Poli advirtió que la relación con el Gobierno será 'con la debida distancia'

 
EXTRACTO GRATUITO

http://www.lanacion.com.ar/1567753-el-obispo-mario-poli-dijo-que-la-relacion-con-cristina-sera-de-respeto-y-colaboracion-pero-cel gobierno de Cristina Kirchner viró bruscamente su estrategia y avanzó en un intento de http://www.lanacion.com.ar/papa-francisco-jorge-bergoglio-t49139y de mostrar euforia ante el sorprendente http://www.lanacion.com.ar/francisco-y-la-argentina-t49170El Vaticano confirmó ayer que Poli es el sucesor del cardenal Bergoglio en la Arquidiócesis de Buenos Aires. La noticia había sido filtrada el día anterior por el Gobierno, lo que había despertado malestar en la curia. Como es de práctica, ayer se comunicó en forma simultánea en Roma y en Buenos Aires. Aquí lo hizo el nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, a través de la agencia católica AICA."Damos gracias por la prontitud y providencialidad de esta designación que una vez más pone de manifiesto el amor del Santo Padre hacia la Iglesia peregrina en Buenos Aires", informó el Arzobispado. El ministerio de Poli, de 65 años, se iniciará el 20 de abril, a las 16.Amigo y antiguo colaborador de Bergoglio como obispo auxiliar entre 2002 y 2008, Poli es de andar lento y de pocas palabras, aunque alzó su voz frente a las injusticias y cuestiones contrarias a la doctrina de la Iglesia como el aborto o el matrimonio igualitario.Ayer no dejó pasar el giro de la Presidenta a partir del cambio en el Vaticano. Así, manifestó que la relación con el gobierno nacional se planteará con respeto, pero también con la "debida distancia y diferencia". Y añadió: "Somos dos cosas distintas".Ante la prensa local, continuó: "La cercanía con la gente también nos hace pensar y podemos decir cosas". Era en referencia a las diferencias y distanciamientos que tuvo Bergoglio en su momento con el ex presidente Néstor Kirchner por las críticas que lanzaba desde los altares.Relató luego que la llamada telefónica en la cual le avisaron que Bergoglio lo quería como sucesor en el Arzobispado de Buenos Aires lo tomó por "sorpresa" y le causó "perplejidad y asombro".Comparó luego su situación con la de Bergoglio, cuando los periodistas pampeanos le preguntaron cómo se sentía de tener que irse. "No tengo razones de peso para decir que no, no es una razón suficiente que esté contento acá, él estaba contento en Buenos Aires y lo eligieron papa y se quedó allá y no pudo volver", explicó, antes de mostrarse nostálgico: "Soy porteño, quiero a Buenos Aires, porque...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA