Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III, 16 de Octubre de 2019, expediente CNT 062371/2014/CA001

Fecha de Resolución16 de Octubre de 2019
EmisorCÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA Causa N° CNT 62371/2014/CA1 “PORTILLO, EDUARDO JAVIER c/ ART LIDERAR S.A. s/ACCIDENTE - LEY ESPECIAL”

-JUZGADO N° 37-.

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a 16/10/2019, reunidos en la S. de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso deducido contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación:

La Dra. D.R.C. dijo:

I- Llegan los autos a la Alzada, con motivo del recurso de apelación interpuesto por la demandada (fs. 117/120), con réplica de la parte actora (fs.

122/123).

El recurrente cuestiona el porcentaje de incapacidad, y la tasa de intereses impuesta, como también la fecha a partir de la cual deberán ser devengados.

II- Llega firme a la alzada, que el Sr. P. era vigilador para GBA SEGURIDAD SRL. Que haciendo su recorrida habitual en bicicleta, en el lugar donde se encontraba prestando servicios, RUTASOL (UNION OBRERA METALÚRGICA), el 7 de febrero de 2014, “no visualiza unos tachos y al querer eludirlos, pierde el control de la bicicleta, cae fuertemente sobre los tachos, y la bicicleta le cae sobre el cuerpo, golpeándose muy fuerte la mano izquierda, y el dedo meñique de dicha mano, produciéndose hematomas y fractura en el mencionado dedo, además politraumatismos en rodilla derecha”

Asimismo, refiere que se realizó la denuncia a la ART, siendo atendido por la Clínica Modelo de M., donde se realizaron placas y resonancias magnéticas. El diagnóstico fue “fractura en el meñique de mano izquierda de grado 3, incremento de líquido en topografía del ligamento colateral interno”. Fue intervenido quirúrgicamente, y tratado con kinesiología.

La aseguradora le otorga el alta médica el 23 de septiembre de 2014.

Señalo que no fue materia de discusión, la cuantificación del daño realizada por la a quo. La misma aplica la solución adoptada por el Máximo Tribunal en autos con fecha 7 de junio de 2016, en el precedente “E., D.L. c/Provincia ART S.A. s/accidente-ley especial”, por lo que conduce a determinar que el monto indemnizatorio que le corresponde al actor deberá

ser calculado conforme lo establece el art. 14 inc. 2 ap. a) de la ley 24.557 y el posterior decreto 1694/09, actualizado por la Res. 34/2013, con más el 20%

del monto de condena según art. 3 de la Ley 26773.

III- Ahora bien, la demandada cuestiona el porcentaje de incapacidad.

Vale manifestar que la expresión de agravios de la demandada Fecha de firma: 16/10/2019 sobre el punto no cumple con los requisitos del art. 116, segundo párrafo Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.G., SECRETARIA Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA #24281511#247123457#20191016175449580 Poder Judicial de la Nación -“crítica concreta y razonada de las partes de la sentencia que el apelante considere equivocadas”-.

En efecto, no especifica cuáles serían los “vicios” que dice tener el dictamen, tampoco precisa cuáles serían esos “diversos elementos y/o argumentos que son inexactos, incorrectos y/o netamente subjetivos”, o por qué debería considerarse una “sobre valoración de la incapacidad” del actor.

Sumado a ello, cuestiona la falta de justificación del vínculo causal entre “un daño psíquico con el siniestro laboral”, cuando el perito no dictamina sobre la incapacidad psicológica.

En definitiva, no logra descalificar las sólidas conclusiones del perito médico en las que se apoya la decisión de la a quo. Pues, contrariamente a lo que afirma, entiendo que el apelante es el que no aplica un método de valoración de prueba que permita valorar la integralidad de las actuaciones, como sí lo hacen el perito en el dictamen y la Juez en la sentencia.

Veamos. Teniendo en mira la mecánica del accidente citado ut supra, con el diagnóstico inicial de la prestadora de la aseguradora, debiendo atravesar el actor una intervención quirúrgica, sumado al resultado de los estudios complementarios indicados por el auxiliar de justicia, puede afirmarse que el diagnóstico guarda vinculación con la causa, y que es valorado por la Magistrada según el principio de la sana crítica racional.

El informe médico – considerando parte la respuesta a la impugnación formulada por ART LIDERAR SA, ver fs. 87/95vta101/104-, afirma, en el marco de estudios radiográficos y de RNM, y luego de un exhaustivo tratamiento del tema (con fotografías en el cuerpo del informe), que el actor “a consecuencia del accidente laboral que padeciera el 07/02/2014, ( y con relato de “Los Hechos”), presenta minusvalías sobrevinientes al mismo, a saber: 1) Cicatrices; 2) Anquilosis de dedo meñique y fijación en flexión)

afectación de las funciones de la mano izquierda; 3) daño estético, (deformación evidente de la conformación de la mamo, visible a más de 1 mt.

de distancia con luz natural); 4) traumatismos de rodilla derecha con lesión ligamentaria (ligamento cruzado anterior y lateral interno). Describe también limitaciones de la movilidad y del funcionalismo de la articulación, por afectación del ligamento cruzado anterior y colateral interno con hidrartrosis.

Todo lo cual, le provoca discapacidad física sobreviniente al evento dañoso en un 38,47 % de la total obrera parcial y permanente, que incluye los factores de ponderación, según el esquema de B. de la capacidad restante –

método que llega firma a la alzada-.

Asimismo, el profesional recalca que la patología que padece el actor “es de carácter NO INCULPABLE”, y que la edad -43 años- “no tiene incidencia determínate en la producción de las lesiones”.

Luego, en la detallada respuesta a la impugnación del informe médico, sostuvo que: “la deformación de la mano traumatizada por la fractura de su dedo meñique y su ruptura tendinosa (…) configuran un daño físico con repercusiones sociales y laborales dado que la anquilosis en flexión de este Fecha de firma: 16/10/2019 dedo afecta las funciones primordiales de la mano, tal cual se informó a V.S. en Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.L.G., SECRETARIA Firmado por: A.H.P., JUEZ DE CAMARA #24281511#247123457#20191016175449580 Poder Judicial de la Nación la pericia, “esta anquilosis impide realizar las funciones de puño gancho, pinza y aro de la mano, con el dedo meñique en esta posición fija el dedo queda anulado (…)“el daño estético vulnera el derecho constitucional a la integridad personal y prefigura la necesidad de que sea indemnizado por el responsable (…) La entorsis de rodilla, cuadro padecido por el actor, se caracteriza por producir microtraumatismos de los ligamentos de la rodilla cruzados y laterales, cuya secuela es la elongación de los ligamentos de la rodilla con conservación en la dirección de sus fibras y responsable de los signos y síntomas detectados en la resonancia nuclear magnética obtenida por la pericia (…)El actor camina con marcha eubásica, manifestando que se presenta dolor e inestabilidad al acelerar el paso y correr, no puede jugar fútbol. No puede subir escaleras y le es muy...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba