Prescripción

Páginas:231-232
 
EXTRACTO GRATUITO
R
Re
ev
vi
is
st
ta
a
d
de
el
l
I
In
ns
st
ti
it
tu
ut
to
o
d
de
e
E
Es
st
tu
ud
di
io
os
s
P
Pe
en
na
al
le
es
s
2
23
31
1
II
Prescripción
Sumario
§1.- Sala II del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, causa Nro. 40.638, caratulada
“M., A. s/recurso de casación”, rta. 28 de diciembre 2010. Prescripción: instituto de orden público, sus
consecuencias operan de pleno derecho. Aplicación de la ley 25.990 en función del art. 2 C.P. Inicio de la
prescripción de la estafa procesal: la tentativa de estafa procesal comienza con la actuación procesal del sujeto
activo tendiente a obtener una resolución judicial perjudicial para la víctima; frustrado definitivamente el
proyecto pretendidamente delictivo del acusado, en ese momento comienza a correr el plazo de la prescripción de
la acción penal. El plazo de prescripción al que alude el art.62 inc. 2° del C. P. debe ser determinado, en relación
con el delito tentado, en función de la escala penal reducida prevista por el art. 44 del C.P
§1.- Prescripción: instituto de orden público, sus consecuencias operan de pleno derecho.
Aplicación de la ley 25.990 en función del art. 2 C.P. Inicio de la prescripción de la estafa
procesal: la tentativa de estafa procesal comienza con la actuación procesal del sujeto
activo tendiente a obtener una resolución judicial perjudicial para la víctima ; frustrado
definitivamente el proyecto pretendidamente delictivo del acusado, en ese momento
comienza a correr el plazo de la prescripción de la acción penal. El plazo de prescripción
al que alude el art.62 inc. 2° del C.P. debe ser determinado, en relación con el delito
tentado, en función de la escala penal reducida prevista por el art. 44 del C.P
“…la extinción de la acción penal por prescripción es de orden público y se produce de pleno derecho, por el mero
transcurso del plazo pertinente, por lo que debe ser declarada, aún de oficio, en cualquier estado y grado de la
causa, si se dan los presupuestos legales que imponen su declaración (conf. C.S.J.N., Fallos: 186:289, 311:2205,
considerando 9°; 301:339; L.10.XXXVII, "León, Benito s/ art. 71", rta. 18/09/2001. Asimismo, S.C.B.A.,
P.65.877, “Viola, Gustavo José s/lesiones culposas”, rta. 29/9/98; P.58.026, “Avalos, Miguel Ángel s/homicidio en
riña”, rta. 15/12/98; P.59.800, “Llanos, Héctor Emilio s/lesiones graves”, rta. 31/5/00). Y, en definitiva, como lo ha
expresado el má ximo tribunal, si resulta procedente la extinción de la acción penal por prescripción, con su
resolución se agota el acto de la sentencia, y también se agota el proceso (Fallos 311:2205; 311:1029; 311:1042;
311:1095).
(…)
“Por otra parte, la reforma operada al artículo 67 del Código Penal mediante la ley 25.990 impone determinar cuál
es la norma según la cual debe resolverse en la especie las cuestiones relativas a la prescripción.
“En cuanto a ello concierne, cumple recordar que cuando el código de fondo determina en su artículo 2 que se debe
aplicar la ley más favorable al imputado si existiese una diferencia entre la norma vigente a la época de comisión
del delito y aquella otra que regía al momento de di ctarse el fallo, la primera de aquellas alcanzará en sus efectos
no sólo lo atinente a la calidad y cantidad de la pena, sino a todas las circunstan cias que puedan influir en la
imputabilidad y la sanción (confr. C.S.J.N., Fallos 164:330). No cabe duda de que una de estas circunstancias es la
prescripción de la acción penal, en tanto se trata de una causa de extinción de la responsabilidad penal.
“Así entonces, habiendo establecido este Tribunal, en el pleno dictado en la causa n° 9496 (rta. 18/9/2003), que
quedaban comprendidos en el concepto de “secuela del juicio”, a los fines de la interrupción del curso de la
prescripción de la acción penal, a todos aquellos actos jurisdiccionales o del Ministerio Público Fiscal que
impulsen el ejercicio de la pretensión punitiva contra una persona determinada, de ello puede d erivarse sin
esfuerzo que el llamado a declarar en los términos del artículo 308, tercer párrafo, del Código Procesal Penal posee
aquella virtualidad, la cual aparece explícitamente refrendada a partir de la reforma introducida por la ley 25.990 al
artículo 67 del Código Penal, que incluye en su determinación taxativa de las causales de interrupción del curso de
la prescripción, al primer llamado efectuado a una persona, en el marco de un proceso judicial, con el objeto de
recibirle declaración indagatoria por el delito investigado.
“Por lo tanto, desde esta estricta consideración, la mencionada reforma legal resulta neutra en su adecuación al
caso, no obstante lo cual su aplicación viene impuesta por la expresa mención a las causas de interrupción que
impiden considerar como secuela de juicio a otras circunstancias diversas a las allí consagradas, (artículo 67,

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA