Preocupa a la industria la seria caída de la actividad

CÓRDOBA.- La falta de inversiones, , y los problemas para acceder al crédito desvelan a los empresarios industriales, según se pudo escuchar en el coloquio de la , que empezó ayer en esta ciudad.Y no muestran optimismo para el corto plazo. Héctor Méndez, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), lo dijo con todas las letras: "Imaginar que pueda haber inversión hoy es casi un disparate, porque el horizonte es incierto y la inversión necesita previsibilidad", afirmó sin eufemismos ante una consulta de LA NACION en un intervalo del programa.El agravamiento de los problemas para importar bienes necesarios para la producción es otro de los temas de preocupación por su impacto en la competitividad del país.La provincia de Córdoba está afectada especialmente por la fuerte caída de la industria automotriz, de entre el 30 y el 35% interanual. No es, claro, el único sector en problemas. A falta de obra pública y de inversiones, la construcción perdió 3000 empleos en los últimos meses. Ante la profundización de la crisis, se espera que en los próximos días el Gobierno anuncie medidas para paliarla.Según anticipó a LA NACION el secretario general de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), Gerardo Martínez, la semana próxima se anunciará un plan de construcción de viviendas sociales e infraestructura, que se pondrá por meta la recuperación de los 20.000 puestos perdidos en el país en el año.Según Héctor Méndez, a las dificultades para acceder al crédito se suman algunos casos en que, sin seguros de importación, las empresas que deben traer maquinarias o insumos del exterior se ven obligadas a pagar al contado y por anticipado. Es uno de los problemas que se comentaban en los pasillos del hotel Sheraton, donde se desarrolla el coloquio. El presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, dijo que en ese sector las firmas se ven afectadas por luces amarillas que encienden los proveedores: "El que vende posterga su decisión, aunque no quiere decir que después no vaya a vender", describe, como una muestra más de los efectos de un escenario incierto, regado ahora por la falta de acuerdo con los holdouts y el default del país con otros bonistas.Para los industriales, el estado de cosas en relación con la deuda soberana agrava una situación de caída de actividad que ya está dada. "Se agrega un factor de incertidumbre a una coyuntura compleja", señaló Ercole Felippa, presidente de la UIC y empresario del...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba