal Penal de la Nación, oportunidad en la que los doctores L. y C. aportaron breves notas, la causa quedó en condiciones de ser resuelta.

SEGUNDO

Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 CFCP - SALA I FRE 32000344/2013/TO1/CFC5 Cámara Federal de Casación Penal A. La defensa de D.S. encarriló el recurso en las dos hipótesis previstas por el art. 456 del CPPN.

Planteó la nulidad por omisión de fundamentación del rechazo del planteo de falta de congruencia entre el procesamiento y el requerimiento de elevación a juicio.

Manifestó que eran contradictorias las reglas del concurso de delitos aplicada.

Destacó que el fiscal consintió durante la faz instructoria el procesamiento variando de manera antojadiza la calificación al momento de acusar, afectando el derecho de defensa, el debido proceso dejando expuesta su parcialidad al aceptar el agravamiento del encuadre legal sin que se hayan cumplido los recaudos procesales.

Consideró arbitrario el descarte de la nulidad del procedimiento, pues el tribunal tenía el expediente a la vista y fue receptor de las contradicciones que surgieron en el juicio. Reiteró el planteo resaltando que en el acta, iniciada las 2:30 horas y cerrada a las 19:40, se plasmaron hechos de los cuales no existe constancia alguna y plagados de vicios, los cuales enumeró, y que también se verificaron otros posteriores que dan cuenta del cúmulo de defectos que conforman el procedimiento en su contexto general.

Sostuvo que no hay pruebas de las acciones reprochadas a su asistido, que no se tuvieron en cuenta las contradicciones y variables expuestas por los preventores, y en las peritaciones que no confieren certeza. Dijo que ningún policía describió las características del posible 3 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 conductor de la camioneta, y al exponer no se expidió con claridad acerca del que había aportado las características que figuran en el acta, recogidas en el fallo haciendo omisión de lo declarado en el juicio.

Consideró arbitraria la interpretación de la pericia en cuanto a la trayectoria de los disparos.

Tildó de errado el encuadre legal de la conducta de D.S. en las figuras previstas por los artículos 80 incs. 7) y 8) del CP y 5 inc. c) y 11 inc. c) de la ley 23.737, pues no existen pruebas de los elementos objetivos y subjetivos de los tipos penales, lo que también demuestra el errado cambio de calificación, postura compartida por el doctor Q., no así por los restantes magistrados quienes sólo conjeturaron sobre ciertos hechos para justificar la presencia de su defendido en el lugar, sin valorar los elementos de cargo existentes, máxime cuando jamás fue encontrada el arma de fuego y las pericias no determinaron que D.S. efectuó disparos.

Por las razones expuestas, solicitó que se revoque la resolución, se absuelva a su defendido y subsidiariamente se efectúe la correcta valoración de las pruebas y el encuadre legal de lo objetivamente probado con la consecuente disminución punitiva al mínimo legal, en atención a las condiciones personales, su corta edad, carencia de antecedentes y su situación familiar de padre y sostén de su núcleo. Efectuó reserva de ampliar fundamentos y del Caso Federal.

En el término de oficina, volvió a cuestionar la valoración de las pruebas, que no se ha probado que Duarte 4 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 CFCP - SALA I FRE 32000344/2013/TO1/CFC5 Cámara Federal de Casación Penal Servín conducía la camioneta que contenía el estupefaciente, que tampoco se encontró el arma de fuego con la que se realizaron los disparos, consideró errónea la evaluación de la pericia, que el fallo resulta arbitrario y sin tener presente el principio in dubio pro reo. Luego de analizar los principios que deben regir la fundamentación de la sentencia para ser válida, concluyó que el fallo valoró incorrectamente las pruebas dirimentes por lo que reiteró que se revoque el resolutorio, se absuelva a su defendido o se realice un nuevo juicio. Subsidiariamente solicitó una correcta valoración de los delitos por los que fuera condenado y el encuadramiento correspondiente a los hechos probados, consecuentemente la disminución de la pena al mínimo legal por carecer de antecedentes, su corta edad y situación familiar. Reiteró la reserva del caso federal.

  1. La defensa de N.R.C. encausó la vía recursiva en ambas hipótesis previstas por el art. 456 del CPPN.

    Luego de reseñar el hecho reclamó la ilegalidad de la detención y requisa de su defendido atento a la falta de razones para ello, sin testigos hábiles ni acta en el lugar de la detención, debido a las contradicciones de los dichos de los miembros de la policía que lo detuvo y trasladó hasta la comisaría y del conductor de la camioneta de Distrocuyo. Expresó que no logró comprender el motivo de la sospechosa presencia del equipo y jefe de la división de drogas peligrosas, cuestionó las razones por las que fueron a detener a C. y la orden para que se lo investigue en Clorinda, antes de encontrarse la camioneta con el 5 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 estupefaciente. Consideró que ser paraguayo, ponerse nervioso ante el interrogatorio policial y ser desconocido en la zona, resultan razones insuficientes para detenerlo, también calificó de arbitraria la requisa, citó fallos del superior, y reclamó la nulidad absoluta de tales actos.

    Destacó las falencias del acta de detención por omitir consignar la lectura de derechos y los motivos por los cuales no se confeccionó en el lugar, cuestiones que, sumadas a la detención y requisa ilegal resultan nulas por violar los artículos 138, 184 inc. 8, 284 inc. 3, 230 y 230 bis del CPPN, en desmedro del derecho de defensa y debido proceso. Que la detención ilegal permitió a la policía recabar el domicilio de Castro y hacer averiguaciones en la zona, único cauce de la investigación que lo incrimina a su defendido.

    Cuestionó la veracidad y las inconsistencias en los dichos de la testigo C.C. y del Agente J.A. quienes vincularon a C. con el resguardo de la camioneta Amarok, incriminándolo solo por sus dichos sin probar la relación entre el nombrado y los demás imputados o haberse recabado elementos de cargo, por lo que subsiste el estado de inocencia y reclamó la absolución (art. 3 CPPN).

    Señaló que la figura de transporte se desajusta a la jurisprudencia de la magistratura, por lo que peticionó

    que se la tome como tentativa con una consecuente pena mínima.

    Cuestionó la medida de la sanción por ser elevada, indicando que no se valoraron las circunstancias 6 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 CFCP - SALA I FRE 32000344/2013/TO1/CFC5 Cámara Federal de Casación Penal personales de Castro, en particular que es trabajador, padre de familia y sin antecedentes.

    Solicitó que se modifique y se dicte un nuevo cómputo de pena.

    Por las razones expuestas reclamó la nulidad de la sentencia, su revocación y la absolución de su pupilo o, en su defecto, se cambie la calificación y la pena.

    Hizo reserva del caso Federal.

  2. La defensa de J.C.S.A. y R.S.V. también encarriló el recurso en ambos supuestos previstos por el art. 456 del CPPN.

    En primer lugar atacó los rechazos de los planteos de nulidad, manifestando que la primera fue descartada en las cuestiones preliminares sin dar sus fundamentos en la sentencia y respecto de la nulidad de todo el procedimiento cuestionó el descarte del tribunal e insistió que se plasmaron hechos de los que no existe constancia alguna y que presuntamente fueron llevados a cabo por sus defendidos, “…detenciones de personas y requisas sin testigos obteniendo elementos de prueba utilizados en el juicio; descripción detallada de la fisonomía de una persona que no se determinó quien la aportó; circunstancias de hecho, como persecución que fueron desmentidas en el debate; requisa de un automóvil con testigos de la misma fuerza, una segunda requisa del mismo vehículo en sede policial con un testigo analfabeto y exhibiendo las supuestas pruebas obtenidas, estando ya en el escritorio del oficial al cargo, sin dejar constancia de esa situación; desobediencia judicial por 7 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 parte de los preventores entre otras cuestiones-. Estos errores solo evidencia el acta circunstanciada y luego surgieron otros hechos y manifiestos que engloban el procedimiento policial y no solo refieren a un acto concreto, como por ejemplo: El aviso que realiza el jefe de drogas peligrosas al fiscal federal sobre un posible cargamento de estupefacientes cuando aun no se había encontrado sustancia alguna; investigación e interrogatorio a la mujer de uno de los detenidos sin anuencia judicial; discrecionalidad policial para elegir entre tres detenidos a solo uno en plena investigación, encarcelamiento de los imputados por 22 (veintidós) días sin indagatoria o presentación ante el juez competente para realizar su acto de defensa, entre otras cuestiones.

    Estos cúmulos de vicios conforman todo el procedimiento en su contexto general, no un acto en particular, o por pronto son varios actos que se fueron corroborando en todo el juicio y puesto de manifiesto por la defensa de los imputados.”

    Consideró que el fallo es arbitrario al afirmar la vinculación de sus asistidos con los hechos juzgados, que avala la hipótesis acusatoria, en base a movimientos migratorios informados descartando las explicaciones que proporcionaron, sin atender que el paso por la frontera resulta algo habitual, que no negaron conocerse y de las innumerables falencias del procedimiento como también de las inconsistencias y contradicciones de los testimonios brindados en las distintas sedes, incluso en la etapa oral.

    Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 CFCP - SALA I FRE 32000344/2013/TO1/CFC5 Cámara Federal de Casación Penal Se agravió del argumento de la sentencia que interpreta que acudir en auxilio de su hermano desconociendo lo ocurrido implica formar parte de un plan delictual y va más allá al afirmar también como posible ejecución del delito al momento en que ingresaron al país el 2 de mayo de 2013 y como actos preparatorios los ingresos anteriores, consolidando así el agravio relativo a la afectación de la libertad ambulatoria.

    Que se arribó a una condena por las dudas cuestionando que el paso violento y a alta velocidad de sus asistidos por el puente Libertad nunca fue informado, ni asentado en los libros.

    Por lo expuesto solicitó que se revoque la sentencia, se absuelva a sus defendidos y subsidiariamente se los someta al mínimo reproche penal en virtud de la correcta valoración de los elementos de cargo, al encuadramiento legal correspondiente y a las circunstancias personales de los encartados.

    Efectuó reserva de ampliar fundamentos ante esta instancia y del Caso Federal.

    En el término de oficina manifestó que la hipótesis probada se aleja de un razonamiento lógico, al relacionar a sus defendidos con D.S. y el prófugo S.A., siendo que el único elemento incriminante fue el secuestro de la camioneta Amarok abandonada con la sustancia prohibida, y de otro vehículo Kia que podía transitar por el país, al igual que el coche en el que viajaban, respondiendo a un llamado de emergencia por parte del hermano de S.A..

    Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 Puso de manifiesto que el decomiso de un vehículo no es suficiente para acreditar un transporte sin saber quién lo conducía, o quién lo había acondicionado y si poseía patente Argentina. Que en los restantes automotores, eran de dominio Paraguayo, no se secuestró droga y fueron vinculados por los reiterados pasos por migraciones, sin comprender cómo se concluye que estas personas estaban relacionadas para cometer el hecho ilícito en un rodado que ni siquiera era paraguayo. Destacó que fueron llevados a declarar 21 días después de ser detenidos y sin pruebas para su detención.

    Cuestionó la valoración probatoria porque insistió en que sus defendidos no portaban droga y que la documentación hallada en un auto de nacionalidad paraguaya es inepta para vincularlos con un delito. Agregó que tampoco se comprobó que fuesen los que vulneraron el control en la localidad de Colorado, provincia de Formosa, al mando del BMW, errores de valoración contenidos en el fallo que no permiten sostener una condena.

    Pidió que se revoque el fallo, se absuelva a sus defendidos y, subsidiariamente, solicitó una correcta valoración de la participación y encuadre legal, solicitando un nuevo debate y la eliminación de la pena.

    Efectuó reserva del caso Federal.

TERCERO
  1. En primer término corresponde analizar la nulidad planteada por la defensa de D.S. por una supuesta incongruencia entre el procesamiento (oportunamente confirmado por la Cámara de Apelaciones) y 10 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 CFCP - SALA I FRE 32000344/2013/TO1/CFC5 Cámara Federal de Casación Penal el requerimiento de elevación a juicio donde se agrava la calificación legal cuando el fiscal había consentido el auto de mérito.

    Entendió por otra parte que el concurso de delitos aplicado era contradictorio. Que todo ello afectó

    el derecho de defensa y debido proceso, más aún cuando tal petición fue rechazada en las cuestiones preliminares del juicio sin dar los motivos.

    En el examen de este agravio se observa del confronte de las actuaciones que el 28 de abril de 2016 cuando el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Formosa, abrió el debate e incorporó la acusación de fs. 1409/31, dejó constancia de la inexistencia de articulaciones de previo y especial pronunciamiento (fs. 2056 vta.)

    contrariamente a lo sostenido por la asistencia letrada quien manifestó que había sido rechazada como cuestión previa.

    Pero aun en el caso de que se tratase de la petición efectuada en otra audiencia llevada a cabo en fecha 3 de marzo del mismo año (conf. fs. 1948/52), del repaso de los actos relevantes del proceso, se aprecia que el mismo hecho fue encuadrado en distintas calificaciones legales, variantes propias de las sucesivas etapas de la causa que oscila de un nomen iuris provisorio al definitivo que se asienta en el fallo.

    Más allá de la ineficacia de esos argumentos como se percibe que la base fáctica se ha mantenido inalterada, las modificaciones de los tipos penales aludidos carecen de entidad para afectar el principio de congruencia. Viene al 11 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 caso recordar lo expuesto al resolver en esta Sala in re “T., G. s/recurso de queja” en tanto se señaló

    que “Es deber de los magistrados, cualesquiera que fuesen las peticiones de la acusación y de la defensa o las calificaciones que ellas mismas hayan formulado con carácter provisional, precisar las figuras delictivas que juzgan, con plena libertad y exclusiva subordinación a la ley, ese deber encuentra su límite en el ajuste del pronunciamiento a los hechos que constituyeron la materia del juicio y que es corolario necesario del principio de congruencia la correlación entre el hecho comprendido en la declaración indagatoria, el que fue objeto de acusación y el considerado en la sentencia final.” (conf. causa n°

    1820, rta. 17/04/98, reg. n° 2146.1).

    Pues bien, en la presente causa desde los albores de la investigación tanto el fiscal al evacuar la vista prescripta por el 180 del CPPN (fs. 344/355), como el juez al instruir el sumario (fs. 356) y al recibirle declaración a D.S. en los términos previstos por el art. 294 del CPPN (fs. 426/427) encuadraron el hecho en la figura más grave, al igual que lo hiciera el F. al formular el requerimiento de elevación a juicio, no obstante lo cual la defensa ahora lo ataca por supuesto sin éxito.

    En consecuencia, las particularidades del caso antes detalladas dan cuenta del resguardo del principio de congruencia y sin que exista la posibilidad de que tanto en la instrucción como en el debate hubiera existido un estado de indefensión por la calificación legal dada al suceso pues, desde el inicio, ya había sido puesto en conocimiento 12 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 CFCP - SALA I FRE 32000344/2013/TO1/CFC5 Cámara Federal de Casación Penal de la posible subsunción en los términos cuestionados.

    Es más, presentada la acusación (fs. 1409/31) fue la propia parte quien renunció, en esa oportunidad, al plazo previsto por el art. 349 del CPPN para deducir excepciones u oponerse a la elevación a juicio (fs. 1437)

    por lo que el juez clausuró la instrucción, conforme se desprende del decreto de fecha 7 de octubre de 2014 y decretó la elevación de la causa a juicio en los términos requeridos por la acusación (fs. 1453/4), es decir que su planteo deja entrever un reclamo basado en la omisión recursiva del fiscal pero desatendiendo la ausencia de oposición propia.

    Finalmente, tampoco habrá de prosperar el agravio que critica la aplicación de las reglas concursales por cuanto se desprende de las constancias de la causa y del repaso integral de la pieza acusatoria atacada que el defecto señalado es un error material, toda vez que la base fáctica endilgada como también la expresa mención que las acciones concurren material o realmente, confirman que el artículo fue erróneamente citado, lo que resulta intrascendente para conmover las afirmaciones realizadas en el requerimiento sobre la cuestión.

    Por lo tanto, sin haberse observado vicios atendibles y toda vez que desde el principio el enjuiciado tuvo conocimiento del hecho que se le atribuía y pudo ejercer sin dificultad su defensa se descarta la queja toda vez que tuvo en todo tiempo el conocimiento de la imputación más grave.

    Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 De ahí que no haya habido omisión de fundamentos en el rechazo de la nulidad.

    En este sentido el Alto Tribunal estableció que “…las nulidades procesales son de interpretación restrictiva (Fallos 321:929); y que no se admite la nulidad de los actos procesales por la nulidad misma, sino sólo cuando efectivamente se lesiona el interés de las partes, para evitar un sistema de nulidades puramente formales, acogiendo sólo aquéllas que por su posible efecto corrector, tengan idoneidad para enervar los errores capaces de perjudicar realmente aquel interés”.

    En esta línea de pensamiento también ha señalado que “aún tratándose de nulidades absolutas, la nulidad procesal requiere un perjuicio concreto para alguna de las partes, porque cuando se adopta en el sólo interés del formal cumplimiento de la ley, importa un manifiesto exceso ritual no compatible con el buen servicio de justicia (Fallos 295:961; 198:1413; 311:2337; entre muchos otros)”

    (Conf. Sala III, causa n°11.464 “C. delC., M./ recurso de casación y otra” rta. 04/02/2010, reg.21/10; causa n° 10.821 “G., Estela y otro s/recurso de casación” rta. 27/08/09, reg. 1197/09 y causa n°10.724 “A.M., J.L. s/recurso de casación”, rta.

    01/09/09, reg. 1199).

    El agravio planteado carece pues, de entidad y ha de ser descartado.

  2. A fin de apreciar los agravios restantes, conviene repasar las particularidades del caso. El fallo señaló “…que el día 3 de mayo de 2013 aproximadamente a la 14 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 CFCP - SALA I FRE 32000344/2013/TO1/CFC5 Cámara Federal de Casación Penal 1:55, en cercanías de la colonia (P. de los Caballos), Km. 128 NRB, sobre la ruta provincial N° 9, una comisión policial del cuerpo de tránsito integrada por el O.I.J.D.F., el S.M.D.A.F. y los C.Ú.R., F.R.R. y M.A.R., se encontraba en un control vehicular, oportunidad en que procedieron a realizar señas para que un vehículo que se acercaba, de color bordó y dominio colocado paraguayo detuviera la marcha, pero, en contrario, aceleró

    bruscamente, y mediante maniobras evasivas sorteó el control y se alejó del lugar a gran velocidad. Con posterioridad se determinó que al menos iba en él N.R.C..

    Cuando el personal policial se aprestaba a iniciar su persecución, vio aproximarse un segundo rodado, a cuyo conductor también le efectuaron señales con linterna para que detuviera la marcha, la que redujo en un primer momento en que pareció que cumplía con las indicaciones, pero imprevistamente se cruzó al carril contrario, al tiempo que aceleró bruscamente la marcha y al encontrarse a escasos metros del personal policial efectuó al menos dos disparos de arma de fuego; uno dio en la muñeca izquierda del cabo M.Á.R., que estaba en posición cercana a su cintura y el otro tiro en el móvil policial apostado al costado de la ruta con las balizas encendidas, a la altura del manillar trasero del acompañante.

    Esta acción fue repelida por los agentes 15 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 policiales pero no lograron detener su marcha y pudieron distinguir se trataba de una camioneta color blanca, marca “Volkswagen Amarok”, conducida por una persona de sexo masculino de aproximadamente 35 a 40 años, cutis trigueño, barba tipo candado y camisa color blanca que era la única persona a bordo y que resultó ser C.R.D.S..

    Como consecuencia de estos eventos se montó un amplio operativo por la zona a fin de ubicar los rodados y las personas.

    Así, a las 4:35 hs. aproximadamente, se localizó

    sobre la ex ruta provincial N° 9, en inmediaciones de la arrocera “Itajay”, en una zona rodeada de malezas y montes, el vehículo color bordó, marca KIA, modelo “Rio”

    con dominio paraguayo “BFK-504”. Se constató que se encontraba con la puerta del conductor abierta, con la llave de encendido colocada, un GPS encendido, documentación entre la que resaltó una escritura notarial de la República de Paraguay, por la cual la titular del vehículo J.Z.B. autorizaba a conducirlo al señor J.Á.S.A., persona del mismo apellido de uno de los ocupantes del vehículo BMW blanco, dominio paraguayo colocado BEX-404, que será objeto de tratamiento en los próximos párrafos.

    La guardia de control de tránsito de “Puente Libertad” (límite entre las Provincias de Formosa y del Chaco) dio cuenta de que ese mismo día (3/5/2013) a la 1 y 30 aproximadamente, un automóvil marca BMW color blanco, dominio paraguayo BEX-404, había evadido dicho control con 16 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 CFCP - SALA I FRE 32000344/2013/TO1/CFC5 Cámara Federal de Casación Penal dirección hacia la provincia del Chaco.

    El mismo rodado fue divisado nuevamente a las 5 y 10 aproximadamente, en la localidad de Lucio

  3. Mansilla, al cruzar otro control policial ubicado sobre la ruta provincial N° 9, a unos doscientos metros de la Ruta Nacional 11, oportunidad en que al ser consultados sus ocupantes respecto al motivo de su presencia en el lugar, manifestaron que habían ingresado por Clorinda y que tenían como destino la localidad de “El Colorado”.

    Transcurridos unos quince minutos regresó nuevamente el rodado y se estacionó en la estación de servicios “YPF”

    ubicada cerca del puesto de control.

    La policía identificó a sus ocupantes y uno de ellos resultó ser J.C.S.A. es decir el mismo apellido (J.Á.S.A., lugar de nacimiento y domicilio que la persona que figuraba como autorizada a manejar el automóvil “Kia” que había sido secuestrado anteriormente, lo que motivó a su detención y a la de R.S.V. que oficiaba de chofer.

    A las nueve y cuarto aproximadamente, se procedió

    a demorar a un ciudadano paraguayo naturalizado argentino, identificado como N.R.C., en la intersección de la Ruta Provincial N° 9 y la Ruta Nacional N° 11, donde se realizaba un operativo en la zona de M., producto de lo sucedido durante la noche, a quien se lo vinculó al hecho por cuanto viajaba a dedo, muy desaliñado, con prendas de vestir sucias, y que brindó versiones encontradas y de difícil sustento, respecto a su presencia en el lugar, en tanto provenía de la zona de los hechos, Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 según surgió de los testimonios de M.D.D. y A.A.M..

    A las diez menos cuarto de esa mañana, dentro de una propiedad ubicada a unos tres kilómetros de la localidad de KM 100, por la ex ruta provincial N° 9, se halló abandonada en un camino interno la camioneta Volkswagen “Amarok” color blanca, dominio LFD–579, cargada con seiscientos setenta kilos y 850 grs. de marihuana. Se constató que tenía un impacto de bala en la parte trasera (puerta de la caja).

    A las 14:10 hs., personal del control policial ubicado en la entrada en el acceso a V. delC., a partir de la alerta recibida, identificaron a C.R.S.D. el que antes había sido trasladado desde la zona del lugar del hecho hasta la garita ubicada en la intersección del acceso a P. de los Caballos y Ruta Nacional 11 por J.J. y después por B.N. hasta la intersección de la ruta provincial 9 y Nacional 11, lugar donde se había instalado el control policial de tránsito donde fue detenido.”.

    La defensa de D.S. asi como la de S.A. y de S.V., insistieron en la nulidad del procedimiento, sin reparar en los fundamentos vertidos por el sentenciante al descartarla.

    La respuesta había sido dada en los siguientes términos: “aquello a lo que se denomina ’el procedimiento’

    constituye una unidad en sentido lógico y semántico, pero en la que son reconocibles e individualizables actos y hechos jurídicamente relevantes, debiendo demostrarse 18 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 CFCP - SALA I FRE 32000344/2013/TO1/CFC5 Cámara Federal de Casación Penal argumentalmente la existencia de vicios en cualquiera de ellos –como primer paso- y, luego, explicar de qué manera los defectos señalados se comunican a otros de los elementos del conjunto. De otro modo, su tratamiento se torna imposible, en tanto no puede captarse la impronta invalidante del alegato. (…)

    La falta de señalamiento de cuál o cuáles son los actos viciados y la relación de conexidad con otros actos anteriores o contemporáneos por parte del interesado en la declaración de nulidad no puede ser suplida por el tribunal cuando aquéllos extremos no se perciben como evidentes.

    Éste es uno de esos casos, porque la heterogeneidad de los actos procesales cumplidos por la prevención ha determinado un exhaustivo análisis –por parte de los miembros del tribunal- de la legalidad de cada una de esas intervenciones estatales, circunstancia que explica la inusual extensión de la deliberación y el modo como se han resuelto ciertos cargos que integraban la acusación.

    El señalado déficit en la postulación determina que el planteo agitado deba rechazarse, en cuanto linda con lo abstracto.”.

    Contestación apropiada pues se refiere a nulidades, cuya apreciación es restrictiva, según se desprende de los fallos de anterior cita.

    Por consiguiente, la arbitrariedad reclamada por las defensas carece de una plataforma apta para sostenerla, dado que sólo se invocaron vicios sin el debido desarrollo, individualización y fundamentación del perjuicio concreto 19 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 que habrían irrogado, omisiones que conducen al fracaso de los planteos y sellan la suerte de las impugnaciones.

  4. La nulidad repetida por la defensa de N.R.C. por la supuesta ilegalidad de la detención y requisa de su defendido por carecer de motivos suficientes para proceder y por haberse llevado a cabo sin testigos y sin acta, encontró en el fallo suficiente respuesta, de la que no se hizo cargo la parte, por lo que su insistencia ante esta instancia, sin aportar nuevos fundamentos, le hace perder aptitud para ser atendida.

    A mayor ilustración conviene repetir que en el pronunciamiento se expresó que “…el retén apostado sobre la Ruta Nacional Nº9 entre su intersección con su similar Nº11 y la rotonda de ingreso a la localidad de V.E. tenía como función central la aprehensión de al menos dos prófugos: las personas que conducían los vehículos que eludieron en horas tempranas el control policial, hiriendo a un efectivo policial y –en tal sentido- la marcada insuficiencia de las respuestas de Castro sobre su localización en la zona donde habían ocurrido los hechos ilícitos justificaban ampliamente su aprehensión bajo el régimen previsto por el artículo 284 inciso 3 de la ordenanza procesal penal. Existían fundadas razones para suponer que había participado en la comisión del evento en curso de investigación.

    En lo que concierne a la requisa personal a la que fue sometido, ésta no pareciera haber excedido –en este momento- el “stop and frisk”, ampliamente justificado en la especie, cuando aún se carecía de certeza sobre la 20 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 CFCP - SALA I FRE 32000344/2013/TO1/CFC5 Cámara Federal de Casación Penal identidad de la persona que había disparado –pocas horas antes- contra el suboficial M.A.R..

    Por otra parte, en el planteo nulificante, no se indicó –con algún grado de precisión- la relación existente entre los vicios invocados y las garantías constitucionales que amparaban a C., por la sola circunstancia de considerárselo sospechoso de haber participado en la comisión de un ilícito (artículo 72 del Código Procesal Penal). De la denunciada falta de participación de testigos de procedimiento, no es posible inferir la trascendencia de la omisión.”.

    Por ello sus críticas carecen de atingencia con los hechos ocurridos aquél día, tal como fuera descripto precedentemente, pues a partir del hecho sufrido por el preventor y las fugas constatadas de los automotores, se montó un operativo para localizarlos. Circunstancias previas que aunados al neviosismo percibido en que se encontraba el encartado y sus contradicciones consustancian los motivos para ordenar los actos de perquisición realizados, sin que la ausencia de testigos haga mella en la validez de la realidad asentada.

    El acta de detención y secuestro consiste en una probanza más y no en un elemento de carácter sacramental y los jueces deben apreciarla en consonancia con los restantes medios adquisitivos, lo que determina el carácter relativo de su nulidad y posibilita su subsanación durante la sustanciación del juicio, tratándose de una cuestión de aptitud probatoria, máxime si sólo refleja hechos no controvertidos y que surgen también de otras pruebas, sin 21 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 que se vislumbre en qué ha influído la ausencia de dos testigos que asistan a los funcionarios policiales…

    (conf.

    Sala III, causa 11.488, caratulada “Encinas, Argentino s/recurso de casación” Reg. 535/10, rta. 22/04/10).

    Atento a que los restantes defectos apuntados del acta de fs. 32, desconocen lo actuado a fs. 51 y 70 -en cuanto se notificó al enjuiciado su situación procesal y los derechos que le asisten- y las críticas no se han fundado en el perjuicio necesario a los fines de la declaración que pretende, tampoco serán atendidas.

    Por consiguiente, el presente agravio corre la misma suerte que los anteriores.

  5. La materialidad del hecho se probó en mérito a las piezas arrimadas al sumario tales como las actas, los elementos secuestrados, los informes, los peritajes y los testimonios que, analizadas en conjunto y bajo las reglas de la sana crítica racional, permitieron ubicar a cada uno de los encausados en el transporte organizado, dentro del territorio nacional, de setecientos kilos de marihuana aproximadamente.

    En efecto, el operativo se había implantado a raiz de las evasiones del control prevencional de los automotores individualizados en la ruta, y de la herida de arma de fuego que el ocupante de la camioneta le infringiera en la muñeca de M.A.R., justamente con la finalidad de encontrarlos, lo que así sucedió

    respecto de los rodados abandonados y sus tripulantes, además de la sustancia estupefaciente, dando origen a los decomisos y detenciones.

    Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 CFCP - SALA I FRE 32000344/2013/TO1/CFC5 Cámara Federal de Casación Penal Aquellas primigenias sospechas sobre el accionar delictual, pudieron corroborarse con diversos elementos comprometedores del traslado coordinado de la sustancia prohibida, que permitieron determinar la intervención concreta y el rol de cada uno en el hecho.

    Al respecto se evaluaron en el pronunciamiento los ingresos migratorios de C.R.D.S., de R.S.V., de J.C.S.A. y de su hermano prófugo, dejándose constancia de las múltiples coincidencias en los movimientos informados, no sólo el día anterior al hecho sino tambien los registrados con anterioridad, a punto que permitieron determinar la actividad de cada uno de los cuatro enjuiciados en el desarrollo del hecho investigado en las presentes actuaciones.

    Se llegó asi a sindicar a C.R.D.S. como el conductor de la camioneta Amarok (LFD-579) cargada con la sustancia estupefaciente y quien efectuara los disparos contra el control prevencional; a N.R.C. en el automotor Kia Rio (BFK-504) como el que abriera el camino al vehículo que trasladaba el cargamento, que no se detuviera ante el control prevencional y pasara a gran velocidad. Y J.C.S.A. y R.S.V. como los que estaban a bordo del vehículo BMW (BEX-404) en el soporte logístico y de apoyo, traspasando el control de ruta del puente libertad, con dirección al Chaco.

    El hallazgo de los vehículos Amarok y K. abandonados y la aprehensión de sus ocupantes fueron 23 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 eslabones determinantes de la cadena de comercio descubierta.

    Cesar R.D.S. fue detenido en el control policial de V. delC. y N.R.C. en la ruta provincial nro. 9 a 200 metros de la intersección con la ruta Nacional nro. 11. En tanto que R.S.V. y J.C.S.A. lo fueron en el auto BMW, en la estación de servicio YPF, en la intersección de las rutas Provincial nro. 9 y Nacional nro. 11, donde se ubicaran a fin de dar apoyo a los restantes encausados. No pudo ser habido J.A.S.A..

    En relación a C.R.D.S. se señaló

    que transportó estupefaciente a bordo de la camioneta Amarok y efectuó los disparos con arma de fuego al control prevencional, hiriendo al policía M.Á.R..

    Para ello, valoró que el día antes del hecho el encartado ingresó al país en diversos vehículos y en dos oportunidades, la primera de ellas fue a las 11:39 horas con J.C.S.A. y en la segunda a las 17:06 junto con R.S.V. a las 17:07. Con el último de los nombrados ya había ingresado en el BMW el dia 18/04/13 a las 11:16 horas.

    A su vez, el peritaje de la sustancia secuestrada informó que se trataba de marihuana en un peso de seiscientos setenta kilos con ochocientos cincuenta gramos.

    Se tuvieron en cuenta las constancias del procedimiento de fs. 1 y 2 vta., las declaraciones de los funcionarios que participaron del retén, del enfermero A. y de la médica Yaque que dieron cuenta de la lesión 24 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 CFCP - SALA I FRE 32000344/2013/TO1/CFC5 Cámara Federal de Casación Penal sufrida por R. y asimismo la peritación fs. 455/482 en relación al orificio de bala que registra la camioneta policial.

    Se destacó el relato sólido y contundente de la víctima quien indicó la forma de producción del hecho y describió al agresor por haberlo observado. Expresó que tenía una linterna con la que le hizo señas al rodado y al acercarse pudo advertir que vestía una camisa clara y una barba tipo candado. Descripción en la que coincidió R.J.J. quien entre las ocho y nueve lo levantó en la ruta en la zona de Potrero de los Caballos haciendo dedo hacia Formosa, lo reconoció en el debate y destacó que su vestimenta no era propia de la actividad de caza que le dijo realizar junto a su primo.

    Descartó sobre la base del cuadro probatorio y por falta de credibilidad, el descargo del enjuiciado.

    Diversos elementos destacados en la sentencia asentaron el rol de apoyo y asistencia atribuido a J.C.S.A. y de R.S.V., con su permanencia en la zona en horarios injustificados.

    La relación entre los enjuiciados surgió de sus ingresos al país detallados y previos, asi como que el antes nombrado era hermano del prófugo J.A.S.A., autorizado a conducir el vehículo Kia que había transgredido el control policial en primer término y a gran velocidad.

    Tambien hizo referencia al recorrido efectuado por el automotor BMW, como al modo en que pasó el control policial del Puente Libertad, haciendo caso omiso a las 25 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 señales de detención, a alta velocidad, siendo un camino precario y en plena oscuridad, conducta y trayectos sin justificación razonable que no fuera ese apoyo al accionar delictual.

    La prueba respecto de los horarios de ingreso al país pone al descubierto los artilugios ensayados para beneficiarse pues si bien S.V. manifestó que C. le dijo de ir urgente a la Argentina a ver a su hermano con problemas, se encuentra documentado que ingresó al país a las 18 horas, C. a las 11 y el que ingresó mas tarde fue el prófugo.

    La asignación de partícipes necesarios en el transporte de sustancia estupefaciente agravado por la intervención de tres o mas personas a los nombrados se sustentó en la prueba indicativa de haber formado parte de la maniobra organizada, dados los ingresos previos al país, varias veces, y aún el dia anterior, que no se explica sino como apoyo a la empresa delictiva. A D.S. lo responsabilizaron como autor.

    En relación a N.R.C. tuvo en cuenta los testigos que lo trasladaron hasta el control policial:

    1. en motocicleta hasta Villa Escolar y M. en camioneta hasta el lugar de la inspección, en donde se lo hizo descender del vehículo y fue demorado. Resaltaron que en un primer momento habia dicho a M. que iba a Formosa a ver a una tía enferma, que debía ver a una persona de Nanawa frente a Clorinda, un tal Q.Q. que le había ofrecido trabajo.

    Ponderaron los dichos testimoniales de Catalina 26 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 CFCP - SALA I FRE 32000344/2013/TO1/CFC5 Cámara Federal de Casación Penal Cáceres en cuanto a que el nombrado había tenido la camioneta Amarok en su casa aproximadamente dos meses antes del hecho, lo que concuerda con el relevamiento realizado en Clorinda por el policía J.M., quien averiguara que esa misma camioneta se encontraba por el lugar desde hacía aproximadamente un mes.

    Esos aportes permitieron al sentenciante concluir que C. era el nexo local en Clorinda y quien tenía la camioneta Amarok, que guardaba con anterioridad al hecho.

    Con todos esos elementos pudo adjudicarle un aporte esencial al hecho.

    De la lectura de la sentencia se observa un análisis integral y bajo las reglas de la sana crítica de las pruebas y las circunstancias que rodearon al hecho, que afianzan su debida motivación y pusieron de relieve una maniobra coordinada en la que cada uno de los encartados ejecutó un rol predeterminado de conformidad con el plan acordado.

    La apreciación de los argumentos del fallo permiten verificar suficientes motivos en los que se basó el Tribunal para acreditar el hecho y la responsabilidad de los encausados sobre un soporte razonado de los elementos probatorios.

    En consecuencia, la tacha de arbitrariedad con la que los recurrentes lo atacan carece de viabilidad frente a la ausencia de conjeturas o de una interpretación caprichosa de las distintas piezas probatorias.

    Corresponde rechazar el reclamo de la defensa de D.S. en cuanto a la falta de pruebas que acrediten 27 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 que su defendido manejaba la camioneta Amarok cargada con estupefacientes y que fuera él quien disparara, atento a que pretende apoyarse en contradicciones testimoniales que no precisa y a que en el fallo se anotaron las evidencias que contravierten su planteo.

    Tampoco logró la defensa enervar la pruebas heterogéneas atinentes a la autoría de su defendido en el disparo, tales como la descripción física del agresor, coincidente con la del enjuiciado, su presencia en la zona y sus increíbles explicaciones. Es de señalar que el resultado negativo del peritaje quedó relativizado con el mismo carácter orientativo de esa prueba al que aludió el perito que tomó las muestras, todo lo cual permitió afirmar de manera fundada la autoría y responsabilidad de D.S. en los hechos.

    No se observan yerros sobre el lugar de los hechos, pues el fallo señaló que se produjo en la cercanía de la colonia (P. de los Caballos) y especificó luego en cada una de las secuencias el lugar de ocurrencia. En punto a la pericia balística y el error señalado por la defensa en la descripción de la trayectoria de la bala que impactara en el móvil policial, en nada modifica la conclusión del fallo pues a esta altura del proceso resulta incontrovertible la existencia del procedimiento y de los disparos provenientes de la camioneta que lesionaron al policía e impactaron en el vehículo policial pues ellos se encuentran debidamente acreditados por la totalidad de las pruebas apuntadas y la inclinación del impacto señalado en 28 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 CFCP - SALA I FRE 32000344/2013/TO1/CFC5 Cámara Federal de Casación Penal nada incide en la solución arribada, pues resulta compatible con la propia dinámica del suceso.

    Por lo demás, la ausencia del secuestro del arma no conmueve el resultado de la cuestión.

    Tampoco resultan viables los cuestionamientos realizados por la defensa de Castro, que pasan por alto el contexto en el cual fue detenido y, a partir de allí, critica las pruebas que lo involucran, con la única finalidad de desmerecerlas y así desvincularlo del hecho.

    Ello obedece a un análisis fragmentario de la prueba y denota una mirada aislada de la declaración testimonial de C.C., que cuestiona, por entender que faltó a la verdad e interesada pues pretendía una relación amorosa con el enjuiciado como también a las tareas de inteligencia realizadas por J.A. en el barrio El Porteño Norte donde reside C. en Clorinda, que obedecieron al accionar conjunto de la fuerza para esclarecer el hecho.

    No resultan atendibles las críticas efectuadas por la defensa de S.V. y S.A., cuyo compromiso en el hecho fue debidamente motivado por el sentenciante. No se observa arbitrariedad en sus fundamentos y sus críticas obedecen a una interpretación diversa de los elementos probatorios que los sustentan. Es más, la inexistencia de droga en el auto en el que se trasladaban o en poder de los nombrados en nada conmueve la solución arribada. Por el contrario la circunstancia apuntada se aviene a la función de soporte que desempeñaban y explica la intervención organizada en la empresa delictual y de allí su reproche, sin perjuicio de que no 29 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 llevaran a cabo materialmente el transporte de la sustancia prohibida.

    En tales condiciones, los sucesos fueron verificados por el tribunal oral con el grado de certeza necesario.

    Lo dicho deja sin andadura la posibilidad de aplicación del principio in dubio pro reo que reclama la defensa. A su respecto tiene reiteradamente declarado la Corte Suprema de Justicia que el estado de duda a que se refiere la ley procesal, ahora en el art. 3°, no puede reposar en una pura subjetividad, sino que ese especial estado de ánimo -desarrollado en el fuero interno de los magistrados y sólo admisible como consecuencia de la apreciación de los elementos de prueba en su conjunto-

    debe derivarse de la racional y objetiva valoración de tales constancias del proceso (Fallos: 312:2507; 313:559; 314:83, 346 y 833; 315:495, entre muchos otros).

    Quedaron de este modo extremadas las posibilidades revisoras de conformidad con lo decidido por la Corte Suprema de Justicia de la Nación in re “C.”

    (Fallos 328:3399).

  6. En relación la errónea subsunción legal, cabe acotar que no se observa defecto en la adecuación de la conducta en el delito de transporte de estupefacientes consumado (conf. Sala I in re: “Morán, Segundo A. s/

    recurso de casación”, c. nº 5993, reg. nº 7511, rta. el 17 de marzo de 2005).

    En el voto de cita, se dijo que podía definirse 30 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 CFCP - SALA I FRE 32000344/2013/TO1/CFC5 Cámara Federal de Casación Penal al “transporte” de estupefacientes como la conducta de traslado de sustancia de un lugar a otro del país, el que se consuma por la simple acción que lo constituye, con independencia absoluta de la producción del efecto que el agente haya buscado obtener y con el mero desplazamiento -aun brevemente- de la droga (Sala IV, c. nº 179, “B., A.”, rta. el 22/8/95; en el mismo sentido, S.I., c. nº

    2404, reg. nº 3005, “L., F. s/ recurso de casación”, rta. el 9/9/99; c. nº 2589, reg. nº 3105, “B., D.F.”, rta. el 18/9/99; y c. nº

    3951, reg. nº 5021, “Castillo, J.L. s/ recurso de queja”, rta. el 4/4/02).

    Es que surge en forma inequívoca del tenor literal, que la acción reprimida por el art. 5º, inc. “c”, de la ley 23.737 es la de transportar estupefacientes y no la de transportar estupefacientes hasta su destino.

    No integra el tipo objetivo del delito en cuestión que el transportador arribe con la droga al destino final, o parcial, o que efectivamente lo entregue en ese lugar, o la descargue del medio o vehículo en que fue trasladada o coopere a descargarla o controle que efectivamente sea descargada, o almacenada, o embalada, o consumida, o comercializada de donde la llegada a destino resulta indiferente a los fines de la consumación del delito de transporte de estupefacientes.

    La definición del verbo contenido en el delito es esencial en este punto. La expresión “el que transporte”

    evidencia que no es necesario que ese material haya llegado 31 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 en forma efectiva a manos de terceros. Aunque el traslado de la droga en las condiciones y circunstancias probadas haya sido por breves instantes y en corta distancia, el transporte de estupefacientes ha quedado consumado. Y ello no significa que no admita tentativa, siendo posible que la figura quede en grado de conato cuando, por ejemplo, la operación de carga quede interrumpida por la llegada de la autoridad policial (Sala III, c. nº 3916, reg. nº 439/02, “S., J.D. s/recurso de casación”, del 28/2/02, con voto del doctor M..

    Afirmado que el hecho de autos se encuentra consumado, en el caso de D.S. la conducta probada ha sido también debidamente enrolada, por la mayoría del tribunal, en la tentativa de homicidio y no se observan vicios procesales, ni en la prueba valorada. En un primer aspecto la defensa reitera la ajenidad de su defendido cuando el compromiso en el hecho ha sido debidamente acreditado en la sentencia y evaluado precedentemente por lo que en definitiva insiste en un tema probatorio ya superado. Por otra parte, respecto de la prueba del accionar doloso, el desarrollo del tema realizado en el fallo da cuenta de la intención del enjuiciado de matar al funcionario policial que se le interpuso en el camino, pues la escasa distancia en la que efectuó los disparos como la zona de los impactos ponen de manifiesto la determinación de dicho objetivo. Es que, tanto la cercanía como la ubicación de los impactos verificados, en la muñeca de R. como a la altura del manillar de la camioneta, resultan elementos incontrastables que traslucen claramente 32 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 CFCP - SALA I FRE 32000344/2013/TO1/CFC5 Cámara Federal de Casación Penal la intención de asegurarse el resultado letal. De lo contrario, otra hubiera sido la dirección de los mismos y no en el cuerpo de la víctima. Y además continuó el fallo afirmando que “D.S. sabía que quien se interponía en su camino era policía, y que la detención de la marcha del rodado en el retén, acarrearía el descubrimiento de la sustancia estupefaciente que transportaba. El lugar desolado e inusitado del tránsito de una camioneta cargada y la nocturnidad conducirían sin duda a su registro, arrojando el resultado menos querido.

    Pero a su vez, la nocturnidad y el desamparo le daba buenas chances de que, abatiendo al agente, pudiera proseguir la marcha. De hecho, buena parte del personal no lo persiguió pues se vio obligado a buscar urgente atención médica para el herido.”.

    Por lo expuesto, a esta altura de la revisión del pronunciamiento entiendo que la figura seleccionada se encuentra al amparo de la tacha de arbitrariedad que postula la parte y no merece reparo alguno. En tal inteligencia, y en los términos analizados, las críticas a la calificación legal efectuadas corren idéntica suerte que los anteriores.

    Fijado como ha quedado el marco recursivo, nada más he de agregar a la adecuación legal del hecho sujeto a inspección.

  7. En lo atinente a la individualización punitiva corresponde recordar la doctrina sentada por esta Sala, in re: “C., V.M. s/rec. de casación”, c. n° 73, Reg. N° 99, rta. el 15 de diciembre de 33 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 1993, en el que se dijo que lo relativo a la aplicación de las reglas de los arts. 40 y 41 del Código Penal es propio de los jueces de mérito, quienes a ese respeto ejercen poderes discrecionales, y que “el ejercicio por los magistrados de sus facultades para graduar las sanciones dentro de los límites ofrecidos para ello por las leyes respectivas no suscita, en principio, cuestiones que quepa decidir en la instancia del art. 14 de la ley 48 (Fallos:

    304: 1626; 305:293; 306:1669; 308:2547; l. 1626, XX, “L., H.R.”, del 4 de septiembre de 1984; P. 101, XXII, “P.A., N.”, del 6 de diciembre de 1988; A. 599, XXII, “A., A. y otro”, del 29 de agosto de 1989; G. 416, XXII, “G.D., S.”, del 26 de octubre de 1989; T. 50, XXIII, T., F.A.”, del 19 de agosto de 1992, entre muchas otras), salvo casos excepcionales en los que se ha incurrido en una arbitrariedad manifiestamente violatoria de la garantía de la defensa en juicio...”.

    Doctrina sentada en reiterados precedentes, de la que sólo se hizo excepción cuando podrían verse vulneradas garantías de orden constitucional (confr. entre otras, esta S., in re: “R., J.L. y otros s/recurso de casación“, reg. n° 7735, c. n° 6028, rta. 10/06/05, y sus citas).

    En el mismo sentido lo ha señalado también el Alto Tribunal al admitir la posibilidad de control cuando se ha incurrido en una arbitrariedad manifiestamente violatoria de la garantía de la defensa en juicio, como sostener la sentencia en “afirmaciones abstractas que no 34 Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24262306#203813495#20180417092529237 CFCP - SALA I FRE 32000344/2013/TO1/CFC5 Cámara Federal de Casación Penal condicen con las constancias de la causa” (

  8. 324, XXII, “Villarreal, J.A. s/pedido de unificación de pena”, del 22 de marzo de 1988); u omitir el tratamiento de circunstancias atenuantes, es decir, cuando el fallo “sólo explicó el incremento de la pena sobre la base de pautas objetivas, sin fundar cuáles serían las subjetivas que, en conjunta valoración con las anteriores, justificasen el aumento, y omitió considerar la gran cantidad de elementos de juicio favorables respecto de la personalidad de la procesada” (

  9. 242, XXIII, “Viñas, L.A. y otro s/robo calificado”, del 13 de agosto de 1992), extremos que no se verifican en el caso de autos.

    Pues en el fallo se dejaron anotados los argumentos que llevaron a determinar las sanciones impugnadas. Así, partiendo de las escalas penales del delito acreditado y su calificante, según el caso, valoraron las pautas previstas en los artículos 40...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA