Political Memory and The Aesthetics of Care

AutorMauro Greco
Páginas86-88
Revista de Estudios sobre Genocidio. Año 13, volumen 17, Buenos Aires, diciembre de 2022, ISSN-e 2362-3985
ÍNDICE
Political Memory and The Aesthetics of Care
Autora: Mihaela Mihai
Editorial: Stanford University Press. Stanford, 2022.
Reseña bibliográfica: Mauro Greco
En Memo ria po lític a y estét icas de l cuida do. El a rte de la comp licida d y la re sisten cia, Mihaela
Mihai, Senior Lecturer en la Universidad de Edimburgo y co -directora del Centro por la éti-
ca y el pensamiento crítico (CRITIQUE, por sus siglas en inglés) de la misma Universidad,
condensa el fruto de una copiosa investigación iniciada ocho años atrás. En este proyecto,
llamado “La ‘zona gris’: abordando complicidades complejas a las violaciones a los de-
rechos humanos”, financiado por el Consejo Europeo de Investigación, Mihai, junto a un
equipo de cuatro investigadores posdoctorales y un estudiante de doctorado, se abocó a
la ciclópea tarea de analizar simultánea y comparativamente los modos en que el arte ha-
bía colaborado en la elaboración de cuatro pasados radicales: Francia y la ocupación ale-
mana; Rumania y la dictadura estalinista; Argentina y su última dictadura; Sudáfrica y el
apartheid. El resultado de esta investigación, además del libro de Maša Mrovlje Rethinking
Political Jugement: Arendt and E xistencialism (2019), es este libro donde la filosofía política
se encuentra con los films studies, la teoría política con la crítica literaria, y Pierre Bourdieu
con los estudios de la memoria.
Partamos de la que quizá sea la principal (hipó)tesis del libro: en los tres casos en los
cuales se concentra el trabajo (Francia, Rumania y Sudáfrica), ha existido una doble era-
sure que, si por un lado individualiza, moraliza y punitiviza lo que fue una amplia impli-
cación social en los crímenes a la postre juzgados, por el otro, cuando el “oscuro día de
justicia” (Walsh, 2006) arriba, las resistencias a las injusticias pasadas son aplanadas
construyendo héroes míticos e inalcanzables, y borrando las resistencias impuras. Esta
doble borradura, sin embargo, no se realiza –desde ámbitos judiciales, políticos, perio-
dísticos– sin resistencias: lo que Mihai llama caring refusenik (p. x), objetores cuidadosxs
en una traducción literal del término (pero quizá habría que pensar en ellxs más como pa-
rresiastas cuidadosxs), son quienes se encargaron de señalar, por un lado, la implicación
social en lo posteriormente ajenizado y demonizado, y, por el otro, las pequeñas resisten-
cias que, sin ser actos espectaculares de voladuras de panzers alemanes o de apparat-
chiks estali nistas, co ntribuye ron a esmer ilar los re gímenes: l a ocupació n, una dict adura y
el racismo institucionalizado.
El medio a través del cual estos objetores cuidadosxs contribuye(ro)n a problematizar la
doble-borradura es través de lo que Mihai llama the seductive power of ar t: este poder se-
ductor del arte, lejos del elitismo cultural adorniano como del populismo acrítico de mercado
(o Esta do) que co nsider a cualqu iera exp resión artística buena po r sí mis ma, se r efiere a pro-
ductos estéticos muy precisos –Mihai deja en claro el criterio bajo el cual los selecciona– que
permiten sacarnos de nuestra zona de confort epistemológica, producir epistemic frictions
(Medina, 2013b, p. 9), y –retomando el término acuñado por Alison Landsberg (2004)– pro-
veer a lxs lectores una prosthetic memory para ponerse en los zapatos de aquellos personajes

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR