Con polémica, empiezan las obras de la terminal de ómnibus del Sur

 
EXTRACTO GRATUITO

En medio de una polémica, en los próximos días comenzarán las obras en Villa Soldati para la construcción , de media y larga distancia, que promete reducir en un 40% el tráfico en la estación de Retiro, según las estimaciones oficiales.Aunque la oposición coincidió en la necesidad de desarrollar el proyecto para mejorar la calidad de vida de los vecinos del sur de la ciudad, cuestiona al gobierno porteño. de los trabajos a la empresa Terminales Terrestres Argentina SA y sostiene que es una privatización encubierta del terreno sobre el cual se asentará.Hoy, incluso, será presentada una denuncia penal contra los funcionarios involucrados en el trámite por fraude en perjuicio de la administración pública, entre otros delitos.La iniciativa de obra, encabezada por la misma compañía que ejecutará los trabajos y que administra la terminal de Retiro, fue adjudicada un año atrás. Empezará a concretarse este mes, luego de que la Legislatura porteña aprobara la ley para incorporar la definición de "transporte interjurisdiccional" al Código de Planeamiento Urbano.La nueva terminal funcionará en un predio de cuatro hectáreas, situado entre las avenidas Dellepiane y Perito Moreno y la calle Lacarra, en Villa Soldati. Fue ideada con los objetivos de desconcentrar las operaciones de Retiro -que tiene unos 1800 servicios por día- y favorecer a los vecinos del sur porteño.Para algunos referentes de la oposición, las cosas no están tan claras. La legisladora Graciela Ocaña (Confianza Pública) sostuvo: "Hubo una adjudicación directa a una empresa como Terminales Terrestres Argentina SA, cuyo dueño, Néstor Otero, estaría fuertemente involucrado en varios hechos de presunta corrupción, en complicidad con el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime".Ocaña cuestionó además que el predio, que la Ciudad entregó a la compañía mediante un contrato de leasing (alquiler con derecho de compra), "quedará en manos de un privado". Y agregó: "No se trata de una concesión. La empresa pagará una cuota por la financiación durante 18 meses a la tasa más baja del mercado. Al finalizar ese período, abonará dos millones de pesos más y se quedará con el terreno".En similar sentido se expresó Alejandro Bodart, del MST. "Fue todo un procedimiento irregular. La empresa ni concursó. Además, el gobierno porteño continúa con la metodología del regalo de los terrenos públicos a privados. Por esta terminal la Ciudad no recibirá ningún ingreso; la compañía sólo pagará por el préstamo que le hace el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA