En el primer cuatrimestre el consumo masivo cayó un 2,3%

 
EXTRACTO GRATUITO

El panorama es de incertidumbre: según un estudio privado, el consumo se derrumbó en abril 3,6% respecto de igual mes de 2015, lo que llevó a que la caída de las ventas en el primer cuatrimestre del año, medidas en volumen, sea de 2,3%.

Esos datos se dan en un contexto en el que la pobreza alcanza al 30% de la población, en el que la percepción de los consultados sobre la inflación es que llegará a 45% y en el que 55% de los encuestados estimó que en 2017 el país atravesará una crisis.

Los datos surgen del estudio de Pulso Social, que elabora todos los años la consultora CCR sobre la base de encuestas de consumidores y datos de auditorías de mercado. "El consumidor da por descontado que el ajuste ya es un hecho y actúa en consecuencia, siendo mucho más racional a la hora de comprar. Se terminó la compra en automático", explicó Patricia Sosa, directora comercial de Cuore CCR.

Tanto en los canales tradicionales como en los hipermercados, supermercados y locales de cercanía, la zona del país donde más cayó el consumo fue en el interior. En el primer caso, un 3% (frente a una baja de 0,8% en el área metropolitana), y en los otros, 3,7% (con una pequeña suba de 0,6% en la Capital y el Gran Buenos Aires).

Todos los canales evidencian caídas en sus ventas: autoservicios (-2%), almacenes (-2,6%) quioscos (-2,2%) y farmacias (-0,8%). En lo que hace a categorías, todas cayeron, excepto Heladeras y Freezers, que subieron 0,2 y 3,5%, respectivamente. Cosmética (-7,7%), Bebidas con alcohol (-3,6%), Golosinas (-2,1%) y Almacén (-1,9) fueron las que más cayeron en los canales de hipermercados, supermercados y locales de cercanía. En los rubros que mide CCR, los precios aumentaron un 31,6% entre marzo de este año y el mismo mes del año pasado.

Para Rodrigo Álvarez, director de la consultora Analytica, la caída del consumo que se observa es importante y está llegando al hueso. "Ya se ajustaron todos los gastos que se podían ajustar y las familias no tienen otra alternativa que dejar de consumir. Creo que la principal causa está en el desfase entre el movimiento de los precios y el de los salarios", comentó.

Para este economista, se pasó de un esquema de control de precios a otro de libertad absoluta, sin que mediara una etapa de transición coordinada por el Gobierno donde se les pidiera a las empresas que acompañen el esfuerzo que está haciendo toda la sociedad por arreglar las cuentas de la economía. "Hubo una concentración de la carga sobre los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA