Sentencia de Camara Contencioso Administrativo Federal- Sala V, 31 de Julio de 2018, expediente CAF 004341/2008/CA002 - CA001

Fecha de Resolución31 de Julio de 2018
EmisorCamara Contencioso Administrativo Federal- Sala V

Poder Judicial de la Nación CAMARA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO FEDERAL- SALA V Expte. N° 4.341/2008 “POCHINTESTA ENRIQUE c/

GCBA Y OTROS s/ DAÑOS Y PERJUICIOS”

En Buenos Aires, Capital Federal de la República Argentina, a los días del mes de julio de dos mil dieciocho, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, para resolver los recursos interpuestos en el expediente “POCHINTESTA ENRIQUE c/ GCBA Y OTROS s/ DAÑOS Y PERJUICIOS”, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Se ajusta a derecho la sentencia apelada?

El Sr. Juez de Cámara, Dr. G.F.T. dijo:

  1. Que a fojas 1166/1186 el juez de grado hizo lugar a la demanda interpuesta por el Sr. E.P. contra el Estado Nacional (EN-PFA), el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (en adelante, GCBA) y los integrantes del grupo “Callejeros” (E.R.D., J.A.C., D.H.C., E.A.V., C.E.T. y P.R.S.F., con costas a las vencidas.

    En consecuencia, el magistrado a quo reconoció el pago de las indemnizaciones solicitadas en concepto de daño biológico (físico y psíquico) por la suma de $ 120.000 (pesos ciento veinte mil), con más la suma de $ 20.000 (pesos veinte mil) en concepto de tratamiento psicológico, la suma de $ 200.000 (pesos doscientos mil) en concepto de daño moral y $

    1.340 (pesos mil trescientos cuarenta) por devolución de gastos médicos, con más los intereses que correspondan por aplicación de la tasa pasiva promedio mensual y de acuerdo con la normativa aplicable a cada una de las demandadas para la ejecución de dicha deuda. Además, rechazó las excepciones de falta de legitimación pasiva y prescripción opuesta por el Estado Nacional.

    Para así decidir, con respecto a la primera de las excepciones antes indicadas, señaló que el Estado Nacional era también Fecha de firma: 31/07/2018 Alta en sistema: 01/08/2018 Firmado por: G.F.T., J.F.A., P.G.F., #11109003#212030688#20180731111607716 “responsable del siniestro ocurrido en el local ‘República Cromañón’, en tanto existieron controles deficientes por parte de la Superintendencia Federal de Bomberos, de la Policía Federal Argentina, no resulta forzoso concluir que la defensa de falta de legitimación pasiva opuesta por aquél debe ser rechazada, sin más” (v. fs. 1173).

    Luego de recordar los requisitos para la procedencia de la responsabilidad del estado, destacó que en la causa “C.O.E. y otros s/ Homicidio” el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 24, como así también las Salas III y IV de la Cámara Federal de Casación Penal, tuvieron por acreditados los hechos ocurridos con fecha 30 de diciembre de 2004 en el local “República Cromañón”, sito en esta ciudad, que derivaron en la muerte de 193 personas y dejando el saldo 1432 heridos.

    Con respecto a la responsabilidad del EN-PFA, sostuvo que en la causa penal antes citada se tuvo por acreditada la autoría del subcomisario C.R.D. del delito de cohecho pasivo, en concurso real con su participación necesaria en el incendio seguido de muerte, capaz de comprometer la responsabilidad del Estado. Ello así, en tanto que el citado funcionario omitió la realización de los controles que estaban a su cargo, por lo cual se configuraba un supuesto de falta de servicio. En igual sentido, consideró que se verificaba la responsabilidad del GCBA por el incumplimiento de sus deberes por parte de la Coordinadora General de la Unidad Polivalente de Inspecciones, la Subsecretaría de Control Comunal y la Dirección General Adjunta, tal como surgía de los hechos probados en la citada causa penal.

    En cuanto a la intervención de los terceros, recordó que fueron traídos a juicio en los términos del artículo 94 del CPCCN y luego de citar jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, señaló que no existe obstáculo alguno para que la sentencia los afectara como a los litigantes principales, tal como lo dispone el artículo 96 de código de rito. Sin perjuicio de ello, rechazó la extensión de la condena con respecto al Sr.

    C.Á.V. y G.I.S..

    Con respecto a la procedencia de los rubros indemnizatorios, sostuvo que los hechos en estudio produjeron -tal como lo consideró el perito médico legista designado en autos- una injuria pulmonar asociada a la inhalación de sustancias tóxicas que derivó en una incapacidad Fecha de firma: 31/07/2018 Alta en sistema: 01/08/2018 Firmado por: G.F.T., J.F.A., P.G.F., #11109003#212030688#20180731111607716 Poder Judicial de la Nación CAMARA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO FEDERAL- SALA V respiratoria severa, bronquitis crónica con lesión de la mucosa bronquial e hipersecreción viscosa que le genera tos productiva frecuente. A partir de tales hechos, el experto dictaminó que el actor poseía una incapacidad por stress postraumático grado 3, que le genera una incapacidad del 20%, una bronquitis crónica que le producía un 4% de incapacidad, mientras que el daño estético le produjo un 14% de incapacidad. De este modo, concluyó el actor registraba una incapacidad del 38% definitiva y permanente.

    También destacó que el perito recomendó continuar con el tratamiento psicológico semanal por el plazo de dos años, en tanto sufría obsesiones y fobias. De acuerdo con tales consideraciones, reconoció las sumas dinerarias antes mencionadas, las que podían ser reclamadas total o parcialmente contra todos los condenados, sin perjuicio de las ulteriores acciones de regreso.

  2. Que a fojas 1188 el GCBA interpuso recurso de apelación y a fojas 1218/1225 fundó sus agravios.

    Allí, cuestionó la procedencia y el monto reconocido en concepto de daño biológico. En particular, se agravió con relación al daño psicológico, ya que los resultados arribados en el dictamen pericial se sustentaban en las conclusiones de una psicóloga que no fue designada como perito de autos y “de la cual no nos consta el antecedente profesional que se menciona” (v. fs. 1218 vta.). También apeló el reconocimiento de las sumas correspondientes al tratamiento psicológico, en tanto consideró que eran incompatibles con el reconocimiento del daño psicológico, y cuestionó

    el monto otorgado por daño moral. Alegó que tampoco correspondía reconocer el rubro gastos médicos por no estar acreditados.

    Por otro lado, se agravió en cuanto la sentencia no determinó la proporción de la contribución de la condena y cuestionó que los intereses sean computados desde el momento de los hechos. En último lugar, sostuvo que la sentencia omitió aplicar la Ley Nº 189 y el artículo 22 de la Ley Nº 23.982.

    A fojas 1282/1284, dicha parte contestó los agravios vertidos por sus contrarias.

    Fecha de firma: 31/07/2018 Alta en sistema: 01/08/2018 Firmado por: G.F.T., J.F.A., P.G.F., #11109003#212030688#20180731111607716

  3. Que el actor apeló a fojas 1189 y expresó agravios 1201/1211, los que fueron replicados por el GCBA a fojas 1255/1257.

    En su memorial sostuvo que el monto reconocido en concepto de daño biológico resultaba insuficiente, en tanto que el baremo de los Dres. M.C. y D.S. determinaba que la incapacidad era del 30%, tal como lo expuso en la impugnación del dictamen pericial. Citó

    jurisprudencia en apoyo de su postura.

    También invocó que eran insuficientes las sumas fijadas en concepto de tratamiento psicológico y por daño moral, citando jurisprudencia en sustento de su tesitura. Además, cuestionó la tasa de interés y solicitó

    que se aplique la tasa activa.

    A fojas 1265/1280, el accionante contestó los agravios vertidos por sus contrapartes.

  4. Que a fojas 1191 apeló el EN-PFA y expresó agravios 1227/1253, los que fueron contestados a fojas 1259/1263 por el GCBA.

    En su recurso sostuvo que era improcedente extender la condena a su parte en tanto había sido citado como tercero, con cita de jurisprudencia. Además, señaló que era improcedente aplicar la condena penal ya que el funcionario del Estado Nacional “no tenía al momento del hecho funciones a su cargo, cuyo incumplimiento hubiera generado, ni directa, ni indirectamente, ni en forma remota la tragedia que nos ocupa” (v.

    fs. 1231 vta.). Alegó que no existía prueba alguna que acreditara la falta de cumplimiento de las funciones del Estado Nacional.

    Planteó la nulidad de la sentencia en tanto rechazó la defensa de falta de legitimación pasiva sin fundamentos, crítica que extendió

    a las conclusiones del juez con respecto a las funciones que había incumplido su parte. En apoyo de su tesis, citó jurisprudencia y se refirió al alcance de las condenas penales. Planteó la inexistencia de nexo causal, cuestión que su criterio también fue omitida en la sentencia de grado.

    Por otro lado, cuestionó la procedencia y los montos por los cuales prosperó la condena; en particular, alegó que el daño estético no fue reclamado por el actor en su demanda. Además, solicitó se distribuyera la responsabilidad en la producción del daño. Alegó que los intereses deben ser Fecha de firma: 31/07/2018 Alta en sistema: 01/08/2018 Firmado por: G.F.T., J.F.A., P.G.F., #11109003#212030688#20180731111607716 Poder Judicial de la Nación CAMARA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO FEDERAL- SALA V computados desde que se pusiera en mora a su parte y en último lugar cuestionó la imposición de costas.

  5. Que con carácter previo al análisis de los agravios interpuestos por las partes, conviene efectuar una breve reseña de los hechos en los que se fundó la pretensión del actor y a partir de los cuales el juez de grado hizo lugar a la demanda.

    En este sentido, la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal (en adelante CFCP), en el marco de la causa “VILLARREAL, R.A. y otros s/ Recurso de casación”, en la que se analizó la responsabilidad penal de los involucrados en los hechos aquí referidos (Expte. Nº 247/2005/T01/4/CFC, sentencia del 21/09/15), señaló que -de acuerdo con lo expuesto por el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 24 de esta ciudad- resultó acreditado que “el día 30 de diciembre del año 2004, en el local ‘República Cromañón’ sito en la calle B.M. 3.060 de esta ciudad, y en momentos en que el conjunto musical ‘Callejeros’ estaba...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR