Por presión del Gobierno, la CGT acepta reducir la conflictividad

 
EXTRACTO GRATUITO

A http://www.lanacion.com.ar/1405059-moyano-si-me-quedo-o-me-voy-de-la-cgt-no-lo-va-a-decidir-la-presidenta nunca le gustó ceder. Sin embargo, su poder de negociación empezó a cotizar en baja tras algunas derrotas políticas y salariales que hasta avivaron versiones sobre su salida de la CGT. Ahora, en la cúpula de la central obrera se advierte un ánimo más contemplativo ante los pedidos públicos de http://www.lanacion.com.ar/1404445-cristina-surfea-ellos-chocan-entre-si Kirchner por mayor moderación en los futuros reclamos."La Presidenta nos pidió que nadie se vaya demambo. Que convivamos gremialistas y empresarios con parámetros favorables para todos. Y acordamos actuar razonablemente, teniendo en cuenta la inflación", admitió José Luis Lingeri, dirigente de Obras Sanitarias, a LA NACION.No se vislumbran conflictos que puedan torcer el rumbo más conciliador que adoptaría la conducción de la CGT. Al haber cerrado ya la negociación por las paritarias y las subas del salario mínimo y de las asignaciones familiares, el único frente que queda abierto con algún atisbo de tensión está vinculado con la reapertura del diálogo para modificar el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias. En esta batalla, en abril pasado, Moyano perdió su oportunidad al aceptar el alza que impuso el http://www.lanacion.com.ar/1404331-el-gobierno-aumento-un-227-la-asignacion-por-hijo .A diferencia de otros tiempos, en el círculo de confianza de Moyano afirman que la relación con el Gobierno está más distendida que antes de las internas del 14 de agosto. El amplio triunfo de la Presidenta, analizaron en la sede sindical de la calle Azopardo, los obligó a modificar estrategias a la hora de activar los reclamos."Estábamos acostumbrados a ganar siempre por knock-out . Ahora, a veces ganamos por puntos", fue la particular visión de un dirigente moyanista sobre la relación con el Gobierno.En la CGT dicen que siguen atentamente los avatares de la crisis económica del Primer Mundo. "Se está mirando con preocupación el contexto internacional. Pero primero hay que ver si llegan los coletazos a nuestro país. Ya lo vivimos en 2008 y 2009. Hay que estar siempre alertas", dijo el dirigente de los canillitas y diputado nacional del Frente para la Victoria, Omar Plaini."El año que viene deberían venir reclamos más prudentes. El cierre de una empresa, que ojalá no suceda, es lo único que podría alterar las cosas", aventuró Lingeri, que no suele integrar el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA