Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 3, 29 de Diciembre de 2017, expediente FCB 006458/2015/TO01/CFC002

Fecha de Resolución29 de Diciembre de 2017
EmisorCAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 3

Cámara Federal de Casación Penal Sala III Causa Nº FCB 6458/2015/TO1/CFC2 “MAMANI CUSSI, M. s/recurso de casación”

Registro nro.: 1764/17 la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 29 días del mes de diciembre de dos mil diecisiete, se reúnen los miembros de la Sala Tercera de la Cámara Federal de Casación Penal, doctores E.R.R., J.C.G. y C.A.M., bajo la presidencia del primero de los nombrados, asistidos por la Prosecretaria de Cámara, doctora M.V.P., con el objeto de dictar sentencia en la causa n° FCB 6458/2015/TO1/CFC2 del registro de esta Sala, caratulada “M.C., M. s/ recurso de casación”.

Representa al Ministerio Público F. el doctor R.O.P., a la Defensoría Pública de Menores e Incapaces la doctora S.L.C. y ejerce la defensa de M.M.C. el doctor L.A.M..

Efectuado el sorteo para que los señores jueces emitan su voto, resultó que debía observarse el siguiente orden: doctor C.A.M., doctor E.R.R. y doctor J.C.G..

VISTOS

Y CONSIDERANDO:

El señor juez doctor C.A.M. dijo:

PRIMERO
  1. Llega la causa a conocimiento de esta Alzada en virtud del recurso de casación interpuesto por el fiscal general doctor C.F.T. a fs. 709/717, contra la resolución dictada por el Tribunal Oral en lo Federal Nº 2 de Córdoba, el 28 de septiembre de 2016, que resolvió ” Absolver a M.M.C., ya filiada en autos, de los delitos de trata de personas con fines de explotación laboral agravado, tráfico ilegal de personas agravado y facilitación de la permanencia ilegal de extranjeros agravado previstos y penados Fecha de firma: 29/12/2017 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: EDUARDO R. RIGGI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: C.A.M., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: M.V.P., PROSECRETARIA DE CAMARA #27982901#197075565#20171229151827728 por los arts. 145 ter último párrafo del C.P., arts. 119, 116, 117, 121 de la Ley 25.871 y 45 del C.P., que le atribuía el requerimiento F. de Elevación de la causa a juicio obrante a fs. 506/15, disponiéndose su inmediata libertad la que se materializará desde la Secretaría del Tribunal.” (fs.

    682/686, con fundamentos a fs. 691/701 vta.).

  2. El tribunal de mérito concedió el remedio impetrado a fs. 722 vta., que fue mantenido en esta instancia a fs. 738.

  3. El recurrente encauzó sus agravios en ambos incisos del art. 456 del Código Procesal Penal de la Nación, por considerar que en el auto se inobservaron normas establecidas bajo pena de nulidad -arts. 123 y 404, inc. 2º, del CPPN- y se aplicó erróneamente la ley sustantiva.

    Cuestionó, en primer término, la valoración de la prueba realizada por el tribunal y la omisión de considerar elementos de prueba incorporados al expediente. Criticó la falta de valoración del testimonio de la víctima J.D.A. en cámara G., y que, como consecuencia, el tribunal considerase que no hubo captación.

    En efecto, para probar la participación de M.C. en la captación de la menor, el fiscal puntualizó que aquélla reconoció que “…aceptó trabajar para M. y M., frente a una sugerencia que le hizo el Sr. C., padre de M., a su madre (…) que M., M., el padre de M. y su mamá le dijeron que venga a trabajar por unas horas, a la mañana de 8 a 12, y luego descansaba hasta las 4 de la tarde. Que eso sería en un negocio de ropa y que le iban a pagar más, no le dijeron cuanto pero que era más de lo que ganaba en Bolivia. Que para ella eso significaba que podía mandar plata a su familia, y luego incluso traer a su familia para tener una vida bien. Ese era su propósito (…) que ‘en setiembre de 2014 vine a Argentina con una pareja de bolivianos llamados M.C. y M.M. para Fecha de firma: 29/12/2017 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: EDUARDO R. RIGGI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: C.A.M., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: M.V.P., PROSECRETARIA DE CAMARA #27982901#197075565#20171229151827728 Cámara Federal de Casación Penal Sala III Causa Nº FCB 6458/2015/TO1/CFC2 “MAMANI CUSSI, M. s/recurso de casación”

    trabajar con ellos. Que esta pareja le dijo que tenían un negocio de ropa y que iba a vivir junto con ellos teniendo mi cuarto y mi propia privacidad, y que nadie me iba a molestar y me iban a pagar por el trabajo de la tienda’” (fs. 710 vta.).

    Del mismo modo, remarcó las conclusiones vertidas en el informe elaborado por la Psicóloga Gigli y la Licenciada en trabajo social I., de la Secretaría de Asistencia y Prevención de la Trata de Personas (fs. 94/106).

    Refirió que si bien la propuesta laboral surgió del padre de C., M.C. se encontraba en ese momento en Bolivia junto a ellos, y que fue la pareja imputada quien dio a la víctima detalles de aquélla. Expresó que el tribunal valoró el testimonio de A.B. de manera sesgada ya que de su testimonio de fs. 258/259 se podía colegir que la imputada era quien estaba al mando del local “R.M. y que le ordenaba a C. lo que tenía que hacer (cfr. fs. 711).

    En relación a la acción típica consistente en el transporte, el recurrente expresó que la madre de la damnificada reconoció que, si bien “…C. le dijo que podía viajar a la Argentina con el nombre de la gemela de la víctima (…) [y de que] agarró ese carnet.”, lo cierto es que “…a las 13 se dirigieron a hacer la documentación y a las 22.30 salió con M. y M. hacia C. (fs. 711 vta.). Esto fue, incluso, admitido por la imputada en su declaración indagatoria al sostener que “…no conocía a la joven que llegó a la terminal de ómnibus para viajar con ellos hasta la provincia de C. (fs. 711 vta.).

    Sobre el horario de trabajo, la fiscalía expresó que de los dichos de B. no podía concluirse, como erróneamente hizo el tribunal, que la víctima trabajaba solamente en la franja horaria de 8.15 a 12.30 hs., sino que a esas horas Fecha de firma: 29/12/2017 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: EDUARDO R. RIGGI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: C.A.M., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: M.V.P., PROSECRETARIA DE CAMARA #27982901#197075565#20171229151827728 aquélla ya estaba en el local. A su vez, los dichos de la víctima acerca de que se levantaba a las 6 de la mañana y a las 7 ya estaba en la tienda donde atendía, cobraba, limpiaba y acomodaba los productos hasta las 14 hs., que volvían a abrir a las 15.30 hs., y que algunas veces trabajaba allí

    hasta las 4 de la madrugada, no fueron valorados adecuadamente por el tribunal. También, sostuvo el fiscal que la menor realizaba todo tipo de tareas domésticas en el domicilio de los imputados, donde residía, lo que la llevó a referir que era una esclava: “Yo pertenecía siempre para ellos. Hacia todo con tal de que no se enojen, no me hagan nada, tenía mucho miedo” (citado a fs. 712), todo lo cual fue ratificado en el juicio por A.A..

    Afirmó asimismo el recurrente los términos de la pericia practicada sobre J.D.A. obrante a fs. 409/411, donde se destacó que “…no se han detectado indicadores de fabulación o confabulación, resultando un relato creíble y coherente, existiendo relación entre lo expresado y la conducta que acompañaba lo relatado…” (fs. 712). Valoró también los informes de la Secretaría de Asistencia y Prevención de la Trata de Personas, de la provincia de Córdoba, que confirman la situación de explotación a la que se encontraba sumida la víctima, destacándose que tenía “…limitada su circulación por la ciudad de San Francisco, pues sólo le permitían ir desde el domicilio de la pareja hasta el lugar de trabajo. Que estaba sometida a extensas jornadas laborales, desde las 7 a.m. y en algunos casos hasta las 4 a.m. del otro día, [lo cual] incluía atención en el local de ropa, cuidado del hijo de la pareja, realizar tareas de limpieza y elaboración de alimentos”; amén de que según puntualiza el informe del 21 de febrero de 2015, “no ha percibido ingreso alguno con relación a lo trabajado”

    (fs. 40, citado a fs. 712 vta.).

    En este punto, el recurrente criticó que el tribunal no haya siquiera abordado la cuestión vinculada a la falta de Fecha de firma: 29/12/2017 Firmado por: J.C.G., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: EDUARDO R. RIGGI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: C.A.M., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: M.V.P., PROSECRETARIA DE CAMARA #27982901#197075565#20171229151827728 Cámara Federal de Casación Penal Sala III Causa Nº FCB 6458/2015/TO1/CFC2 “MAMANI CUSSI, M. s/recurso de casación”

    percepción de remuneración alguna por el trabajo realizado, lo que resulta conteste con lo expresado por J.D.A. respecto a que “…le dijeron le iban pagar bien. Y nunca le pagaron, ni a ella ni a su madre”; circunstancia que se corresponde con el testimonio de la madre, de A.A., las constancias de contactos de facebook y la carta enviada por la madre a la menor pocos días antes que fuera rescatada (cfr. fs. 712 vta.).

    Argumentó que el a quo tampoco se hizo cargo de analizar la situación de vulnerabilidad en la que se encontraba la víctima, por su edad y su condición de extranjera, condiciones que fueron aprovechadas por la pareja imputada para explotarla laboralmente, lo que fácilmente podía colegirse de los testimonios de aquélla, de su madre y del matrimonio Ramírez-A., así como de los informes de fs.

    141/153.

    Denunció que el a quo no efectuó consideración alguna respecto de los delitos de tráfico ilegal de personas y facilitación a la permanencia ilegal, ambos agravados por ser la víctima menor de edad, que concurrían idealmente con el delito de trata. Según entendió, dichas figuras se encontraban verificadas con la prueba producida en el debate que puso en evidencia la participación de la nombrada en el proceso de captación de la menor en Bolivia y que los imputados tenían “…

    conocimiento de que se trataba de una ciudadana boliviana, que no tenía la documentación requerida para ingresar al país, por lo que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR