Un premio por su historia, pero con el futuro en duda

 
EXTRACTO GRATUITO

Más de la mitad de su vida (14 de sus 27 años), Lionel Messi los pasó como futbolista de Barcelona. Ahí llegó a ser el mejor del mundo. Por eso causan tanto revuelo las especulaciones sobre su continuidad, como consecuencia de la crisis del club catalán y de su relación distante con el técnico Luis Enrique. Mientras sigue la incertidumbre sobre su futuro, Leo continúa recibiendo honores por su pasado. Hoy, antes del partido ante Atlético de Madrid (a las 17 de la Argentina), la Liga Profesional de Fútbol le entregará el trofeo que lo acredita como el goleador histórico de la Liga de España, registro que alcanzó en noviembre (253 goles) y que en la actualidad alcanza los 258. Luis Enrique, cuya conducción sería cuestionada por otros jugadores, además de Messi, ayer expresó: "Si veo que mis jugadores no me siguen al ciento por ciento, dejo todo". El entorno de Messi desmintió que se haya pedido la destitución del entrenador. Dentro de un hervidero de versiones, algunos señalan que si el duro Atlético del Cholo Simeone hoy le gana a Barcelona, Luis Enrique sería despedido, aunque el presidente Bartomeu descartó esa...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA