Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 1, 11 de Octubre de 2017 (caso Principal en Tribunal Oral TO01 - IMPUTADO: HAIDAR, ROBERTO CARLOS Y OTROS s/INFRACCION LEY 23.737)

Fecha de Resolución:11 de Octubre de 2017
Emisor:CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 1
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Sala I - Causa Nº

CFP 11849/2013/TO1/CFC11 “HAIDAR, R.C. y otros s/recurso de casación”

Cámara Federal de Casación Penal Registro nro.: 1387/17 la ciudad de Buenos Aires, a los 11 días del mes de octubre de dos mil diecisiete, se reúne la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal integrada por los doctores E.R.R., A.M.F. y L.E.C., bajo la presidencia del primero de los nombrados, asistidos por el Secretario de Cámara, doctor W.D.M., con el objeto de dictar sentencia en la causa nº CFP 11849/2013/TO1/CFC11 del registro de esta Sala, caratulada: “HAIDAR, R.C. y otros s/ recurso de casación”, con la intervención del doctor R.G.W. por el Ministerio Público Fiscal, de la Defensora Pública Oficial Coadyuvante, doctora B.L.P., en representación de R.C.H., y del defensor particular P.A.P., en representación de G.C.P..

Efectuado el sorteo para que los señores jueces emitan su voto, resultó el siguiente orden: Catucci, R. y F..

Y VISTOS

Y CONSIDERANDO:

La señora juez doctora L.E.C. dijo:

PRIMERO

Las presentes actuaciones llegan a conocimiento de esta Sala a raíz de los recursos de casación interpuestos a fs. 2199/2217 por la Defensa Pública Oficial de R.C.H. y a fs. 2266/2279 vta.

por la defensa particular de G.C.P., contra la sentencia obrante a fs. 2147/2149 y 2157/2184 vta., dictada el día 26 de septiembre de 2016 por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 1 de esta ciudad, que –en lo que aquí concierne- en el marco de la causa nº

Fecha de firma: 11/10/2017 Alta en sistema: 13/10/2017 Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24705700#190205310#20171012130221471 CFP 11849/2013/TO1 de su registro interno -por unanimidad- rechazó los planteos de nulidad y de inconstitucionalidad incoados y -por mayoría- condenó a R.C.H. y a G.C.P., a las penas de cuatro años de prisión y multa de quinientos pesos ($ 500), accesorias legales y costas, como autores penalmente responsables del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización (art. 5, inc. “c” de la ley 23.737).

Los recursos fueron concedidos a fs. 2224/2225 y 2284/2285 vta., y mantenidos a fs. 2302 y 2303.

Puestos los autos en Secretaría por diez días, a los fines de los arts. 465, cuarto párrafo, y 466 del ordenamiento ritual, el representante del Ministerio Público Fiscal ante esta instancia, doctor R.G.W., postuló el rechazo de los recursos de casación incoados a fs. 2309/2311 vta.

Cumplida la audiencia que prescribe el artículo 468 del código de forma, según constancia de fs. 2319, el expediente quedó en condiciones de ser resuelto.

SEGUNDO
  1. Recurso de casación de la Defensa Pública Oficial de R.C.H..

    Esa parte encausó sus agravios en los términos de ambos incisos del art. 456 del C.P.P.N.

    1. Nulidad de la sentencia por déficit de fundamentación y errónea aplicación de la ley sustantiva.

      En primer lugar, señaló que el pronunciamiento recurrido sería nulo por déficit de fundamentación, al no haber ponderado debidamente las pruebas de descargo que demostrarían que su asistido tiene adicción a la droga y que el material hallado en su domicilio era para su consumo personal.

      Fecha de firma: 11/10/2017 Alta en sistema: 13/10/2017 Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24705700#190205310#20171012130221471 Sala I - Causa Nº

      CFP 11849/2013/TO1/CFC11 “HAIDAR, R.C. y otros s/recurso de casación”

      Cámara Federal de Casación Penal Por ello, estimó que las probanzas reunidas en su contra no permiten concluir, como lo hizo el a quo, que el estupefaciente estuviera destinado a su comercialización.

      Agregó que su defendido dijo consumir todo tipo de pastillas, ketamina, marihuana y cocaína desde temprana edad, aunque nunca realizó tratamiento, todo lo que surge de su legajo de personalidad, del informe ambiental, del practicado por el Cuerpo Médico Forense y del resultado de la rinoscopia que se le practicare.

      Adujo que la cantidad de estupefaciente encontrada en su domicilio, no excedería la correspondiente a una persona con ese tipo de adicción severa sino que es compatible con un consumo mensual, a punto de que puede ingerir entre cuatro y diez pastillas por día. En consecuencia se agravió de que la decisión atacada considere que excede ese uso personal, lo que no está basado en algún dato estadístico.

      Tampoco se demostró que efectuara operaciones de compraventa, pues no se detectó ningún comprador, ni hubo testimonios en ese sentido y desapoderó al hallazgo de la termo selladora y la balanza electrónicas en el domicilio de H., de relevancia cargosa con el argumento de que no son necesarios para una comercialización de estupefacientes, sentido en el cual tampoco sirve la interpretación dada a las escuchas telefónicas.

      Expresó que la condena que se ciñó a la cantidad de pastillas encontradas resulta arbitraria pues no constituye una derivación razonada del derecho vigente conforme las constancias obrantes en la causa ni respeta las leyes de la lógica.

      Fecha de firma: 11/10/2017 Alta en sistema: 13/10/2017 Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24705700#190205310#20171012130221471 Puso de manifiesto que no se dio respuesta al planteo en subsidio que efectuara relacionado con una participación secundaria de su asistido y pidió que se tuviera en cuenta la duda sobre la finalidad del estupefaciente secuestrado, por imperio del principio in dubio pro reo (art. 3 del C.P.P.N.), que conduciría a concluir en favor de H..

      Solicitó que se cambie la calificación legal por la de tenencia de estupefacientes para consumo personal (art. 14, segundo párrafo, de la ley 23.737), y en consecuencia, por aplicación de la doctrina seguida por el Máximo Tribunal in re “A.” (Fallos:

      332:1963), se absuelva a su defendido.

    2. Arbitrariedad en la mensuración de la pena e inconstitucionalidad del mínimo legal aplicable.

      Se agravió por el rechazo de esa inconstitucionalidad del mínimo legal de la escala penal aplicable para el delito en cuestión por no haber dado razones suficientes. Dijo que la pena impuesta vulnera los arts. 28, 33 y 75, inc. 22, de la Constitución Nacional.

      Manifestó que los cuatro años de prisión impuestos a su asistido son irrazonables, ilógicos y desproporcionados, debiendo haber aplicado una pena que no supere los tres años de prisión, a fin de garantizar la libertad de su defendido.

      Efectuó reserva del caso federal.

  2. Recurso de casación de la defensa particular de G.C.P..

    La defensa encausó sus agravios en los términos de ambos incisos del art. 456 del C.P.P.N.

    1. Nulidad del inicio de las actuaciones.

      Fecha de firma: 11/10/2017 Alta en sistema: 13/10/2017 Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24705700#190205310#20171012130221471 Sala I - Causa Nº

      CFP 11849/2013/TO1/CFC11 “HAIDAR, R.C. y otros s/recurso de casación”

      Cámara Federal de Casación Penal En primer lugar, postuló la nulidad de todo lo actuado desde su origen por haberse iniciado por una denuncia anónima que, a su entender, no constituye un acto promotor válido. Al respecto, señaló que adhería al planteo oportunamente formulado por la asistencia técnica de H. durante su alegato final (art. 393 del C.P.P.N.), postulando su nulidad y la de toda actuación ulterior.

    2. Nulidad de las intervenciones telefónicas.

      Adujo que la orden de intervención del teléfono de su asistida carecía de motivación, que fue tomada “…de manera irreflexiva, apresurada, desmedida, o arbitraria”, pues no se advertía un estado de sospecha que otrora justificara la medida. Fue una incursión de pesca desplegada por la prevención, por lo que propició su anulación dado que vulnera el derecho a la intimidad de su ahijada procesal. Pidió su exclusión probatoria y la de todo lo obrado en su consecuencia.

    3. Nulidad de la sentencia por arbitrariedad y déficit de fundamentación.

      Señaló que la decisión del a quo es arbitraria toda vez que se reemplazó la debida fundamentación por afirmaciones dogmáticas carentes de toda referencia a las normas aplicables y a las constancias de la causa. Invocó

      inobservancia de las normas procesales previstas bajo pena de nulidad y cuestionó la valoración probatoria efectuada por los sentenciantes que decantan en una fundamentación insuficiente, aparente y contradictoria, respecto de la comercialización de estupefacientes.

      Acotó que aún cuando resultare de las intervenciones telefónicas que la sindicada como G.P., pedía sustancias prohibidas a varios masculinos, Fecha de firma: 11/10/2017 no se probó que ella efectuara a su vez distribución Alta en sistema: 13/10/2017 Firmado por: E.R.R., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: A.M.F., JUEZA DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: L.E.C., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: W.D.M., SECRETARIO DE CAMARA #24705700#190205310#20171012130221471 onerosa de esas sustancias. Ni por su contenido ni por las tareas de inteligencia desplegadas, podría haberse concluido que aquélla tuviera participación en el tráfico de sustancias prohibidas, más aún cuando en el debate los preventores fueron contestes en que las transcripciones no serían necesariamente literales sino reinterpretadas por quienes desgrababan las conversaciones.

      Destacó la falta de prueba de que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA