Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - Sala 3, 3 de Julio de 2015, expediente CCC 047092/2012/TO01/CFC001

Fecha de Resolución 3 de Julio de 2015
EmisorSala 3

Sala III Causa Nº CCC 47092/2012/TO1/CFC1 Cámara Federal de Casación Penal “ROMERO, A.M. s/recurso de casación”

Registro nro.: 1176/15 n la Ciudad de Buenos Aires, a los 3 días del mes de julio del año dos mil quince, reunidos los integrantes de la Sala Tercera de la Cámara Federal de Casación Penal, doctores L.E.C., E.R.R. y M.H.B. bajo la presidencia de la primera de los nombrados, asistidos por la Secretaria de Cámara, doctora M. de las Mercedes López Alduncin, con el objeto de dictar sentencia en la causa nº

47092/2012 caratulada “ROMERO, A.M. s/recurso de casación”. Representa al Ministerio Público el señor F. General ante esta Cámara, doctor J.A. de L. y ejerce la defensa del imputado la Defensora Pública ad hoc ante esta Cámara Federal de Casación Penal, doctora M.F.L..

Efectuado el sorteo para que los señores Jueces emitan su voto, resultó que debía observarse el orden siguiente: Eduardo R.

Riggi, M.H.B. y L.E.C..

VISTOS

Y CONSIDERANDO:

El señor juez doctor E.R.R. dijo:

PRIMERO
  1. - Llega la causa a conocimiento de esta Alzada a raíz del recurso de casación interpuesto a fs.355/67vta. por la defensa de A.M.R., contra la sentencia de fs. 331/vta., cuyos fundamentos lucen agregados a fs. 332/53 en la que se resolvió “I)RECHAZAR el planteo de nulidad sostenido por el Sr.

    Defensor Oficial respecto del alegato fiscal.

    II) CONDENAR a A.M.R.,…, a la pena de TRES AÑOS de prisión en suspenso y costas, por considerarlo autor penalmente responsable del delito de estupro (arts. 26, 29 inciso 3º, 45 y 120 en función del 119 tercer párrafo del Código penal)….”.

  2. - El Tribunal de mérito concedió el remedio impetrado a fs. 368/369, el que fue mantenido en esta instancia a fs. 377.

  3. - La parte recurrente con invocación del artículo 456 del Código Procesal Penal de la Nación plantea “A) Nulidad de la Fecha de firma: 03/07/2015 Firmado por: LILIANA E. CATUCCI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: EDUARDO R. RIGGI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL 1 Firmado(ante mi) por: MARIA DE LAS MERCEDES LOPEZ ALDUNCIN, SECRETARIA DE CAMARA acusación del Sr. Fiscal General, I. de la circunstancia temporal de los hechos. Afectación de derecho de defensa en juicio…”.

    Al respecto señala que “Bajo ningún concepto puede aceptar esta parte que un comportamiento humano como lo es una relación sexual consentida (bajo una determinada modalidad presuntamente abusiva dentro de aquellas previstas en el tipo penal del art.

    120 del C.P. y siempre siguiendo la descripción de la imputación genérica realizada) que naturalmente, de acuerdo al sentido de las cosas, no puede implicar más que algunos instantes, pueda ser ubicado ‘…durante un lapso que se extendió aproximadamente un año…’”.

    Añade que “…el requerimiento de elevación a juicio ya era sumamente ambiguo en relación al dato temporal.” y que “…nunca se le brindaron precisiones sobre un dato tan fundamental…”.

    Considera que “…al señor R., frente a ese ‘…plazo que se extendió aproximadamente un año…’ solo le queda relatar y demostrar todo lo que hizo distinto (hasta la más cotidiana y ordinaria de las conductas) al comportamiento que conforma el proceder típico por el que fue acusado, lo que implica una verdadera prueba diabólica y una trampa insorteable para el más amplio derecho de defensa en juicio.”

    Advierte que “…si el comportamiento ha sido único, y ubicado en algún momento entre el 17 de noviembre de 2011 y ‘antes’ del 3 de diciembre de 2012…, ello permitiría afirmar… que pudo ser ejecutado,…, fuera de las condiciones etarias que exige el tipo penal seleccionado en la acusación y en la decisión del Tribunal a quo.”.

    Especifica que “…sin posibilidad concreta de defenderse de modo sustancial –y sin que una negativa genérica permita sortear esa crítica- producto de no haberse determinado el tiempo de comisión del hecho reprochado, el que, además, dependiendo de ese dato, pudo estar fuera de los requerimientos del tipo objetivo seleccionado en la condena, vuelve esta parte a reclamar la nulidad de la acusación y, ahora de la sentencia, y la Fecha de firma: 03/07/2015 Firmado por: LILIANA E. CATUCCI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: EDUARDO R. RIGGI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado(ante mi) por: MARIA DE LAS MERCEDES LOPEZ ALDUNCIN, SECRETARIA DE CAMARA Sala III Causa Nº CCC 47092/2012/TO1/CFC1 Cámara Federal de Casación Penal “ROMERO, A.M. s/recurso de casación”

    consecuente absolución del señor R., quien no puede volver a ser expuesto al riesgo de un nuevo juicio por déficit procesal al que ha sido total y completamente ajeno.”.

    Por otra parte invoca “B)Falta de certeza probatoria.

    Discrecionalidad en el trato de la prueba, Compromiso del principio de inocencia y de la regla del ‘In dubio pro reo’”.

    Sostiene que el a quo para afirmar la existencia del hecho y la intervención de R. en el mismo, apoyó su decisión en elementos meramente indiciarios, rechazando el supuesto de duda sobre ambos particulares.

    Afirma que “…los hechos descansan exclusivamente en la versión de la joven M.M., la que sólo fue oída a partir de la grabación y del análisis que se hiciera, de sus dichos vertidos mediante el procedimiento de Cámara Gesell, cuando nada impedía que fuera escuchada en audiencia oral y pública en el debate, puesto que al tiempo de su celebración había alcanzado la mayoría de edad y no existían impedimentos legales, ni, en principio, emocionales a esos fines (lo que se colige de los dichos de su madre respecto del desarrollo de su vida posterior a los hechos,…).”.

    Manifiesta que “…la selección de lo que se tomó como verídico y de lo que no, respondió a un criterio discrecional, más que a un juicio lógico que sólo permite sostener la presencia de un juicio íntimo sobre los hechos, pero de imposible corroboración racional, tal como lo exigen los estándares probatorios para este tipo de pronunciamiento.”.

    Agrega que “…no obstante haber brindado [R.] un descargo perfectamente lógico y debidamente acreditado,….adunado a una explicación… del origen de cierto encono o diferencias atinentes a un hipotético desmanejo de los fondos o recursos del edificio donde todos residían, el tribunal a quo se ha desentendido de abordar el particular, inclinándose por la versión de M.M., pese a las fallas que aquella presenta, que pretenden ser superadas con una mera impresión de parte de los jueces y con Fecha de firma: 03/07/2015 Firmado por: LILIANA E. CATUCCI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: EDUARDO R. RIGGI, JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL 3 Firmado(ante mi) por: MARIA DE LAS MERCEDES LOPEZ ALDUNCIN, SECRETARIA DE CAMARA una supuesta convalidación pericial de sus expresiones por parte de peritos médicos y psicólogos.”.

    Al respecto puntualiza que “…el Licenciado Legaspi, destacó

    con toda claridad que la técnica pericial empleada y el desarrollo de la piscología del testimonio solo permite predicar sobre grados de verosimilitud y nunca sobre la veracidad de lo que refiere un sujeto.”.

    Precisa que “Más allá de relevarse aspectos de personalidad de la joven y de su evolución emocional o de su psiquismo, se han desentendido,…, de evaluarse otras fuentes de potencial conflictividad que pudieron haber generado aquel estado, comprensivas, tanto del accidente que había padecido hacia años, como del trato que eventualmente pudo haber recibido de su familia (así se recordó que la joven recibía ‘cargadas’ hasta de su propio hermano, lo que fue descripto por los peritos policiales que inicialmente la entrevistaron).”.

    Destaca que “…no existe un protocolo para el esclarecimiento definitivo de este tipo de situaciones a partir del análisis psicológico,…, sino, a lo sumo, descartada cualquier incidencia de naturaleza médico psiquiátrica en ambos protagonistas –tal como permite sostener[] la prueba pericial médica- lo que realizan los expertos es tomar los antecedentes del caso y determinar, bajo variables genéricas y estadísticas, si se refleja algún tipo de conducta objetiva acorde a lo que la experiencia parecería indicar que se presenta en este tipo de casos.”.

    Por otra parte, manifiesta que “La personalidad y psiquismo del señor R. no arroja ninguna particularidad para destacar en relación a la presunta autoría de estos hechos…”, que “…

    aquéllos exámenes médicos ginecológicos y clínicos en general sobre la presunta damnificada, nos pintan una realidad distinta.”

    y que “…en tanto el primero no ofrece ninguna particularidad respecto de lesiones genitales o paragenitales, el segundo, sobre lesiones o signos en su cuerpo… alude a hematomas, excoriaciones en torso y extremidades de una etiología temporal contemporánea a Fecha de firma: 03/07/2015 Firmado por: LILIANA E. CATUCCI, JUEZ DE...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR