Postales que salen del arcón

El álbum de los recuerdos pasa una página tras otra y en todas está Juan Román Riquelme en los últimos tiempos de gloria, los que lanzaron a Boca a la estratósfera. Justo un año después del retiro de Martín Palermo, los xeneizes sufrieron otra baja sensible: la camiseta N° 10 ya no será lo mismo sin Román, que anteanoche, después de la caída ante Corinthians por 2-0, por la final de la Copa Libertadores, anunció que dejará el club de la Ribera. Nadie sabe qué será de Riquelme, pero el hueco ya empieza a notarse en la Bombonera.Tan grande fue la ascendencia de Riquelme en Boca que salió airoso cuando se animó y desafió al mismo Diego Armando Maradona, en la renuncia al seleccionado, en marzo de 2009, cuando la Argentina se preparaba para el Mundial de Sudáfrica 2010. La gente no dudó y se volcó para el lado de Román. Así que cómo será su influencia en los corazones... Claro que sería injusto detenerse en las desavenencias que el futbolista tuvo en una carrera con demasiados quilates.Riquelme se mostró distinto desde que llegó a Boca procedente de los juveniles de Argentinos, en 1996, a cambio de 800.000 dólares. Debutó ese mismo año, en noviembre, con Carlos Salvador Bilardo como DT, en una recordada victoria ante Unión por 2-0, en la que fue uno de los más destacados. El primer gol llegó poco después, en un 6-0 contra Huracán. Fue el prólogo de varios tomos de una historia ilustre.Carlos Bianchi fue uno de los técnicos que mejor lo entendió. Con el Virrey alcanzó...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba