Preocupa la seguridad en la marcha de Moyano y planean un gran operativo

 
EXTRACTO GRATUITO

Con los antecedentes de violencia política de diciembre todavía latentes, y el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, resolvieron reforzar el operativo de seguridad para el acto del miércoles próximo en la avenida 9 de Julio, que encabezará el líder del sindicato de camioneros, , en un nuevo capítulo de su creciente enfrentamiento con la Casa Rosada.

El plan se terminará de definir mañana, a las 11, en una reunión entre el Ministerio de Justicia y Seguridad de la ciudad de Buenos Aires y representantes del sindicato de camioneros, de La Bancaria y de las organizaciones sociales y los partidos de izquierda.

El gobierno porteño ya tomó una resolución clave: la Policía de la Ciudad estará preparada ese día para intervenir y llevará todo el armamento antidisturbios que ordena el protocolo: postas de goma, gases lacrimógenos, escudos y carros hidrantes.

Por otro lado, el secretario de Seguridad porteño, Marcelo D'Alessandro, acordó con los organizadores que habrá 2000 hombres de seguridad del sindicato de camioneros, que conduce Hugo Moyano, para que ellos se autorregulen y sean "ordenadores", y que no se desmadren sectores más radicalizados de la izquierda.

"Ellos son los más interesados en que no haya violencia, porque deslegitimará el acto", dijeron a LA NACION fuentes del gobierno porteño.

El triste recuerdo de los violentos enfrentamientos del 18 de diciembre en la Plaza del Congreso durante el debate de la reforma previsional llevó a Rodríguez Larreta a ordenar que la Policía de la Ciudad porte armamento antidisturbios como fija su protocolo. El reglamento indica que no debe llevar ningún tipo de armamento letal en concentraciones callejeras. En los incidentes de diciembre, la jueza en lo Contencioso Administrativo N° 6 de la Ciudad, Patricia López Vergara, había prohibido el uso de armas, incluso antidisturbios. La violencia se descontroló: hubo 162 heridos y 70 detenidos. La prohibición rigió solo para esa protesta.

Según conversaciones preliminares, Camioneros informó que se concentrarán unas 200.000 personas; se movilizarán en 4000 micros, y el palco estará sobre la intersección de las avenidas 9 de Julio y Belgrano, mirando hacia la avenida San Juan.

Según pudo saber LA NACION, el gobierno porteño no quiere permitir el estacionamiento de los colectivos en las avenida 9 de Julio ni Madero ni Huergo. Ello congestionaría el tránsito que ingresa del norte por la autopista Illia y del sur a través de la autopista a La...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA