Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 20 de Abril de 2018, expediente CNT 068585/2013/CA001

Fecha de Resolución20 de Abril de 2018
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA NRO. 92428 CAUSA NRO. 68.585/2013 AUTOS: “POBLET, MARA INES C/ BRISTOL MEDICINE S.R.L. S/

DESPIDO”

JUZGADO NRO. 28 SALA I En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 20 días del mes de abril de 2.018, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La D.M.C.H. dijo:

I- La señora jueza “a quo”, a fojas 241/243, hizo lugar parcialmente al reclamo de modo tal que condenó a la demandada a pagar las indemnizaciones derivadas del despido y algunos créditos de naturaleza salarial y desestimó la pretendida reparación por daño moral y acoso psicológico. Tal decisión es apelada por ambas partes: la actora lo hace a tenor del memorial obrante a fojas 246/248 y vta. y la demandada, en virtud de las manifestaciones vertidas a fojas 251/252 y vta. De su lado, el señor perito contador y la representación letrada de la parte actora, por derecho propio, cuestionan la regulación de sus honorarios por considerarlos reducidos (ver fs.244 y 249, respectivamente).

Los agravios articulados por las partes merecieron oportuna réplica de sus contrarias, según surge de la presentación de la actora a fojas 255/256 y vta. y de la accionada a fojas 257 y vta.

II- Surge de autos que la demandada fue declarada rebelde en los términos del artículo 86 de la ley 18345 pues, encontrándose debidamente notificada, según constancia de fojas 218 y vta., no compareció a la audiencia de posiciones (ver acta de fs.216) y las razones esgrimidas para justificar su ausencia a fojas 213/215 no fueron atendidas por la señora sentenciante de grado (ver fs.221). La accionada cuestionó dicha resolución a fojas 222/223 y vta., presentación que motivó el dictado del auto ratificatorio de fojas 227.

Adelanto que los agravios deducidos por la accionada no pueden progresar. Al respecto, comparto el criterio expuesto por la señora sentenciante de primera instancia cuando precisa que el artículo 419 del CPCC establece que “la enfermedad deberá justificarse con anticipación suficiente a la audiencia, mediante certificado médico. En éste deberá consignarse la fecha, el lugar donde se encuentra el enfermo y el tiempo que durará el impedimento para concurrir al tribunal…”.

Tales recaudos no se advierten cumplidos en las constancias adjuntadas por la accionada a fojas 213 y 214. Ello, sumado a que pudieron ser solicitados “de favor” a alguno de los profesionales médicos prestadores -como señala la parte actora a fojas 216- y más allá que dicha circunstancia que ha sido Fecha de firma: 20/04/2018 Firmado por: G.G., JUEZA DE CAMARA Firmado por: M.C.H., JUEZA DE CAMARA #19790420#204264362#20180420085555646 Poder Judicial de la Nación verificada en autos, su presentación el mismo día de la audiencia, con una antelación menor a dos horas, impidió ejercer el control adecuado del estado de salud de los socios gerentes requeridos.

Cabe destacar que tampoco surge de autos ningún elemento probatorio idóneo que permita desvirtuar la presunción aludida. Las testigos oportunamente ofrecidas en el responde -señoras C.T. y K.P., cf.fs.24- no comparecieron a la audiencia designada, pese al compromiso asumido por la parte y, en consecuencia, la accionada perdió el derecho de valerse de dicho medio probatorio (cf.fs.194). Tampoco comparecieron los señores R.M., M.O. y A.N., pese al compromiso asumido, por lo que también fueron perdidos dichos testimonios (cf.fs.204).

Resta agregar que el dictamen pericial contable obrante a fojas 197/198 y vta. no resulta idóneo a los fines pretendidos, toda vez que si bien el experto afirma que los libros son llevados en legal forma, lo cierto es que los datos consignados en ellos conforman un registro unilateral del empleador que, en modo alguno, puede ser oponible a la trabajadora, quien quedaría en estado de indefensión al no haber participado de su confección. Claramente, como se ha dicho, los libros contables sólo prueban lo que dicen y no lo que omiten decir.

Al respecto nuestro Alto Tribunal ha sentado como principio que la misión de los jueces no se cumple acabadamente sino haciendo efectivo el derecho del artículo 18 de la Constitución Nacional mediante el primado de la verdad jurídica objetiva, lo que los faculta a valerse de todas las constancias obrantes en la causa para esclarecer los hechos debatidos. El ocultamiento de esa verdad, la renuncia consciente a ello, no son compatibles con el adecuado servicio de justicia (conf. Fallos: 287:153; 290:293; 292:211; 293:106, entre otros) sin que ello importe suplir la conducta omisiva de las partes, ni vulnerar la bilateralidad del proceso.

En definitiva y por los motivos expuestos, considero que corresponde desestimar este aspecto de la memoria presentada por la accionada y, en...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR