Primer balance de la TV abierta de 2019: inestable como el clima veraniego

 
EXTRACTO GRATUITO

En la devaluada , 2019 arrancó mirándose en el espejo del clima. No hay términos medios entre un fresco atípico para la época estival y algunas oleadas del calor habitual de la estación que nunca termina de afirmarse del todo. El pronóstico es incierto, las previsiones siempre están marcadas por la inestabilidad, el termómetro muestra cifras demasiado oscilantes y quienes anticipan lo que ocurrirá en los próximos días no suelen entregar información confiable.Todo este cuadro obliga a sus protagonistas a reforzar las estrategias cautelosas que vienen caracterizando los últimos tiempos, a la espera de vientos más promisorios y algunos signos de previsibilidad en la atmósfera. Las apuestas fuertes sólo se vislumbran para más adelante, cuando todos imaginan que se estabilizará el ambiente. Conservadora por naturaleza, por instinto y por costumbre, la TV abierta se ahorra esfuerzos y guarda casi todas sus cartas. Mucho más cuando trata de asomar la cabeza después de un 2018 decepcionante.Los triunfos siempre son módicos, como lo indican números de rating que con muchísimo esfuerzo arañan o superan levemente cifras de dos dígitos. Con estímulos tan fuertes como los que vienen desde el streaming (en alza) y la TV paga (estable o en baja), el encendido de la TV abierta ahora se sostiene en un puñado muy escaso de nombres y títulos que ya no despiertan la atención de otros tiempos en el seguimiento de las curvas del rating.En el comienzo del año, un primer balance provisional insinúa que el éxito aparece determinado por lo que responde a una genuina identidad televisiva de género. Siempre con magras mediciones de audiencia en comparación con el pasado, por ahora ganan los entretenimientos con premios y las telenovelas. A diferencia de otros momentos del año, los larguísimos noticieros y espacios informativos aparecen lejos de los números más rendidores y el deporte brilla por su ausencia: la única cobertura en tiempo real que se hizo en ese aspecto desde que arrancó 2019 es la del campeonato mundial de handball masculino a través de la TV Pública. Si hasta el fútbol veraniego comenzó este año a funcionar bajo el restrictivo ordenamiento de las transmisiones codificadas, que por definición limitan fuertemente su alcance.No debería sorprender a nadie que consiga sin esfuerzo luego de su primera semana el liderazgo cotidiano de la audiencia en la TV abierta. Es además el único ciclo que registra hasta ahora números de rating propios de una...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA