Presión, maltrato y acoso, de lo que más se quejan los empleados

A partir de marzo de 2018, tras su reglamentación, entró en vigor la ley 27.401 llamada "ley de responsabilidad penal de las personas jurídicas", por la cual una compañía puede ser penalmente responsable en caso de corrupción pública y privada. Una particularidad de esta ley es que brinda algo así como una oportunidad a las empresas que caen en delitos de corrupción: habrá atenuantes si cuentan con un programa serio de integridad, lo que en la jerga se llama compliance, que pueda demostrar que hubo procesos para garantizar la transparencia y que a pesar de ellos el delito existió.El o la responsable de compliance tiene la obligación, por ejemplo, de que la compañía se autodenuncie si es el mismo departamento el que descubrió el ilícito. Si no es así, y se comprueba que esa oficina siempre actuó de buena fe y de manera responsable, puede haber una consideración en la pena, cuyo máximo castigo llega a la suspensión de la personería jurídica de la compañía.La Oficina Anticorrupción, con el fin de sugerir las prácticas correctas para adecuarse a la ley, publicó los "Lineamientos de integridad", en los que define y recomienda algunas acciones concretas a seguir, entre ellas, la recomendación de que existan, tal como establece la ley en el artículo 23.III, "canales internos de denuncia de irregularidades, abiertos a terceros y adecuadamente difundidos", aunque la OA aclara que "no se trata de un elemento mandatorio. Las personas jurídicas pueden elegir desarrollarlo o no".En caso de que sí se ponga en marcha, las recomendaciones son:Un efecto inesperadoEn la , después de la sanción de la ley, muchas empresas implementaron líneas de denuncia, algunas con más seriedad que otras, aunque existen compañías que ya lo vienen haciendo desde hace años, multinacionales sobre todo.Hasta ahora, la mayor cantidad de denuncias corresponden a temas de recursos humanos. De 1000 personas que pertenecen a una empresa, 50 denuncian durante el año. Resguarda, empresa que se dedica a la prevención, control y detección de fraudes a través de líneas de denuncias, realizó un estudio sobre el funcionamiento de los canales en más de 100 empresas de primera línea. De allí se pudo saber que, agrupadas por temáticas...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba