Política exterior: las asignaturas pendientes en el área con mejor performance del Gobierno

 
EXTRACTO GRATUITO

Mauricio Macri se acerca al final de su mandato con una serie de objetivos cumplidos en materia de política exterior, pero también con una lista de temas claves que quedaron pendientes en sus primeros cuatro años de gobierno.El ingreso a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), una resolución de la crisis institucional que atraviesa Venezuela, la firma de nuevos tratados de libre comercio previstos y un avance sustancial en las conversaciones con el Reino Unido sobre la soberanía de las islas Malvinas permanecen con un signo de interrogación tras un período de macrismo que, pese a las cuentas pendientes, tiene a la diplomacia como una de las áreas que más logros exhiben.Aunque durante los primeros años del gobierno de Cambiemos se gestionaron los apoyos necesarios de la comunidad internacional para que la Argentina ingrese a la OCDE, en el equipo del canciller Jorge Faurie admiten que en lo que resta del año es improbable que haya novedades de peso debido a que el organismo no tiene previstas en el corto plazo reuniones de alto nivel en las que pueda surgir la invitación a nuestro país. La última vez que la entidad nombró a un país como miembro permanente fue en mayo del año pasado, a Colombia.El ingreso a la OCDE es uno de los objetivos permanentes de la gestión que figuran, por ahora, incumplidos. La demora del organismo en aceptar al país -que ya cuenta con el apoyo de los 36 miembros del grupo- hasta provocó una reacción pública del presidente Macri, cuando en la conferencia de prensa del G-20 en Buenos Aires manifestó su malestar por la demora. "Estamos en el primer lugar de la lista, pero estamos trabados porque no se ponen de acuerdo [...]. Es una lástima", lanzó.El objetivo de lograr una salida política para la crisis venezolana, pese a los reiterados esfuerzos diplomáticos de varios países de la región también, tiene calificación de insuficiente. El Grupo de Lima, que integra la Argentina, no logró hasta ahora forzar al régimen de Nicolás Maduro a dar un paso al costado o a convocar a elecciones libres pese a las reuniones de cancilleres, el anuncio de reducción de representaciones diplomáticas y la difusión de numerosos comunicados conjuntos."Venezuela está pendiente. Por los venezolanos y por el peligro que implica para la región. Es una bomba que late", dicen en la cartera que conduce Faurie, al tiempo que subrayan que hoy habrá una nueva serie de encuentros de alto nivel para abordar la cuestión...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA