Políticas públicas, la demanda de un nuevo gremialismo emprendedor

 
EXTRACTO GRATUITO

El año de elecciones causa revuelo entre políticos, economistas, inversores, trabajadores y también entre los emprendedores. Por primera vez en la Argentina, este grupo de empresarios emergentes busca consolidarse como un nuevo actor social, con una entidad gremial representante y una demanda concreta: una ley específica para los entrepreneurs.

Por estos días, figuras reconocidas de esta esfera intentan sumar voluntades en el Congreso para imponer su proyecto, sin importar el color político de quien asuma el mando a partir de diciembre. En el documento, la Asociación de Emprendedores de la Argentina (ASEA) -como se denominó a la nueva entidad-, compila una serie de propuestas para alentar la creación de empresas a nivel nacional y fomentar la industria del capital de riesgo.

En concreto, la iniciativa tiene como objetivo acortar los tiempos para fundar una compañía y facilitar su despegue con beneficios laborales e impositivos. También, promueve un cambio de reglas para los que apuestan a las compañías nacientes y regula mecanismos novedosos como la financiación colectiva. "Es increíble que un inversor de riesgo pague el mismo impuesto a las ganacias que un inversor común", dijo Manuel Tanoira, abogado del estudio Tanoira, Cassagne y Asociados y uno de los fundadores de ASEA. Junto a Esteban Wolf, creador de Chocorísimo, presentó el jueves pasado la "Ley ASEA", frente al público de Red Innova, un evento de emprendedores tecnológicos. Como parte de la campaña, invitaron al auditorio a sumarse a esta "red de emprendedores hecha por emprendedores", para alcanzar los 10.000 miembros (desde los 1000 actuales) antes de fin de año.

Otra ambición es contar con el visto bueno de los tres candidatos presidenciables que lideran las encuestas: Daniel Scioli, Mauricio Macri y Sergio Massa. Por lo pronto, se descuenta el espaldarazo de Macri, ya que la iniciativa fue acuñada en el think tank de Pro.

En detalle, uno de los puntos destacados del proyecto redactado en la Fundación Pensar, es la creación de Sociedades Anónimas Simplificadas en un tiempo no mayor a un día y con un solo socio. "Imaginen un país donde todo emprendedor tenga un CUIT y una cuenta en 24 horas", se entusiasmó Tanoira.

La nueva empresa, según el texto, gozaría también de beneficios laborales: un período de prueba de tres a 12 meses. Por otra parte, los empleadores podrían "imputar pagos en especie a más del 20% del total de la remuneración". Es decir que las nuevas sociedades...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA