Preocupa al Gobierno la demora en bajar la inflación

 
EXTRACTO GRATUITO

El aumento de la inflación de abril de 2,6% desencadenó por primera vez en el gobierno de una fuerte sorpresa y preocupación. Se percibe un profundo malestar con algunos sectores empresarios por la suba de precios y las demoras en las inversiones, y una resignación a que la meta de inflación del Banco Central de 17% para 2017 no se cumplirá y que rondará el 20 por ciento.

Según confirmaron a LA NACION fuentes oficiales, Macri y el ministro de Hacienda, , defienden a rajatabla la suba de tasas y la contracción monetaria que sostiene el presidente del Banco Central, .

"Se resiente el consumo y el crecimiento, pero es la única manera de bajar la inflación", señaló un alto funcionario. "Terminará el año en 20% o 20,5% de inflación", agregó. "La política monetaria es como un barco enorme, que dobla siete meses después de que moves el timón. Pero es la única manera", señalan muy cerca de Macri.

Los más optimistas del entorno presidencial pronostican que mayo podría bajar a 0,5%, pero los más cautos a 1,5%. "Los primeros diez días de mayo fue cero", confió a LA NACION un alto funcionario.

El índice de precios al consumidor (IPC) del Indec subió en abril un 2,6%, sumó 9,1% en el primer cuatrimestre y 27,5% en los últimos doce meses. La Casa Rosada se sorprendió porque esperaba bastante menos para abril. El objetivo del 1% quedó para mayo o junio.

Macri y sus ministros están enojados con ciertos empresarios. El mandatario lo expresó el jueves último en un debate de ex presidentes iberoamericanos y pidió a los empresarios "más coraje y capacidad innovadora" y no "cuidar el ranchito". Lamenta que el Gobierno creó condiciones antiinflacionarias -sabe que aún debe reducir el déficit fiscal- y reglas de juego claras a largo plazo, pero que los empresarios "no invierten y no apuestan al cambio". Y para peor, cargan a los precios ganancias exageradas, especialmente en la cadena de comercialización.

Alza de precios

El principal foco del Gobierno son los supermercados y los industriales, especialmente los rubros de vestimenta y alimentos. Son los sectores más sensibles cuando faltan seis meses para las elecciones legislativas del 22 de octubre.

"Son esos principalmente. Los supermercados se pasan de vivos", se indignó un allegado a Macri.

"Ellos dicen que invertirán cuando vean al país mejor. Pero si no lo hacen, no estará mejor y al gobierno no le irá tan bien. Es la profecía autocumplida. Nosotros ponemos la cancha en condiciones. Pero...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA