Preparan medidas para desarmar el negocio de futuros de dólar

 
EXTRACTO GRATUITO

Lo que para el presidente en retirada del Banco Central (BCRA), Alejandro Vanoli, fue una de las principales herramientas para sostener la fantasía de un tipo de cambio casi fijo, para el designado por el nuevo gobierno, Federico Sturzenegger, se transformó en un gran dolor de cabeza. La venta de dólares a futuro por parte del BCRA a un precio casi ficticio podría obligar a la autoridad monetaria a emitir $ 70.000 millones adicionales en diciembre, casi el doble de lo que estaba previsto que ya iba a tener que volcar al circuito este mes para financiar el rojo del Estado nacional.

Es por eso que, según anticiparon fuentes del equipo económico a LA NACION, una de las principales medidas del gobierno de Mauricio Macri apuntaría a desarmar la millonada de contratos vendidos por el Central. "Tan pronto como el 11 de diciembre, el primer día hábil después de su asunción, está previsto que Macri presente una medida para atacar el problema de los futuros", aseveró una fuente de Cambiemos, con la condición de no ser identificada. "El de los futuros es, a cortísimo plazo, uno de los principales problemas que tiene el Central", continuó.

Hace semanas que técnicos del equipo económico vienen trabajando en alternativas para evitar tener que volcar semejante cantidad de pesos al mercado. Una emisión de tal magnitud no sólo podría terminar presionando aún más sobre el dólar, sino que alimentaría la inflación, que de por sí llega a fin de año con una inercia preocupante.

En el macrismo evaluaron una serie de alternativas. Por cuestiones legales, confiaron, quedó descartada la posibilidad de diferenciar entre aquellos inversores que hubieran comprado futuros como cobertura (caso de un exportador) de aquellos que lo hubieran hecho simplemente por especulación financiera. También habrían rechazado la alternativa de un bono para saldar la deuda del Banco Central y la de gravar la renta de quienes vayan a beneficiarse frente a una posible devaluación. "La salida es compleja", admitió una fuente al tanto del plan. "Lo que está claro es que quienes compraron no se van a llevar un negocio de arriba", advirtió. Los futuros de dólar son contratos en los que un vendedor, en este caso el Banco Central, se compromete a ofrecer en una fecha futura determinada cantidad de dólares a un precio prefijado. En el mercado local los contratos son en pesos, pero se mueven en función del tipo de cambio, con lo cual si el nuevo gobierno llegara a devaluar el Central debería...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA