Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala B, 5 de Octubre de 2023, expediente COM 007790/2021/CA001

Fecha de Resolución 5 de Octubre de 2023
EmisorCamara Comercial - Sala B

Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial Sala B

7790/2021 – POBIEGAJLO, N.A.J. C/GUINI SA

S/SUMARÍSIMO

Juzgado nro. 4 Secretaría nro. 7

Buenos Aires,

Y VISTOS:

I.M. la intervención de esta Sala los recursos interpuestos por N.A.J.P. a fojas 273/275 y por Guini SA a fojas 277

contra la sentencia de fojas 271/272, que hizo lugar a la demanda y, en consecuencia, condenó a la concesionaria a pagar las sumas de $ 355.457,88, en concepto de daño emergente, más intereses; y de $ 500.000, por el rubro daño punitivo. El memorial del señor P. se encuentra a fojas 273/275, y fue contestado a fojas 279/281. Los agravios de Guini SA se encuentran agregados a fojas 283/284 y obtuvieron respuesta a fojas 288/294.

La señora Fiscal de Cámara dictaminó a fojas 306/316.

  1. El señor N.A.J.P. demandó a Guini SA

    por incumplimiento del contrato de compraventa automotor. Expresó que el 15 de julio de 2020 se apersonó en las oficinas de Guini SA, concesionaria oficial de Chrysler, para comprar la camioneta RAM 1500 5.7 V8 Laramie 4x4, chasis número Fecha de firma: 05/10/2023

    Firmado por: M.G.V., JUEZA DE CAMARA

    Firmado por: M.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.E.M., SECRETARIA DE CAMARA

    LG232248. Relató que abonó en concepto de reserva la suma de $ 25.000 en efectivo, y que le entregaron un recibo suscripto por el señor H.G., donde se consignó que el precio de venta era de U$S 47.400 al tipo de cambio de U$S 1

    equivalente a $ 75, es decir, $ 3.555.000.

    Alegó que el 20 de julio de 2020 integró el 10% en concepto de seña conforme lo solicitado por la accionada mediante 5 depósitos bancarios consecutivos en la cuenta de titularidad de aquélla en el BBVA Banco Francés, que totalizaron la suma de $ 330.457,88. Manifestó que quedó así integrada la reserva, en los términos de los artículos 1059, 1060, 1061 y 1062 del Código Civil y Comercial de la Nación.

    Señaló que, de ese modo, el negocio tuvo principio de ejecución y,

    sin embargo, la demandada se arrepintió de vender el rodado en el precio fijado.

    Precisó que, transcurridos tres meses de los pagos referidos, el 09.10.2020 la accionada le informó que la unidad había aumentado a la suma de U$S 52.980 y que,

    además, la cotización del dólar era de U$S 1 equivalente a $ 81.

    Reclamó la devolución del importe de $ 710.915,88, en concepto de seña, $ 300.000 en calidad de daño moral y $ 500.000 por daño punitivo.

  2. A fojas 56/60 se presentó Guini SA y contestó demanda.

    Realizó una negativa pormenorizada de los hechos expuestos en la demanda, y, en particular, negó haberse arrepentido de la venta del automóvil. Sostuvo que el precio de la camioneta aumentó y que la suma abonada inicialmente no congeló el valor de la unidad. Agregó que el señor P. no rechazó el mail por el cual se le Fecha de firma: 05/10/2023

    Firmado por: M.G.V., JUEZA DE CAMARA

    Firmado por: M.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.E.M., SECRETARIA DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial Sala B

    informó el incremento del precio del rodado. Finalmente, postuló la improcedencia de los rubros indemnizatorios pretendidos.

  3. El señor Juez Nacional de Primera Instancia admitió la demanda y condenó a Guini SA a pagar las sumas de $ 355.457,88 en concepto de daño emergente, más intereses conforme la tasa activa que percibe el Banco de la Nación Argentina para sus operaciones de descuento a treinta días, desde la fecha de mora (16.10.2020) y hasta el efectivo pago; y de $ 500.000 por el rubro de daño punitivo, rechazándose el daño moral reclamado. Impuso las costas a la demandada vencida.

    Indicó que la cuestión controvertida consiste en dilucidar si es procedente o no el aumento del precio del automóvil que el concesionario demandado pretendió cobrar al actor. En este sentido, consideró que la propia demandada fue la que fijó el precio y las demás condiciones de venta y que, en virtud de ello, el señor P. abonó la suma correspondiente a la seña y se obligó por el saldo de precio.

    Juzgó que el demandado debía comunicar al cliente si el precio no quedaba “congelado” con el pago de la seña, y dejar constancia de ello en el recibo.

    Señaló que la información sobre las condiciones de la compra provista por la demandada no resultó detallada, eficaz y suficiente en los términos del artículo 4 de la ley 24.240.

    Fecha de firma: 05/10/2023

    Firmado por: M.G.V., JUEZA DE CAMARA

    Firmado por: M.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.E.M., SECRETARIA DE CAMARA

    En ese marco, declaró resuelto el contrato y ordenó la restitución de las sumas entregadas por el actor en concepto de seña. Desestimó la procedencia del daño moral atento a que consideró que el actor no probó el daño alegado. Por otro lado, hizo lugar al daño punitivo en el entendimiento de que el incumplimiento de la demandada provocó un daño a la parte actora y un quebranto de sus derechos.

  4. El señor P. se agravió por el rechazo del daño moral.

    Entendió que quedó debidamente acreditado en autos la lesión espiritual que padeció a raíz del mal trato, la desaprensión y el desinterés del accionado. Agregó

    que concurrió feliz a la oficina de la demandada, aceptó el precio ofertado, reservó y señó un vehículo; y, sin embargo, terminó inmerso en un proceso judicial debido al incumplimiento de la contraria.

    Por su parte, Guini SA se quejó porque entendió que el daño punitivo es improcedente. Sostuvo que no se advierte en el caso la existencia de dolo, culpa grave, malicia o desprecio sobre los derechos del actor.

  5. En los recursos bajo estudio, no se encuentra controvertido que el señor P. entregó una seña a la concesionaria Guini SA por un automotor “Camioneta RAM 1500 5.7 V8 Laramie 4x4, color negra, D.B., Chásis número LG232248”, por la suma de $ 355.457,88; y que, al momento de cancelar el saldo, la demandada aumentó el valor pactado inicialmente. Además,

    se encuentra firme la responsabilidad de la demandada por el incremento del precio sin informar en forma fehaciente al consumidor las condiciones de contratación.

    Fecha de firma: 05/10/2023

    Firmado por: M.G.V., JUEZA DE CAMARA

    Firmado por: M.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.E.M., SECRETARIA DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial Sala B

    En este marco, la cuestión a resolver consiste en determinar la procedencia y cuantificación de los rubros daño moral y daño punitivo.

    1. En primer lugar, corresponde analizar el rechazo de la condena por daño moral.

      Cabe recordar que el daño moral ha sido caracterizado como la lesión a uno o varios intereses inherentes a la personalidad de un sujeto de derecho que incide en la capacidad de sentir, de querer o de pensar. Es todo dolor o sufrimiento producido por una lesión a los sentimientos más íntimos de las personas y que merecen una protección legal en tanto se les reconoce un valor principalísimo en la existencia y desarrollo del individuo y de la sociedad (esta Sala, “Vega, F.N. c/ Expreso Caraza SAC s/ sumario”, 20.03.2007, entre otros).

      La reparación del mismo queda librada al arbitrio judicial, quien apreciará libremente su procedencia siendo a cargo de quien lo reclama su prueba (CNCom, esta Sala, expte. nro. 2067/2019, “V.B.B., M.G. c/

      Assist Card Argentina SA de Servicios s/ ordinario”, 26.09.2022). Pero, además de probar la existencia del agravio, debe demostrarse, en lo posible, su cuantía o,

      cuando menos, las pautas de valoración que permitan al juzgador proceder a la determinación (CNCom, esta Sala, expte. nro. 15935/2021, “T., S.A. c/ Banco Santander Río SA s/ordinario”, 27.03.2023). De otra manera, la indemnización podría configurar una confiscación o enriquecimiento sin causa a Fecha de firma: 05/10/2023

      Firmado por: M.G.V., JUEZA DE CAMARA

      Firmado por: M.B., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: A.E.M.,...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR