Precios: ¿política o humor absurdo?

 
EXTRACTO GRATUITO

La política de congelamiento de precios fracasa antes de haber comenzado. Guillermo Moreno lleva siete años fracasando con los controles y acuerdos selectivos. Es la clase de políticas que destruyeron el mercado de la carne, beneficiaron primero y llevaron a la ruina luego a los frigoríficos exportadores y hacen que las ventas externas de carne vacuna sean más que escasas en momentos en que se necesita más ingreso de divisas.Ahora Moreno decidió ensayar con el congelamiento total. Pero antes, mientras sólo algunos precios estaban congelados, los combustibles líquidos estaban alcanzados por la medida. Ahora que todo debe estar en el freezer, al menos los productos de la mayor petrolera del país aumentarán si es necesario. Lo dijo hace pocos días Miguel Galuccio, máximo responsable de YPF.No deja de tener lógica. Muchos precios se forman localmente por la oferta y la demanda, pero otros tienen un fuerte componente externo. La soja, el maíz, el trigo, el petróleo no valen aquí según la oferta o la demanda locales o según la estructura de costos locales (el kirchnerismo no logra entender esto). La pregunta es cuánto influyen esos movimientos que no pueden manejarse aquí en el precio local. Es decir, ¿cuánto debería autorizar Moreno de variaciones que están originadas en esos cambios? Una tarea de colosales dimensiones.Pero, además, el Gobierno pide "tolerancia cero" a los aumentos no autorizados. Y que los consumidores denuncien. Si no fuera que los protagonistas son funcionarios, parecería una película de enredos protagonizada por una banda de delirantes. Los que piden denunciar los deslizamientos son los mismos funcionarios que han prohibido publicar precios. Los valores congelados y obligatorios son, además, secretos. Hay incluso una línea telefónica para llamar y denunciar al supermercado tal que ha incumplido con un precio máximo que no se sabe cuál es.Al humorista Gila le hubiera encantado para uno de sus sketches en los que fingía hablar por teléfono y los supuestos diálogos eran absolutamente absurdos.No es la primera vez que ocurre algo parecido. Como la Argentina repite sus taras, basta con mirar un poco la historia...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA