Sentencia de TRIBUNAL ORAL EN LO CRIMINAL Y CORRECCIONAL NRO. 24 DE LA CAPITAL FEDERAL, 11 de Abril de 2018, expediente CCC 060391/2016/TO01

Fecha de Resolución11 de Abril de 2018
EmisorTRIBUNAL ORAL EN LO CRIMINAL Y CORRECCIONAL NRO. 24 DE LA CAPITAL FEDERAL

Poder Judicial de la Nación TRIBUNAL ORAL EN LO CRIMINAL Y CORRECCIONAL NRO. 24 DE LA CAPITAL FEDERAL CCC 60391/2016/TO1 FUNDAMENTOS DEL VEREDICTO DICTADO EN LA CAUSA n° 60.391/2016 (REGISTRO INTERNO 4729)

SEGUIDA A R.Á..

I) De manera preliminar se deja constancia conforme las acordadas 15/13 y 24/13 de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, a fin de preservar y resguardar los derechos personalísimos de la menor involucrada en el proceso, conforme el decreto que obra a fs. 202 se dispuso sustituir su nombre y el de sus familiares directos por las siglas allí consignadas.

La causa llegó a juicio en función del requerimiento de elevación formulado por el Sr. Fiscal de Instrucción y que obra agregado a fs. 151/154 de las actuaciones.

En dicha pieza procesal se imputó a R.Á. “el haber abusado sexualmente de la menor N.A.A. en reiteradas ocasiones, entre fines de diciembre de 2015 y principios del mes de septiembre de 2016; en la casa del imputado y, probablemente, en el Centro de la Policía Federal, Círculo de Suboficiales- donde existe alojamiento con pileta.

La presente casusa se inició el día 10 de octubre de 2016 con la denuncia realizada por la Sra. E.E.

V. en su condición de madre de la menor N.A.A., contra R.Á., padre de la niña. Relató la Sra. E.E.

V. que el día 8 de octubre de 2016 su hija le comentó que su padre le tocaba Fecha de firma: 11/04/2018 Firmado por: M.C.M., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: M.E.D., SECRETARIO DE CAMARA #30146700#203324775#20180411134955853 por arriba de la ropa y arriba del pantalón habiéndolo hecho un par de veces. El día 9 de octubre de 2016 la menor le dijo a su madre que el padre le tocaba por debajo de la ropa “la pochita” (ella le dice así a la vagina), los pechitos y la cola.

Agregó la niña que tenía que contarle más cosas pero que tenía vergüenza, que tenía miedo, que el papá le dijo que no cuente nada que su madre era una loca y lo iba a demandar, que el papá sólo le hacía cosquillitas. En este contexto la Sra. E.E.

V. llevó a la niña al servicio de pediatría del Hospital Municipal de V.L. donde fue revisada; en la ocasión la doctora que la atendía las llevó a una sala aparte y la niña contó que el papá comenzó a tocarla luego de año nuevo; primero lo hacía mientras dormía, luego empezó tocar más profundo por debajo de las ropa y luego comenzó a sacarle la ropa. Ante una pregunta de la pediatra la niña le dijo que le ponía (el pene) por la cola y por la vagina y que eyaculaba en su panza o pecho. Agregó la niña que esto ocurría siempre que iba a lo de su padre; se lo hacía cuatro y cinco veces por noche por los dos lados.

Relató la menor que ella lo sacaba, lo pateaba para atrás del cuerpo pero él se lo hacía igual, no le pegaba, la forzaba y le decía “despacito hija es cosquillita”. Agregó que lo pateaba con la pierna y que lo sacaba con la mano pero él la forzaba, no le pegaba, nunca le puso nada en la boca, sólo era por ahí y eyaculaba en su panza.

Fecha de firma: 11/04/2018 Firmado por: M.C.M., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: M.E.D., SECRETARIO DE CAMARA #30146700#203324775#20180411134955853 Poder Judicial de la Nación TRIBUNAL ORAL EN LO CRIMINAL Y CORRECCIONAL NRO. 24 DE LA CAPITAL FEDERAL CCC 60391/2016/TO1 Agregó la denunciante que la niña siempre que volvía de la casa del padre se bañaba; referenció que, habitualmente, su hija fin de semana por medio iba a la casa del padre, pero hacía casi un mes que no lo hacía porque no quería, alegando que se aburría.”

Calificó los hechos descriptos como constitutivos del delito de abuso sexual agravado por haber sido cometido por un ascendiente con cita de los arts. 45 y 119 cuarto párrafo inc. b) del Código Penal.

II) En la oportunidad prevista por el art. 393 del Código Procesal Penal de la Nación, el Sr. Fiscal interviniente, Dr.

A.Y. acusó al imputado pues señaló que los hechos del requerimiento de elevación a juicio se probaron sin lugar a duda razonable.

Así luego de señalar las circunstancias de tiempo y lugar de ocurrencia de los hechos indicó que el encausado sometió a la menor para entonces de entre los once y doce años de edad, a diferentes prácticas sexuales consistentes en manoseos sobre las ropas, por la zona de los genitales, cola y pecho; a manoseos por debajo de las ropas de la niña en las mismas zonas, y para en el último tramo delos sucesos, aproximadamente un mes antes de la radicación de la denuncia, la comenzó a desnudar introduciéndose en la cama en que ella dormía, para nuevamente manosearla en los genitales, cola y pecho, frotando su pene sobre la Fecha de firma: 11/04/2018 Firmado por: M.C.M., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: M.E.D., SECRETARIO DE CAMARA #30146700#203324775#20180411134955853 cola y vagina de la niña, para, a veces, eyacular en el vientre de la niña.

El núcleo central de la prueba es el relato de quien fue único testigo, la niña N.A.A.. A este respecto y sin abundar en la reproducción de los dichos, su relato es consistente, pues se ha mantenido en el tiempo, coincide en lo general con la primera exposición un día antes de la denuncia a la madre, se advierte espontáneo en cuanto a las interacciones, tanto físicas como verbales, describe con precisión la clase de prácticas a las que era sometida, el lugar, la modalidad de los abusos y llega incluso a exponer ante preguntas con gestos los movimientos del acusado durante las prácticas.

La declaración recibida en los términos del art. 250 bis del Código Procesal Penal es la pieza central de la acusación.

La niña hace referencias coincidentes con el relato madre a que Á. tenía problema con consumo de alcohol, cada vez que iba había vino en la heladera, la madre mencionó también este problema y el propio acusado lo reconoció.

Explicó la niña cómo se metía en su cama, se colocaba detrás de ella (tipo cucharita) y comenzaba a abusar. Ella cuenta cómo lo echaba de la cama, explicó que lo empujaba pero él volvía. En esas situaciones sentía que le metía el pene en la vagina y cola; luego ya en las Fecha de firma: 11/04/2018 Firmado por: M.C.M., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: M.E.D., SECRETARIO DE CAMARA #30146700#203324775#20180411134955853 Poder Judicial de la Nación TRIBUNAL ORAL EN LO CRIMINAL Y CORRECCIONAL NRO. 24 DE LA CAPITAL FEDERAL CCC 60391/2016/TO1 preguntas direccionadas, ella explicó que era lo mismo meter y tocar.

La credibilidad del relato es patente cuando explicó

con gestos cómo él se tocaba antes de eyacular, algo que difícilmente pueda evocarse si no lo vivió. También el modo en que explica la eyaculación sobre el cuerpo da cuenta que se trata de una joven que no sabía lo que estaba ocurriendo, claramente la excedía.

El relato fue considerado verosímil, la categoría más alta de acuerdo a la psicología del testimonio, conforme se establece a fs. 57/9, pues reúne estas características: es no estructurado, es espontáneo, es detallado, describe interacciones, no es fantasioso, no presenta índices de inducción.

Además aparece avalado por declaración de E.E.

V. en cuanto al modo en que se produce la revelación del abuso.

Ella y N.A.A. coinciden significativamente en cuanto al modo de la revelación, la niña no quería irse el fin de semana con su padre, ya no le creía cuando él le prometía que estas cosas no iban a seguir ocurriendo, se lo prometía pero volvían a ocurrir. No tuvo más remedio que hablar con la madre.

La madre también habló de la angustia y temor de la niña en ese momento, explicando cómo se recostó sobre sus piernas y con gestos de dolor y sufrimiento le habló con pudor de que su padre la tocaba, que era sobre las ropas y Fecha de firma: 11/04/2018 Firmado por: M.C.M., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: M.E.D., SECRETARIO DE CAMARA #30146700#203324775#20180411134955853 que tenía más cosas para contar haciendo un relato más completo ante los médicos del hospital a donde la llevó de inmediato, ajustado a lo que se ve en la Cámara Gesell.

La entrevista realizada por el Lic. L. fue el 19/10 y la denuncia fue el 10/10. Allí la menor dio un relato es consistente y valioso, luego de ello explicó la madre que siguió contando otras cosas vinculadas a situaciones en que habría sido confrontada con imágenes en una computadora, pero no forman parte del plexo de imputación.

La declaración de la madre de la niña, se evidenció

descargada de cualquier animosidad para con el acusado, habló del modo en que se sintió como traicionada, ya que nunca sospechó, que siempre el acusado fue correcto con ella y su hija, con buen vínculo entre ellos, dialogaban sobre la niña, se ponían de acuerdo sobre las visitas y la cuota de alimentos hasta la denuncia. Aún dijo que siguió cumpliendo luego con la cuota alimentaria pero menos regularmente. No reveló ningún encono particular hacia Á..

A las creíbles declaraciones se unen como elementos indiciarios, el psicodiagnóstico de fs 78/84, de la Lic. B. que da cuenta de la presencia de indicadores compatibles con victimización sexual y que no surge la existencia de inducción, ni fabulación.

B. recibió el relato de la niña y lo que allí se vuelca es nuevamente compatible con las manifestaciones Fecha de firma: 11/04/2018 Firmado por: M.C.M., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: M.E.D., SECRETARIO DE CAMARA #30146700#203324775#20180411134955853 Poder Judicial de la Nación TRIBUNAL ORAL EN LO CRIMINAL Y CORRECCIONAL NRO. 24 DE LA CAPITAL FEDERAL CCC 60391/2016/TO1 de Cámara Gesell y con lo expresado por la madre de la menor.

Se suma la pericia psiquiátrica del Dr. Segovia, que es confusa pero que habla de que no presenta un trastorno por estrés post traumático pero no descarta la ocurrencia de los hechos, evidenciando trastornos disociativos y de acomodación, lo que se puede correlacionar con algunos rasgos del psicodiagnóstico, en cuanto a la sobreadaptación.

Al ser formulada la denuncia había una sospecha cierta de que hubiera existido acceso carnal porque la niña decía que le metía el pene, esta cuestión termina aclarándose cuando la niña fue específicamente...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR