Sentencia de TRIBUNAL ORAL EN LO CRIMINAL NRO. 30 DE LA CAPITAL FEDERAL, 22 de Noviembre de 2016 (caso Principal en Tribunal Oral TO01 - IMPUTADO: ESPINOLA, YONATHAN MARCELO s/ROBO CON ARMAS, PRIVACION ILEGAL LIBERTAD PERSONAL y LESIONES LEVES (ART.89) DAMNIFICADO: SANATORIO ATENEO)

Fecha de Resolución:22 de Noviembre de 2016
Emisor:TRIBUNAL ORAL EN LO CRIMINAL NRO. 30 DE LA CAPITAL FEDERAL
 
EXTRACTO GRATUITO

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación Tribunal Oral en lo Criminal N° 30 de la Capital Federal CCC 56182/2014/TO1 REGISTRO N° /2016 tivaciones de hecho y de derecho en que se funda la sentencia dictada por este Tribunal Oral en lo Criminal n° 30 de la Capital Federal, integrado por los doctores L.M.R., G.F. y M.R. –quien presidió el debate, ante el secretario actuante, doctor M.M., en la causa n° 4469 seguida J.M.E., de nacionalidad argentina, nacido el 2 de abril de 1990 en la localidad de Quilmes, Provincia de Buenos Aires, titular del D.N.

  1. 36.172.856, hijo de A.E. y de F.R., de estado civil soltero –en concubinato-, de ocupación operario metalúrgico, con último domicilio en la calle 15 nº 1699, G., Partido Presidente Perón, Provincia de Buenos Aires. P.. Pol. R.H. 304.546; en orden al delito de robo, agravado por haber sido cometido con armas (art. 166 inc. 2º del C.P.)

    En representación del Ministerio Público, lo hizo el señor F. General, doctor J.C.C. subrogante de la Fiscalía General n° 26 mientras que, por la defensa del imputado E. ha actuado el señor Defensor Oficial, doctor R.L..

    La doctora M.M.R. dijo:

    1. ) El detalle de los hechos ventilados en el juicio.

      La doctora G.G.C. a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción n° 21 requirió la elevación de la presente causa a juicio atribuyéndole a J.M.E. el hecho acaecido, “... el 17 de septiembre pasado a las 11:30 hs. aproximadamente, dos sujetos –de momento no identificados- ingresaron a la ¨Clínica Ateneo¨ ubicada en Lavalle 1730 y, mediante el empleo de armas de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo acreditarse, sustrajeron $775.000 (destinados al pago de sueldos), $75.000 (de la caja chica), 2 chequeras del ¨Banco Credicoop¨, un ¨Iphone 5¨ (abonado nro. 1149808729 de la empresa ¨Movistar¨) y una billetera perteneciente a L.S. (director del lugar) que contenía papeles varios y $1.000 en su interior. También se apoderaron, del sector en donde funciona la administración, de 2 chequeras con los cartulares nros. 93070453 al 93070475 (de la cuenta corriente nro. 0337-337000086-00 del ¨Banco Patagonia¨ a nombre de Proyección Médica S.A.¨), y de 2 chequeras con los cartulares nro. 57153676 al 57153685 y 57153686 al 57153710 (ambas de la cuenta corriente nro.

      07010923-0 del ¨Banco Credicoop¨ a nombre de ¨Actividad Médica S.A.¨, cuyos documentos estaban en blanco y sin firmar).

      Para lograr su cometido, ambos llegaron al establecimiento simulando ser ¨visitas¨, se registraron en el mostrador de la portería y tomaron el ascensor central hasta el quinto piso, en donde descendieron y fueron a la oficina de ¨Hemoterapia¨, donde el imputado, empleado del lugar –desde hace aproximadamente un año y quien debía estar realizando tareas de albañilería en el subsuelo del edificio junto al empleado D.G.-, prestando una colaboración Fecha de firma: 22/11/2016 Firmado por: L.M.R., JUEZ DE CAMARA 1 Firmado por: M.M.R., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.E.F., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: M.J.M., SECRETARIO DE CAMARA #26944203#167395622#20161122130225045 indispensable para la comisión del ilícito, les abrió la puerta del pasillo y los condujo por el interior del establecimiento. Para ello, volvió sobre sus pasos, siendo seguido por ambos masculinos, a quienes guió hacia la terraza de ese piso. A través de ella y mediante una escalera metálica movible ambos llegaron hasta la terraza del sexto piso, por donde accedieron a las oficinas de la dirección de la clínica.

      Una vez allí, exhibieron sus armas y mediante amenazas redujeron a la encargada del área contable, P.L.A., y al director del establecimiento L.S., a quienes amarraron con precintos plásticos.

      Tras ello sustrajeron de la ¨caja chica¨ ubicada en la oficina A. $75.000 y $1.100.000 de la ¨caja principal¨ de la oficina del director, a quien además le robaron su celular, su billetera y $1.000 en efectivo.

      Simultáneamente los empleados L.L. y G.D. ingresaron a la oficina de la dirección de la clínica. Cuando este último abrió la puerta fueron sorprendidos por uno de los autores del hecho, quien los condujo al interior de la oficina. En ese contexto se hizo presente el otro individuo (vestido con una camisa roja y blanca a cuadros y una mochila) que comenzó a forcejear con L.. Frente a la resistencia que opuso este último intervino el restante individuo (que llevaba un pullover negro), quien lo apuntó con su arma de fuego y logró que depusiera con su actitud, pese a lo cual con aquella le aplico varios golpes en la cabeza con el arma que portaba.

      En ese momento la puerta de la dirección se cerró y como los autores del ilícito no pudieron abrirla emprendieron su fuga por el interior del establecimiento, para lo cual se condujeron por las oficinas del personal hasta llegar a la puerta principal, por donde se fugaron llevándose consigo los elementos sustraídos, a excepción de una mochila que dejaron en la oficina de la dirección, que contenía $400.000.

      Finalmente, tras observarse los diferentes registros fílmicos del sistema de monitoreo del sanatorio, se procedió a la detención de E., que todavía continuaba dentro del inmueble...”

      El hecho fue calificado como constitutivo de robo agravado por su comisión con armas adjudicándole a J.M.E. el carácter de partícipe necesario (arts.

      45 y 166, inc.2 del C.P.)

    2. ) Algunas de las circunstancias que se ventilaron en el juicio.

      1. La apertura del debate y la versión proporcionada por el imputado.

        Abierto el juicio y luego de que se diera lectura al requerimiento de elevación a juicio que formulara la Fiscal de Instrucción, a tenor de lo establecido por el art. 347 del Código Procesal Penal, en el que se le imputó la conductas delictual mencionada precedentemente, se convocó al imputado J.M.E. a presentarse ante el Tribunal, ocasión en la que luego de referirse a sus condiciones personales, expresó que “ yo no conozco a nadie; cuando fui al quinto que se ve que yo cruzo una puerta, fui primeramente a buscar llave que me mandó a buscar L.G. para poner fichas en el parquímetro...

        Las llaves del auto estaban arriba de la mesa... cuando voy cruzo la puerta veo a las Fecha de firma: 22/11/2016 Firmado por: L.M.R., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.M.R., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.E.F., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: M.J.M., SECRETARIO DE CAMARA #26944203#167395622#20161122130225045 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación Tribunal Oral en lo Criminal N° 30 de la Capital Federal CCC 56182/2014/TO1 personas, pero no doy importancia... Me quedo laburando en el subsuelo...estábamos arreglando el termotanque... Nada más...”

        A preguntas de fiscal: “...El parquímetro se paga con fichas, las fichas estaban en el quinto piso, donde hay una mesa donde comemos... estábamos trabajando en el subsuelo... nosotros andábamos por todos lados... Hacía un año que estaba trabajando en el edificio... Hacemos de todo albañilería, plomería, parte de pintura, lo hacemos G. y yo... Siempre nos cambiamos en el quinto piso, ahí está el baño... hay una mesa para desayunar, para comer . .. en el quinto hay mucha mugre, máquinas rotas... Todas las herramientas están ahí. La ropa de trabajo nos la poníamos ahí no había puerta solo una cortina. Dejábamos todo ahí...”

        Interrogado por la Fiscalía respondió que “ para el parquímetro se necesitaban dos fichas a la mañana y al mediodía otras dos fichas, con dos fichas se cubría toda la mañana... G. llegaba primero y él ponía la ficha... ese día fui a poner la ficha en el parquímetro y a comprar pan, el parquímetro te da un papel que va adelante, en el interior del auto, estaban las monedas... él -G.- me decía ´fíjate lo que está adentro y comprá

        con lo que alcance... yo siempre agarro monedas...”

        A preguntas dijo: “ yo subo hasta el quinto, agarro monedas, me pongo la mano en el bolsillo... cuando meto las monedas, no sentí las llaves entonces me vuelvo a buscarlas... yo me olvidé las llaves, entonces vuelvo, agarro las llaves y me voy... Ese día G. tenía que ir a comprar el pan, por eso bajo hasta el subsuelo... volví le di las llaves y me quedé trabajando. Después vienen y nos dicen que nos metamos en ropería porque hay gente corriendo, nos dijeron hay gente corriendo, fue la chica de limpieza, vino asustada y me dice que había pasado un hombre corriendo con un bolso, que pasó con un bolso...No sé

        si fue la chica la que nos dijo porque estaba asustada... Supe después, al rato que llamaron y nos dijeron que nos quedáramos ahí que habían robado y que pensaban que la gente adentro”

        A preguntas de fiscal: “... después fuimos a comer, bajé a cobrar el sueldo...

        luego me hicieron levantar las manos... Pasó un tiempo y me mostraron el video...”

        Ante la exhibición de las filmaciones registradas por las cámaras de seguridad del Sanatorio “Ateneo”, el encartado expresó que “... me di cuenta que me olvidé las llaves...

        Agarré las llaves y volví de vuelta al subsuelo... Veo dos personas, pero como sacan sangre Fecha de firma: 22/11/2016 Firmado por: L.M.R., JUEZ DE CAMARA 3 Firmado por: M.M.R., JUEZ DE CAMARA Firmado por: G.E.F., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: M.J.M., SECRETARIO DE CAMARA #26944203#167395622#20161122130225045 de ese lado...”. Reiteró que “ cuando guardo la ficha siento que me falta la llave... en el quinto piso se hacen extracciones de sangre, y una sala de espera ... esa puerta – la que muestra el video- se abre de todos lados, es decir tanto de un lado como del otro ...todos pueden circular por ahí... las personas que sacan sangre salen por ahí a fumar... En el video se ven que entran dos, pero yo vi uno solo de frente; yo no vi para donde se fueron... A G. le dije cuando bajé le dije que me había cruzado con dos personas yo pensé que eran los nuevos...El día anterior había entrado un chico nuevo...”

        A preguntas de la Fiscalía respondió que “ ...No me acuerdo si compré el pan para el almuerzo almorzamos entre 12 a 13 hs. mate...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA