Políticos unidos para que las barras vayan a Brasil

La cumbre barra iba a ser la semana pasada en la cancha de El Porvenir, pero el reciente ataque a la casa del presidente del club, Enrique Merelas, los obligó a modificar la sede. El objetivo del encuentro, de todos modos, no cambió en lo más mínimo: el desafío es reconstruir la agrupación Hinchadas Unidas Argentinas (HUA) camino al Mundial de Brasil.

Ya no son como antes 58 barras bravas de distintos clubes ni tienen un líder político tan identificado como lo era el kirchnerista Marcelo Mallo durante la excursión a Sudáfrica, en 2010. El grueso de HUA está conformado ahora por barras del ascenso y con las de algunos pocos equipos de primera. Y a diferencia del Mundial pasado, la agrupación no cuenta esta vez con el kirchnerismo como única fuente de financiación. Apelan a la ayuda de sus nexos políticos en cada uno de sus territorios de influencia. Así, desde las sombras, el apoyo puede ser variado, con aportes tanto de oficialistas como de opositores.

A fin de mes partirá una primera comitiva a Brasil para allanar lo que será el desembarco, en junio. A este primer viaje no irán más de diez barras. En Porto Alegre los espera Hierro Martins, el jefe de Guarda Popular, la barra brava de Inter, uno de los clubes más populares de la ciudad. Martins mantiene desde hace años vínculos con los referentes de las hinchadas de Independiente, Godoy Cruz, Platense, San Telmo y Huracán. Compartió con ellos el paraavalanchas en un partido entre la Argentina y Brasil, jugado en 2011, en el estadio Mario Kempes de Córdoba.

La cúpula de HUA, en el encuentro de la semana pasada, informó que la idea es ir a Brasil en diez micros, con 65 pasajeros en cada uno. Se hospedarán "en un predio de Inter", en Porto Alegre, y estiman quedarse en el Mundial tanto como dure la estada del seleccionado nacional. Y un dato que no es menor: de los 650 posibles viajeros, ninguno de ellos tiene hasta el momento entradas para los partidos de la Argentina, según confiaron a LA NACION.

Hierro Martins reconoció su relación con las hinchadas argentinas y se excusó vía e-mail de dar mayores precisiones sobre el acuerdo con los argentinos. Sin embargo, hace un mes, dio detalles en una entrevista con el diario Olé: "Hace tiempo estamos trabajando para alojar a mis colegas argentinos acá. Vamos a tener lugar disponible para los 300 que ya avisaron que vienen, sin problemas. Y seguro podemos recibir hasta 500 en un sitio del distrito Partenón. Seré el encargado de alquilarles los micros...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba