Polémica: Jara castigado, y Ricci dirige a la selección

 
EXTRACTO GRATUITO

VIÑA DEL MAR, Chile (De nuestros enviados especiales).– Mientras tiene a tres dirigentes presos en Suiza por los casos de soborno y corrupción que destaparon el FBI y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, la Conmebol procura que en su torneo insignia, la Copa América, tan manchada en su comercialización, no haya margen para la impunidad por los excesos cometidos dentro de las canchas. Pero no logra mostrar credibilidad ni mucho menos seriedad. En horas de la tarde, la entidad continental actuó sobre lo que no había advertido el árbitro brasileño Sandro Ricci en Chile-Uruguay y anunció que Gonzalo Jara fue suspendido por tres partidos, sanción que lo deja fuera del torneo. Pero en la noche llegó una nueva desprolijidad: minutos después de que desde el seno de la Conmebol asegurarán que el ecuatoriano Carlos Vera iba a dirigir Argentina vs. Paraguay, se resolvió un cambio y el que lo arbitrará será el brasileño Sandro Ricci. Sí, el mismo del polémico caso Jara y el mismo que dirigió Argentina y Uruguay y expulsó a Gerardo Martino.

"No hay control, esto es un cambalache", expresó una fuente de la entidad tras el cambio en el referato. Obviamente en el seno de la delegación nacional el cambio no gustó. Martino había criticado mucho todo lo sucedido en el incidente Jara-Cavani, y la designación del brasileño no cayó bien. La Nacion calificó con un regular la actuación de Ricci en el partido ante Uruguay, por la segunda fecha del Grupo B.

En cuanto a la sanción de Jara, el caso se convirtió en un pleito entre las "cancillerías" futbolísticas de Uruguay y Chile, lo cual también derivó en un debate moral entre lo que es admitido como una picardía para sacar ventaja o es considerado como una provocación humanamente denigrante que no puede pasarse por alto. Como se dijo, Ricci no vio ni consignó en su informe que el defensor le introdujo un dedo en el ano a Edinson Cavani, que reaccionó con un leve golpe que le valió la segunda tarjeta amarilla y la consecuente expulsión. También trascendió que Jara lo provocó a Cavani por la detención de su padre en Uruguay. Eso ocurrió en el partido por los cuartos de final disputado el miércoles pasado en Santiago, y desde entonces se encendió una polémica en la que se mezclaron los intereses deportivos y los valores que deben regirlo. Desde muchos sectores chilenos se recuerda el largo historial de violencia que tiñe al fútbol uruguayo y se lo acusa de hipócrita por quejarse de las malas artes a las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA