Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 11 de Julio de 2017, expediente CNT 017876/2013/CA001

Fecha de Resolución11 de Julio de 2017
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 110831 EXPEDIENTE NRO.: 17876/2013 AUTOS: P.L.A. Y OTRO c/ INSTITUTO NACIONALD E SERV.

SOC. PARA JUBILADOS Y PENSIONADOS PAMI s/DIFERENCIAS DE SALARIOS VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 11 de Julio del 2017 , reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

M.Á.P. dijo:

La sentencia de primera instancia rechazó el reclamo de diferencias salariales, pues consideró aplicable el art. 198 de la LCT. A su vez, impuso las costas a cargo de la parte actora.

A fin de que sea revisada esa decisión por este Tribunal de Alzada, interpuso recursos de apelación la parte actora (fs. 100 I/105I), en los términos y con los alcances que explicita en su respectiva expresión de agravios. La parte actora apela los honorarios regulados a la representación y patrocinio letrado de la demandada y al perito contador por considerarlos elevados. El perito contador apela los honorarios regulados en su favor por considerarlos reducidos.

La parte actora se agravia porque la sentenciante de grado rechazó el reclamo por diferencias salariales basado en lo previsto en el art. 92 ter de la LCT, por cuanto consideró aplicable lo previsto en art. 198 de la LCT. Invoca jurisprudencia que considera aplicable al caso de autos. Sostiene que la Sra. Juez a quo omitió aplicar el art. 9 de la LCT.

Sólo con el fin de adecuar el tratamiento de las cuestiones planteadas a un método expositivo que posibilite un lógico desarrollo argumental, estimo conveniente analizar los agravios expresados por la parte actora en el orden que se detalla a continuación.

Se agravia la parte actora porque la Sra. Juez a quo rechazó el reclamo de diferencias salariales y consideró aplicable lo previsto en el art. 198 de la LCT.

Fecha de firma: 11/07/2017 Alta en sistema: 10/08/2017 Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.A.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO #20422383#182375405#20170713113253083 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II Al respecto, cabe señalar que la norma que invocan los recurrentes en el escrito de inicio para fundar su pretensión (art. 33 del CCT 697/05 E)

establece una jornada para “todo el personal que se desempeñe en relación de dependencia con el instituto demandado y en tanto no se den las exclusiones dispuestas por el art. 2”

(conf. art. 1 del citado convenio) de 35 horas semanales. Adviértase que el citado art. 33 prevé que “La jornada de trabajo no podrá exceder de siete horas diarias o treinta y cinco semanales, con excepción del personal que a la fecha de suscripción del presente convenio cumpla una prestación horaria diferenciada por la naturaleza o jerarquía de sus funciones. En este último supuesto mantendrán el régimen de jornada laboral, las pausas, los descansos y las licencias de vacaciones actualmente vigentes y hasta que se celebren los CCT particulares referidos en el artículo 1”

Por otra parte, creo necesario destacar que el art. 1 del citado convenio dispone que “El personal que trabaja en los Policlínicos, efectores propios, médicos de cabecera, así como en otros sectores que tengan modalidades particulares de prestación de servicios, se encuentran incluidos en el presente convenio” y que “sin perjuicio de ello, las particularidades que hacen a las modalidades mencionadas serán contempladas en convenios colectivos especiales articulados al presente. Hasta tanto entren en vigencia dichos convenios especiales, las modalidades particulares de prestación de servicios del personal de los aludidos sectores se regirán en base a las disposiciones vigentes a la firma del Convenio Colectivo de Trabajo presente, en concordancia con lo establecido en el art. 110 y el art. 111 del presente, las que se entenderán que seguirán rigiendo y se antepondrán a las de esta convención en todo cuanto resulten incompatibles”.

Desde esta perspectiva, considero que la voluntad de las partes colectivas fue fijar la jornada convencional para todos los trabajadores (incluso los médicos de cabecera) en 7 hs por día y 35 horas semanales, y supeditó la regulación del personal que tenga modalidades particulares de prestación a convenios colectivos especiales que no se celebraron.

De las constancias de autos se desprende que el contrato de los actores no fue a tiempo parcial ya que éstos expresamente admitieron que lo acordado desde el inicio fue el cumplimiento de una jornada de 24 hs semanales...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba