El poder oscuro que Macri no puede controlar

 
EXTRACTO GRATUITO

Dos años después de haber accedido al gobierno, la administración de Mauricio Macri no puede controlar un poder oscuro, resbaladizo y peligroso que se mueve, a veces, dentro del Estado. ¿Quién financia a los autoconvocados transportistas de granos que llevan más de una semana en una huelga, por momentos violenta? ¿Quién o quiénes ponen el dinero para que automóviles particulares se movilicen detrás de los camiones y les vacíen las cargas? ¿De dónde surge esta movilización que no cuenta con el apoyo de las tres organizaciones representativas del transporte de granos? Funcionarios importantes del Gobierno manifiestan sus dudas, pero no tienen información sobre un culpable presunto. ¿Moyano? No hay pruebas, pero todo lo que se mueve sobre ruedas está relacionado con el líder camionero.

Algo de ese poder en la oscuridad está, en efecto, en poder de Moyano. ¿Cómo pudo tener durante tanto tiempo la obra social de los camioneros en bancarrota mientras crecía la fortuna familiar con dinero de la misma obra social, entre otros ingresos? El actual combate de Macri con Moyano es decisivo. ¿Se animará Macri a hacer lo que los presidentes peronistas no quisieron hacer: llegar a un final de partida con el líder camionero, aun con el riesgo de perder? Ni Menem ni Néstor ni Cristina Kirchner quisieron probar suerte en un duelo definitivo con Moyano. Prefirieron aliarse a él o mantenerlo lejos, pero siempre evitaron la batalla final. Macri y Moyano no tienen ahora otra alternativa que enfrentar el último combate. El Presidente quedaría muy debilitado si cediera a estas alturas ante Moyano. Y Moyano sabe que la derrota es, en su caso, un sinónimo de la cárcel.

Pasó casi inadvertida, pero una de las novedades más demostrativas de ese poder sombrío es el hallazgo que sucedió hace pocos días en la AFIP, la agencia de recaudación impositiva del país. El compromiso legal de la AFIP con el Estado y con los ciudadanos es la preservación sin fisuras del secreto fiscal. De hecho, la AFIP tiene información más vasta y real de los argentinos que cualquier servicio de inteligencia. Sabe en qué gasta su dinero cada ciudadano que tributa, cuántas propiedades tiene, qué auto o autos compró, con qué personal cuenta, cuáles son sus gustos, cuántas veces viaja y hacia dónde viaja. Un servicio de inteligencia tiene que salir a buscar esa información. La AFIP la tiene en su sistema informático. Por eso, Macri nombró al frente del organismo a Alberto Abad, un hombre de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA